Línea AIRYPLANT de plantillas de silicona espumada ultraligeras

La demanda de plantillas de silicona ha aumentado en los últimos tiempos, gracias a la mayor información que existe sobre el cuidado de nuestros pies. Por eso hoy te presentamos la línea AIRYPLANT de plantillas de silicona espumada ultraligeras.

La plantilla de silicona más ligera del mercado

Las plantillas de silicona espumada de la línea Airyplant nacen gracias a la investigación constante de Orliman, en conjunto con profesionales de la ortopedia, podología y medicina deportiva.

Están hechas de un material formado por dos componentes líquidos que se combinan, generando una reacción de canalización, que tiene como resultado la formación de una espuma resistente, de baja dureza, ligera y con una gran amortiguación.

Plantillas Airyplant para el cuidado del pie

A pesar de que el cuidado de los pies ha mejorado, estos siguen siendo la parte más descuidada de nuestro cuerpo. No en vano, el 70% de la población española sufre problemas de pies, aun cuando son los encargados de soportar todo el peso del cuerpo.

Pero, el cuidado de los pies no solo se trata de utilizar un buen calzado, ya que la carga a la cual estos son sometidos, especialmente las personas que trabajan muchas horas de pie, terminará desencadenando pies cansados y molestias en las articulaciones.

La gama completa de plantillas ultraligeras de la línea Airyplant, que tiene hasta un 50% menos de peso que las plantillas convencionales, se enfoca en ofrecer una solución que evita la evolución negativa de las enfermedades y permite el descanso del pie.

Airyplant PRO: Plantilla con descarga y apoyo retrocapital

La plantilla de silicona ultraligera con descarga y apoyo retrocapital ofrece un gran aporte técnico y su apoyo retrocapital amortigua los puntos de carga. Y está fabricada con tres tipos de silicona:

Silicona de alta densidad

Se encuentra en los arcos longitudinales y la zona del talón de la plantilla. Esto aporta una mayor estabilidad a nivel del tobillo, retropié y mediopié, tanto en la fase de contacto, como en la fase de apoyo total de la marcha.

Silicona de baja densidad

Esta silicona de baja densidad favorece la descarga en la zona del talón e inicio de los metatarsos, que son los puntos de mayor presión y donde se soporta más el peso.

Silicona espumada

La silicona espumada aporta ligereza y comodidad.

Esta plantilla está diseñada idealmente para la práctica deportiva, en pacientes que sufren alguna patología del pie como talalgias, bursitis, metatarsalgias, espolón calcáneo, fascitis plantar, pie diabético, pies dolorosos o cansados.

Airyplant confort: Plantilla con descarga

La plantilla de silicona ultraligera con descarga está diseñada para ofrecer una gran amortiguación. Presenta un acabado superficial granulado en la base de la plantilla, que proporciona un efecto de masajes que mejora la circulación sanguínea.

Esta plantilla está diseñada con dos tipos de silicona: la silicona espumada, que aporta ligereza y comodidad, y la silicona blanda de densidad media (al inicio de los metatarsos y el talón), para aliviar los puntos de mayor peso.

Su diseño aporta comodidad y amortiguación para el día a día de personas que quieren prevenir los pies cansados y necesitan una buena amortiguación.

Se pueden utilizar en caso de talalgia, bursitis, metatarsalgia, espolón calcáneo, fascitis plantar, pie diabético, pies dolorosos y cansados.

Airyplant daily: Plantilla de descanso

La plantilla de silicona ultraligera de descanso está diseñada para el día a día de pacientes con menor actividad física y esfuerzo. Aporta un efecto de masaje y mejora la circulación sanguínea gracias a su acabado superficial granulado en la base de la plantilla.

Esta plantilla está fabricada con una silicona espumada ligera y confortable que proporciona alivio en las zonas del inicio de los metatarsos y el talón.

Son ideales para personas con baja actividad física durante el día a día, pero que quieren evitar los pies cansados y sufren de talalgias, bursitis, metatarsalgias, espolón calcáneo, fascitis plantar, pie diabético y pies dolorosos.

Beneficios de las plantillas de silicona Airyplant

Las plantillas de la línea Airyplant tienen distintos beneficios, que las convierten en la mejor opción para los pacientes:

  • Están disponibles en diferentes tallas para distintos tamaños de pie.
  • Ofrecen confort para personas que permanecen largas horas de pie o realizan largos recorridos.
  • Son libres de látex, para evitar cualquier irritación.
  • Incluyen un forro de poliéster transpirable, de gran resistencia y fácil de lavar.
  • Transpirables, para contrarrestar la sudoración en los pies.
  • Ultraligeras, con lo que son casi imperceptibles.
  • Se adaptan a la anatomía del pie.
  • Son resistentes.
  • Absorben la humedad, con lo que se previene la formación de hongos o pie de atleta.
  • Tienen acción antibacteriana para evitar las infecciones.
  • Evitan malos olores y los ácaros.

Beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago

La artrosis representa una de las enfermedades reumáticas más frecuentes, millones de personas en el mundo sufren de ella actualmente. Esta enfermedad puede causar discapacidad si no se trata a tiempo, por eso hoy queremos hablar de cómo detectar los inicios de la artrosis y cuál es su tratamiento.

Therago para la rehabilitación y terapia funcional de personas que se encuentran en un proceso de recuperación, luego de una lesión, enfermedad o acto quirúrgico. Conoce todos los beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago.

¿Qué son las ortesis funcionales?

Las ortesis funcionales son ortesis dinámicas, que incorporan una parte elástica, que permite realizar los movimientos de la articulación o parte del cuerpo inmovilizada, dentro de un rango adecuado.

Gracias a esto, hacen que te sientas más seguro en el momento de realizar la rehabilitación y terapia funcional, mientras te recuperas de una lesión previa, con lo que se acelera el proceso de recuperación y se previenen nuevas lesiones.

Materiales usados en la línea funcional Therago

La línea Therago incorpora ortesis funcionales que están hechas con un diseño innovador y estético, de un tejido elástico transpirable de punto tridimensional. No tienen costuras, con lo que brindan comodidad y se evitan los rozamientos molestos.

Cuentan con un material textil resistente y reforzado en sus extremidades, lo que ofrece una adecuada adaptación anatómica y durabilidad. Además, vienen con puntos de silicona en su interior que evitan la migración durante la actividad.

Estos artículos son productos sanitarios clase I, en donde se han realizado análisis de riesgos (UNE EN ISO 14971), minimizando todos los riesgos existentes. Se han realizado los ensayos conforme a la normativa europea UNE-EN ISO 22523 de Prótesis y Ortesis.

Beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago

Gracias a la diversidad de ortesis funcionales que ofrece la línea Therago, se puede facilitar una recuperación funcional adecuada, eficaz y en menor tiempo, para retomar las actividades diarias y deportivas de forma óptima.

Los principales beneficios terapéuticos que ofrece Therago son:

Se pueden usar en combinación con terapia funcional

La elasticidad de las órtesis facilita su uso durante la terapia funcional y física, lo que permite una rehabilitación dinámica, con movimientos controlados de los miembros y las partes del cuerpo tratadas.

Brindan seguridad durante los movimientos

Con las ortesis funcionales se siente una mayor seguridad para realizar cada movimiento. Están pensadas para ser el acompañante perfecto en cada fase de rehabilitación y recuperación.

Reabsorción de edemas y hematomas durante el movimiento

Los puntos de relieve brindan un efecto de micromasaje, el cual favorece la reabsorción de edemas y hematomas durante el movimiento, ayudando a reducir la inflamación y el dolor.

Adaptación a cada parte del cuerpo

Cada una de las ortesis de la línea TheraGo está inspirada en las estructuras anatómicas de cada segmento corporal. Los puntos de silicona en su interior evitan la migración durante la actividad física y la terapia funcional.

Adecuada estabilización

Sus componentes rígidos aseguran una adecuada estabilización de los músculos y articulaciones, permitiendo el desarrollo del movimiento de forma controlada.

Mejoran el equilibrio y la propiocepción

El equilibrio estático y dinámico aumentan cuando se usan las ortesis de Therago, además mejoran la función neuromuscular y reducen la posibilidad de que una lesión se repita.

Compresión y estabilización personalizada

Las cinchas permiten una compresión y estabilización adecuada e individualizada. Algunas de las ortesis de la línea Therago incorporan almohadillas viscoelásticas para una presión selectiva.

Productos de la línea Therago

La línea Therago ofrece una diversidad de ortesis funcionales que ayudarán con los procesos de recuperación de lesiones en las distintas extremidades. Conoce nuestros productos:

HOMBRERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Tiene una cincha con doble ajuste (anterior y posterior) que permite una tensión personalizada y una fácil colocación, además de un protector axilar para mayor comodidad.

Estabiliza, sujeta y comprime el hombro, produciendo un efecto anti gravitacional que descarga la articulación, disipando las tensiones musculares y mejorando la sensibilidad propioceptiva.

Se puede usar en casos de distensión y contusión muscular, desgarro o rotura de fibras musculares, esguince y subluxación de hombro, tendinitis, artrosis e irritación postoperatoria y postraumática.

CODERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Esta ortesis incorpora 2 almohadillas viscoelásticas, para una presión selectiva en los tendones del epicóndilo y epitróclea. La cincha semirrígida permite una estabilización adecuada e individualizada.

Está indicada en casos de codo del tenista y codo del golfista, esguince y contusión del codo, tendomiopatía, derrame e hinchazón por artrosis y artritis e irritación postoperatoria y postraumática.

MUÑEQUERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Ortesis evolutiva con 2 grados de estabilización, que incluye férula palmar rígida de aluminio moldeable y extraíble. La cincha semirrígida permite una estabilización adecuada e individualizada de las articulaciones de la muñeca.

Se utiliza en síndrome del túnel carpiano, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatías, irritación postoperatoria y postraumática, esguince y contusiones de la muñeca; gracias a la estabilización, sujeción y compresión de las articulaciones de la muñeca.

MUSLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO y PANTORRILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Son ortesis evolutivas con 2 grados de estabilización, que incluyen cinchas elásticas extraíbles para una compresión personalizada. Estimulan la circulación sanguínea y alivian la presión en la zona dolorida.

Brindan soporte y compresión de la musculatura del muslo o la pantorrilla, reduciendo la hinchazón y el edema del músculo lesionado y mejorando la sensibilidad propioceptiva. Útil para distensión y contusión muscular, desgarro o rotura de fibras musculares e irritación postoperatoria y postraumática.

RODILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL CON ARTICULACIONES ORLIMAN THERAGO

Ortesis evolutiva con 3 grados de estabilización, que incluye cinchas rígidas extraíbles, para una compresión personalizada y alivio de la presión en la rodilla, y articulaciones policéntricas extraíbles que estabilizan la articulación, acompañan el movimiento y evitan la hiperextensión de la rodilla.

Perfecta para inestabilidad rotuliana y mediolateral, lesiones meniscales, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatía, esguince y contusión, irritación postoperatoria y postraumática.

RODILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL CON FLEJES ORLIMAN THERAGO

Contiene estabilizadores en espiral para un mejor control medio-lateral y evitar que la ortesis se enrolle. Indicada en casos de inestabilidad rotuliana, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatía, esguince y contusión de la rodilla e irritación postoperatoria y postraumática.

Ambas rodilleras cuentan con un rodete rotuliano viscoelástico con refuerzo para protección tibial y descarga del tendón rotuliano, que permite un adecuado control de la trayectoria de la rótula.

TOBILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Es una ortesis evolutiva con 3 grados de estabilización, que incluye 2 cinchas de distinta rigidez para sistema de cruce en ocho. Además incorpora 2 almohadillas viscoelásticas que redistribuyen la compresión.

Gracias a la estabilización, sujeción y compresión del tobillo se puede usar en esguince y contusión del tobillo, tendomiopatía, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, irritación postoperatoria y postraumática.

Guía para el cuidado de la espalda

La espalda se encarga de proteger la columna vertebral, sostener el cuerpo y la cabeza en su posición y ajustar los movimientos de las extremidades, por lo que su buen funcionamiento es importante para realizar las actividades diarias. Con esta guía para el cuidado de la espalda, podrás mantenerla saludable. 

¿Por qué aparece el dolor de espalda? 

El dolor de espalda es una de las quejas más comunes entre la población, estimándose que hasta un 80% de las personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de su vida.  

Puede aparecer tanto de forma repentina como progresiva, pudiendo generar dolores intensos e incapacitantes. Existen ciertas condiciones que aumentan el riesgo de sufrir dolor de espalda como: 

  • Edad. El dolor de espalda puede presentarse a cualquier edad, pero es más frecuente después de los 40 años. 
  • Malas posturas, esto incluye pasar mucho tiempo en una sola posición, actividades repetitivas y realizar posturas forzadas para la espalda. 
  • Levantar objetos muy pesados y hacerlo de forma incorrecta. Muchas veces, no somos conscientes de la forma en que levantamos objetos pesados y esto termina afectando nuestra columna. 
  • Estrés. La tensión muscular causada por el estrés, genera molestias y contracturas de los músculos de la espalda. 
  • Sedentarismo y sobrepeso. La baja actividad física atrofia los músculos y favorece el sobrepeso, que por sí solo, aumenta la carga sobre la columna vertebral, generando dolor de espalda.
  • Caídas o golpes directos sobre la espalda. Dependiendo de la intensidad del impacto, pueden causar lesiones de la columna vertebral o de los músculos de la espalda. 
  • Fumadores. El cigarrillo altera la circulación de sangre a través de los vasos, por lo que llega menos oxígeno y nutrientes a las estructura de la espalda, haciéndolas más vulnerables a sufrir lesiones. 
  • Enfermedades crónicas, que afectan la espalda. Enfermedades como artritis, osteoporosis o metástasis vertebrales son causantes de dolor de espalda. 
  • Uso de calzado inadecuado. Los tacones altos y los zapatos planos aumentan la carga sobre la columna vertebral, por lo que debes evitar, en la medida de lo posible, su uso.

Dolor de espalda en mujeres embarazadas  

Durante el embarazo, la curvatura lumbar se pronuncia y las piernas empiezan a separarse para mejorar la estabilidad. Las vértebras y discos intervertebrales son sometidos a una mayor carga, por el aumento de peso del útero. 

Aproximadamente el 50% de las embarazadas presenta dolor de espalda durante el embarazo, especialmente en la zona lumbar. La faja de embarazada ayuda a aliviar el peso de la barriga, disminuye los dolores de espalda y estabiliza la columna mejorando la postura. 

Cómo cuidar la espalda y prevenir el dolor 

A pesar de que generalmente no se trata de una afección grave, el dolor de espalda puede resultar incapacitante para realizar las actividades diarias. Para mantener una espalda sana sigue la siguiente guía para el cuidado de la espalda: 

Mantén una postura correcta en todo momento 

Las posturas inadecuadas generan tensión en los músculos y ligamentos de la espalda. Estar sentado, parado o acostado de forma adecuada evitará los molestos dolores de espalda: 

Para sentarte coloca la silla a una altura adecuada, para poder apoyar los 2 pies en el suelo, siempre de frente a lo que estés haciendo. Apoya la zona lumbar en el respaldo de la silla, flexiona las rodillas y mantén la espalda recta.  

Si debes estar parado por largos periodos de tiempo procura mantener la espalda siempre recta y alternar el peso del cuerpo entre ambas piernas. Puedes realizar pequeños pasos o elevar los talones para favorecer la circulación. 

Al estar acostado, evita posiciones forzadas para la columna y procura que el colchón esté en condiciones óptimas, no debe ser ni demasiado blando, ni demasiado duro. Evita ver televisión, usar el móvil o leer acostado. 

Realiza las acciones de forma adecuada 

Día a día realizamos actividades que pueden comprometer la salud de nuestra espalda, si las realizamos de forma incorrecta. Mantente atento a cómo realizas las siguiente acciones: 

  • Al levantarte de la cama, ve hacia un lado y después incorpórate para sentarte con la ayuda de los brazos. 
  • Cuando te agaches, flexiona las rodillas y la cadera, mantén la espalda recta para evitar la presión en las cervicales. Con esta posición los músculos de las piernas y del abdomen se activan y hay menos tensión en la zona lumbar.  
  • Al levantar objetos pesados. Dobla las rodillas y no inclines la espalda. Toma el objeto con ambas manos y mantenlo pegado al cuerpo durante el traslado.

Si debes repetir este movimiento con frecuencia, puede ser conveniente que utilices una faja protectora, como la faja sacrolumbar semirrígida corta, para disminuir la carga sobre las vértebras. 

  • Para coger objetos pesados de lugares altos, utiliza una escalera o un taburete seguro, ya que al tener los brazos por encima de los hombros, podemos afectarlos a ellos y a la columna. 

Utiliza correctores de postura o espalderas ortopédicas 

Las espalderas y los correctores de postura, ayudan a adoptar una buena postura y a recuperar la memoria muscular, siempre y cuando se combinen con el fortalecimiento de la musculatura de la espalda, con estiramientos y ejercicios para ello. 

La espaldera transpirable reforzada consta de bandas que permiten ejercer una tracción gradual y personalizada de la espalda. 

Vigila tu peso 

Recuerda que las personas con sobrepeso sufren una mayor tensión en los músculos de la espalda y, por lo tanto, tienen mayor predisposición a padecer dolores en la zona lumbar.  

Realiza ejercicio frecuentemente 

Con el objetivo de mejorar la postura, fortalecer la espalda y abdomen, mejorar la flexibilidad y bajar de peso en caso de ser necesario. La actividad deportiva debe incluir ejercicios aeróbicos, como caminar o nadar, y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura de la espalda. 

Descanso entre jornadas  

La posición estática es una de las causas de dolor en la espalda. Trata de realizar descansos cada 1 a 2 horas, por 5 a 10 minutos, estirando los músculos del cuello, la espalda y extremidades. 

En caso de viajes largos o jornadas prolongadas frente al volante, realiza pausas cada 2 horas para estirar tus músculos. 

Teléfonos inteligentes, tablets y portátil 

El uso de estos artefactos ha aumentado en los últimos años y largas horas del día son consumidas usándolos. Las posturas inadecuadas, adoptadas durante su uso, han aumentado los dolores musculares y lesiones de la espalda y extremidades. 

Para usar el portátil procura estar frente a la pantalla, manteniendo la espalda y los brazos apoyados, evitando flexionar el cuello.  

Al usar la tablet y el móvil, colócalo ligeramente por debajo de la altura de los hombros y a unos 30 cm del pecho aproximadamente, con el cuello y las muñecas rectas, y los hombros relajados. 

En caso de tener las manos ocupadas al contestar una llamada, nunca sujetes el móvil entre el oído y el hombro, utiliza el micrófono o el auricular auxiliar. Realiza descansos cortos pero habituales mientras utilices estos dispositivos electrónicos. 

Controla el estrés 

Procura realizar actividades que permitan que te relajes y logres liberar las tensiones del día a día. Unas vacaciones cortas, salidas con tu familia, el yoga, entre otras, son buenas opciones para liberarte del estrés. 

En caso de dolor de espalda 

Cuando aparece el dolor de espalda generalmente se debe a malos hábitos de cuidado de la espalda y su tratamiento es conservador. Es necesario que consultes con el médico, que puede indicar: 

  • Analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares en caso de que aparezca un dolor de forma aguda e intensa. 
  • Terapia con calor y frío para aliviar el dolor. El frío ayuda a desinflamar las estructuras durante los primeros días, luego puedes utilizar el calor para relajar la musculatura. 
  • Uso de fajas o soportes ortésicos. Como la faja «lumbitron» dorsolumbar semirrígida o el módulo sacrolumbar en termoplástico “evotec forte” para el alivio del dolor de espalda.  
  • Reposo físico corto. Si sufres dolor de espalda, es adecuado que guardes reposo los primeros días. Pero una vez que mejore el dolor, debes retomar tus actividades cotidianas, evitando levantar pesos o movimientos forzados.  
  • Durante la recuperación del dolor de espalda evita trotar, deportes de contacto o raqueta, golf, danza, levantamiento de pesas y abdominales hasta que tu médico lo autorice. 

Diferencias entre epicondilitis y epitrocleitis

Estas enfermedades suelen confundirse porque ambas afectan el codo y sus nombres son bastante similares, sin embargo, se trata de dos entidades distintas. Continua leyendo para conocer las diferencias que existen entre la epicondilitis y la epitrocleitis 

¿Qué diferencia existe entre la epicondilitis y la epitrocleitis? 

Sí bien es cierto que ambas enfermedades afectan el codo, la primera diferencia la encontramos en la zona que afectan: 

La epicondilitis, también llamada epicondilitis lateral o codo del tenista, afecta la cara externa del codo. Produce una inflamación de los tendones musculares, encargados de flexionar y extender la muñeca, que se insertan en el epicóndilo lateral del codo (eminencia ósea en la cara externa del húmero).  

La epitrocleitis, también conocida como epicondilitis medial o codo del golfista, afecta la cara interna del codo. En este caso se inflaman los tendones de los músculos del antebrazo que se insertan en el epicóndilo medial o epitróclea (protuberancia de la parte inferior e interna del húmero).  

El codo de golfista se presenta en personas que realizan de forma frecuente y continuada movimientos de hiperextensión del codo, mientras que el codo de golfista se da por movimientos de hiperflexión del codo. 

Causas del codo de golfista y codo del tenista  

Tanto la epicondilitis como la epitrocleitis, se presentan a causa de microtraumatismos constantes sobre el codo, por actividades repetitivas en dónde se ve involucrado el uso de la articulación.  

Otra causa que puede ocasionar la inflamación de los tendones del codo, tanto laterales como mediales, son los traumatismos directos contra el codo. 

Los deportistas suelen ser los más afectados con estas patologías, especialmente los tenistas para la epicondilitis y los golfistas para la epitrocleitis, pero no son excluyentes. 

Son consecuencia del movimiento repetido que se realiza para ejecutar el golpe con la raqueta o el palo de golf. Una mala técnica o el uso de instrumentos inadecuados, pueden someter a los tendones a una sobrecarga, que termina ocasionando daños e inflamación. 

Los trabajadores que utilizan con frecuencia destornilladores, taladros, martillos neumáticos o incluso el ratón del ordenador, pueden sufrir de epicondilitis, ya que estas actividades producen microtraumatismos repetitivos por estrés que inflaman los tendones.  

La epitrocleitis se presenta en su mayoría en atletas, como lanzadores de béisbol, jabalina, golfistas, jugadores de bolos, levantadores de pesas e incluso en deportistas de raqueta.  

Síntomas de la epicondilitis y la epitrocleitis  

La inflamación de los tendones puede ocasionar dolor y además comprimir o presionar los nervios cercanos, originando los síntomas característicos de estas patologías.  

En el caso de la epicondilitis se presenta un dolor en la cara externa del codo, qué puede irradiarse hacia el brazo o el antebrazo.  

Por otro lado, la epitrocleitis provoca dolor en la parte interna del codo, qué puede irradiarse, en la misma cara, hacia el antebrazo o el brazo. 

En ambos casos si se comprime algún nervio cercano se puede presentar: disminución de la fuerza de agarre y sensación de hormigueo o adormecimiento en antebrazo y mano. 

El movimiento de pronosupinación, que consiste en girar la mano para que quede la palma hacia arriba y hacia abajo alternadamente, produce dolor en ambos casos. 

Tratamiento de las afecciones del codo  

Aunque se utilizan analgésicos para aliviar el dolor y el reposo es fundamental, el principal tratamiento es con brazaletes para epicondilitis, como el epitec fix brazalete epicondilitis que se ha mejorado, con confección externa de materiales almohadillados de alta resistencia e interna de termoplástico moldeada y conformada. 

 También cuenta con puntos de silicona, que se adhieren por presión a la piel y es fácil de regular mediante cincha de cierre y banda elástica. Con estas características se logra la descarga, compresión y protección de los tendones, para acelerar la recuperación. 

 Para la epicondilitis se debe colocar 2 o 3 centímetros por delante del epicóndilo, procurando que no límite la flexo extensión del codo. La almohadilla en este caso se coloca en la cara externa del antebrazo sobre el área de dolor. 

Para tratar la epitrocleitis también se utiliza el epitec fix brazalete epicondilitis,  solo que esta vez se coloca a 4 cm por debajo de la epitróclea y la almohadilla va en la cara interna del codo con dolor. 

La colocación del brazalete, reduce la fuerza de tracción que ejercen los músculos sobre la inserción en el hueso, permitiendo que se alivie la inflamación y eliminé el dolor. 

Prevención de la epitrocleitis y epicondilitis 

Para prevenir el codo de tenista o codo de golfista sigue las siguientes recomendaciones: 

  • Utiliza los instrumentos adecuados para realizar la actividad deportiva (raqueta de tenis, palos de golf, bates de béisbol, etcétera.) 
  • Calienta y estira los músculos extensores y flexores de la muñeca y la mano antes de empezar la actividad. 
  • Usa el epitec fix brazalete epicondilitis para la práctica deportiva. 
  • Aplica frío al finalizar el trabajo o el ejercicio que desencadena el dolor. 
  • Mantén una postura adecuada en el trabajo, con los codos en una posición cómoda. 
  • Descansa cuando sea necesario, realiza pausas para estirar y relajar los músculos. 
  • Ejercita la musculatura flexora y extensora de la muñeca. 

Consejos para prevenir las lesiones en esquí-snowboard durante el invierno

En los últimos años ha aumentado el número de personas que practican  deportes de invierno, especialmente el esquí y el snowboard. Esto ha supuesto mejoras en el material de seguridad utilizado para practicar este deporte de invierno y en las 32 estaciones de esquí en España.

De esta forma la tasa de lesiones ha disminuido en los últimos años, pero aún continúa siendo alta con respecto a otros deportes. Hoy te traemos algunos consejos para prevenir las lesiones en esquí-snowboard durante el invierno. 

Normas para la práctica del esquí-snowboard  

La Federación Internacional de Esquí (FIS) diseñó un código de conducta para los esquiadores, buscando una mayor seguridad al practicar este deporte.  

  • Respetar a los otros. Realiza tu práctica con responsabilidad, para evitar sufrir lesiones o lastimar a otros deportistas.
  • Esquiar bajo control. Ve a una velocidad adecuada, de acuerdo al tiempo y estado de la nieve, además de tu nivel para esquiar.
  • Usar una ruta segura. Utiliza las rutas destinadas para esquiar, evita las pendientes pronunciadas o atajos fuera del camino. 
  • Al sobrepasar, deja espacio para maniobras inesperadas, no sabes que tiene pensado hacer el que va delante de ti.
  • Mirar en ambas direcciones: al partir y al parar.
  • Si vas a parar en la pista, evita detenerte en zonas angostas y obstaculizar el camino. 
  • Sube y baja por un costado de la pista.
  • Obedece todas las señales.  
  • En caso de accidente, debes estar disponible para ayudar.
  • Testigo de accidente. Presta tu ayuda e información. 

Consejos para prevenir lesiones durante el invierno 

Además de las recomendaciones anteriores, también puedes seguir estos consejos para prevenir las lesiones durante el invierno al practicar deportes: 

Mantén una buena condición física 

Los deportes de invierno requieren una buena forma y condición física. Es importante que te prepares para la temporada de invierno fortaleciendo los músculos, especialmente de las piernas. 

La buena condición física disminuye el riesgo de lesiones, y el aumento de la fuerza muscular, protege la articulación durante las caídas. La flexibilidad también reduce la incidencia y severidad de las lesiones.  

Mantente hidratado 

A diferencia del verano, durante la práctica deportiva del invierno, no se siente tanta sed, pero es importante hidratarse con bebidas calientes o agua antes, durante y después de la actividad deportiva.  

Utiliza la ropa adecuada 

La ropa debe brindar el abrigo necesario para controlar la temperatura corporal, pero a la vez debe ser flexible y adaptarse a la actividad deportiva que vas a realizar.  

Revisa la previsión del tiempo 

Practica deportes cuando la previsión del tiempo sea favorable. En caso de condiciones meteorológicas adversas, es mejor quedarse en casa para evitar riesgos. 

Realiza calentamiento previo 

Las bajas temperaturas del invierno, hacen que los músculos se tensen y los vasos sanguíneos se contraigan. Esto aumenta el riesgo de sufrir calambres y lesiones musculares.  

Usa equipo deportivo en buen estado 

Asegúrate de utilizar materiales (esquís, botas, patines, tabla etc.) en buenas condiciones. Un equipo defectuoso puede provocar una caída, que genere una lesión e incluso lastimar a otros.  

Aprende las técnicas adecuadas 

Consigue un buen instructor, que te enseñe las técnicas adecuadas para realizar la actividad deportiva y así disminuir el riesgo de sufrir alguna lesión.  

Aprende a caer 

Hasta los profesionales sufren caídas. Las caídas sobre suelo duro, como la nieve, pueden lesionar fácilmente las articulaciones, si no caes de la forma adecuada. 

Descansa regularmente 

El agotamiento físico y muscular aumenta el riesgo de lesionarse, por lo que los descansos son fundamentales para permitir la recuperación muscular y recobrar energías. 

Utiliza casco 

La incorporación del casco, ha supuesto un avance al reducir el riesgo de lesiones en la cabeza. 

Lesiones deportivas más frecuentes durante el invierno  

El esquí y el snowboard son deportes de alto riesgo y son fuente de numerosas lesiones deportivas, tanto en principiantes como en profesionales. Estas son las lesiones más frecuentes de los deportes de invierno:  

Luxación de hombro y fractura de clavícula 

Se producen por fuertes traumatismos directos al momento de caer o golpear un obstáculo con el hombro o la clavícula. Para estos casos puedes utilizar la hombrera elástica funcional orliman therago para una recuperación efectiva. 

El pulgar del esquiador 

Se produce al caer con la mano cerrada alrededor del bastón. Esto ocasiona una desviación forzada del pulgar y la lesión de los ligamentos. Puedes usar la muñequera semirrígida con férula palmar-pulgar orliman fixquick powered by boa® en caso de sufrir el pulgar del esquiador. 

Lesiones de la muñeca 

Tanto el esguince como la fractura de muñeca, representan las lesiones más frecuentes de los snowboarders. Se produce al momento de las caídas, al apoyar las manos sobre la nieve dura o helada.  

Los principiantes son los más afectados, ya que se caen con mayor frecuencia y tienden a colocar las manos para protegerse de la caída. Gracias a la muñequera semirrígida con férula palmar fixquick powered by boa® tu recuperación de la muñeca será más rápida. 

Lesiones de rodilla 

Las modificaciones hechas en las botas usadas para esquiar, han disminuido las lesiones del tobillo y del pie, pero han aumentado la lesión de los ligamentos y meniscos de la rodilla. 

Al estar fijas obligan a torcer la pierna al caer y esto ocasiona la lesión de la rodilla. Una buena opción para proteger y tratar las rodillas es la rodillera elástica funcional con flejes orliman therago. 

Lesiones de tobillo 

En el snowboard y el esquí de fondo, se utilizan botas más blandas, qué se dan mayor libertad al tobillo y por lo tanto existe un mayor riesgo de lesión.  

En casos de esguince de tobillo la tobillera estabilizadora orliman fixquick powered by boa® puede acelerar tu recuperación. 

Rodillera multifuncional para el postoperatorio y rehabilitación de rodilla

El postoperatorio y la rehabilitación de la rodilla, es tan importante como la correcta y efectiva realización de la técnica quirúrgica. Para ayudar a que la rehabilitación de rodilla sea segura y efectiva hoy te traemos la rodillera multifuncional de estabilización. 

Rehabilitación temprana de rodilla 

En los últimos años se ha desarrollado una tendencia hacia la rehabilitación más agresiva y acelerada, basada en conceptos racionales, científicos, fundamentos biodinámicos y biológicos. 

Todos estos conceptos demuestran que la movilización inmediata, la descarga precoz del peso del cuerpo y la rápida práctica de ejercicios contra resistencia, mejoran los resultados y aceleran el proceso de curación, con lo que los pacientes pueden volver, en un menor tiempo, a sus actividades cotidianas.

El inicio temprano de la rehabilitación, busca prevenir la pérdida de la movilidad y fuerza de la rodilla, además de estimular el flujo sanguíneo en la zona. Esto para prevenir la atrofia de los músculos y mejorar la recuperación del tejido lesionado. 

Postoperatorio de rodilla controlado 

En contraste con los largos periodos que tomaban los programas de rehabilitación en tiempos pasados, hoy se indica iniciar lo antes posible la rehabilitación de rodilla. A pesar de esto, se debe respetar el proceso biológico que, aunque puede ser estimulado, no puede modificarse el tiempo por métodos externos.  

Debe existir un equilibrio en el estrés al cual se somete la rodilla en el postoperatorio, ya que la resistencia y elongación, producto de un sobreestrés, dejará deficiencias permanentes en las rodillas reparadas. Un estrés controlado permite una recuperación segura y satisfactoria. 

El movimiento de traslación, es uno de los responsables de dichos estrés y debe controlarse, especialmente en los primeros días de la rehabilitación. La rodillera multifuncional de estabilización mantiene la rodilla estable y evita el sobreestrés por movimientos inadecuados. 

Rodillera multifuncional para rehabilitación de rodilla 

La rodillera multifuncional de estabilización está confeccionada en materiales flexibles y transpirables, que proporcionan una gran comodidad. Su diseño envolvente (abertura total) facilita la colocación y permite una perfecta adaptación a la morfología del paciente. 

Buscando una rodilla indolora, excelente estabilidad, un rango de movilidad completo, músculos y función normal, la rodillera multifuncional permite tratar diferentes patologías. Puede ser utilizada tanto en el postoperatorio de rodilla, como en rehabilitación por lesiones de ligamentos. 

Diferentes usos de la rodillera multifuncional 

La rodillera multifuncional de estabilización dispone de 3 elementos que le permiten realizar sus distintas funciones:

  • Rodillera 
  • Correa en “X”  
  • Correa medialuna 

Pasos para su colocación de acuerdo a el segmento a tratar: 

Primero se debe colocar la rodillera de forma centrada, utilizando como guía la rótula, y ajustar la compresión deseada nivel del muslo y la pantorrilla. Posterior a esto, se coloca la correa en “X” o la correa de medialuna, dependiendo de la patología o efecto que se quiera lograr: 

Colocación posterior 

La cual aporta estabilidad a los ligamentos colaterales, en casos de esguince o inestabilidad. Se debe colocar la correa ahuecada en la parte posterior de la rodilla y luego se aseguran las cinchas con el velcro, ajustando la rodilla cómodamente. 

Colocación anterior  

Refuerza y sujeta los ligamentos cruzados, permitiendo la reanudación de la actividad. En este caso la correa ahuecada se coloca alrededor de la rótula y las cinchas se colocan en la parte posterior, asegurando que quede bien sujeta y cómoda. 

Colocación lateral 

Para luxación o subluxación de la rótula. El vendaje en el lado de la rótula impide que éste se desplace. En esta ocasión, se utiliza la correa lateral medialuna en el lado lesionado de la rodilla y se sujeta estirando simultáneamente los extremos de la correa alrededor de la rótula, para que la almohadilla ejerza un apoyo extra. 

Colocación inferior  

La colocación bajo la rótula permite que el tendón rotuliano descanse en caso de tendinitis. Para lograr está fijación, se centra y ajusta la posición de la correa de medialuna debajo de la rótula y se fija utilizando el velcro, tirando los extremos de la misma a cada lado.

Colocación superior externa

Ideal para tratar la tendinitis del tendón de la fascia lata, ya que ayuda a que el tendón descanse. La medialuna se centra y ajusta en la zona superior externa de la rodilla y se fija estirando los extremos a cada lado. 

 

Lumbalgia en procesos degenerativos

En los procesos degenerativos del ser humano, hay un desgaste continuo de las células, qué con el tiempo, van dañando la función y la estructura de los tejidos u órganos afectados. La lumbalgia se presenta en los procesos degenerativos como un síntoma, especialmente aquellos que afectan la columna vertebral.  

¿Cómo se define la lumbalgia? 

El dolor lumbar o lumbalgia, se define como el dolor localizado entre el límite inferior de las costillas y el límite inferior de las nalgas, que dependiendo de la postura y la actividad física puede variar su intensidad.  

Generalmente es de carácter mecánico, acompañada de limitación del movimiento y puede estar asociada o no, a un dolor referido o irradiado, frecuentemente a miembros inferiores. La degeneración discal o las alteraciones facetarias representan el 10% de los dolores lumbares de tipo mecánico. 

La lumbalgia crónica, dada por episodios repetitivos de dolor, de más de tres meses de evolución, es causada en la mayoría de los casos por procesos degenerativos de los discos intervertebrales y las articulaciones posteriores. 

Lumbalgia en procesos degenerativos 

Existen pacientes con una enfermedad degenerativa grave, con dolores intensos en la región lumbar y otros pacientes con los mismos cambios degenerativos, que presentan síntomas escasos.  

Algunos factores que pueden influir en la aparición de la lumbalgia por procesos degenerativos son: 

  • Alteraciones de la biomecánica segmentaria, a causa de la degeneración del disco. 
  • Liberación de neuromediadores, cómo la fosfolipasa A2, óxido nítrico, glutamato, sustancia P, entre otros, qué producen un estado de hipersensibilidad nerviosa. 
  • Infiltración neurovascular dentro del disco. A medida que el disco va perdiendo altura, las carillas articulares de las vértebras son alteradas, ya que son expuestas a una mayor carga. Esto altera la competencia de las cápsulas articulares, restringiendo la movilidad y causando degeneración e hipertrofia de las carillas articulares. 

Degeneración del disco intervertebral 

Cómo ocurre en otras partes del organismo, a partir de los 20 años, la columna vertebral empieza un proceso normal de involución.  La degeneración del tejido del disco intervertebral, comienza antes que la de otros tejidos musculares y esqueléticos, en la mayoría de los casos, de forma asintomática.  

Los procesos degenerativos del disco, se asocian y aceleran con una musculatura abdominal y lumbar pobre, sobrepeso, bipedestación prolongada y posturas continuas forzadas en flexión lumbar. 

Todos estos factores, hacen qué la columna vertebral deba trabajar continuamente, con cargas mayores para las que está diseñada. 

Patologías degenerativas acompañadas de lumbalgia

Los procesos degenerativos pueden abarcar muchas situaciones, pero en cuanto a la enfermedad degenerativa lumbar acompañada de lumbalgia, podemos nombrar: 

Discopatía degenerativa lumbar 

La cual cursa con una lumbalgia en la línea media, que se irradia a las articulaciones sacroilíacas, sin acompañarse de clínica radicular. 

Hernia discal lumbar  

En este caso la lumbalgia se irradia a miembros inferiores, produciendo dolor y parestesias, de acuerdo a la raíz nerviosa afectada.  

Estenosis del canal lumbar  

Se presenta en etapas finales de los procesos degenerativos y se caracteriza por el estrechamiento del canal raquídeo en la región lumbar, qué puede ser central o lateral.  

En este caso el dolor se localiza en la columna y se irradia a la región glútea e inguinal y a miembros inferiores, presentándose claudicación en la marcha.  

Espondilolistesis degenerativa 

Se localiza generalmente en L4-L5, presentándose inestabilidad por desplazamiento del cuerpo vertebral, a causa de la degeneración del disco. 

Tratamiento de la lumbalgia en los procesos degenerativos  

El tratamiento va encaminado a disminuir los factores qué desencadenan los episodios de dolor, de esta forma las principales recomendaciones para los pacientes son:  

Reposo físico  

Está recomendado sólo en fases agudas de dolor y por pocos días, lo ideal es realizar ejercicios de estiramiento, flexión y extensión, y aeróbicos de bajo o ningún impacto, lo más pronto posible. Siempre se debe tener en cuenta la condición del paciente. 

Estabilización de la columna lumbar 

La estabilización se puede lograr con el uso de órtesis, como la faja sacrolumbar con doble refuerzo- línea esencial beig o la faja sacrolumbar con doble refuerzo- línea esencial gris, y la tonificación de la musculatura abdominal y lumbar.  

Medidas de higiene postural 

La faja sacrolumbar – línea esencial gris o la faja sacrolumbar-línea esencial beig ayudan a conseguir una postura adecuada, disminuyendo la carga sobre las vértebras y discos intervertebrales. 

La educación postural es importante para los pacientes con lumbalgias en procesos degenerativos. Además, se debe aconsejar el uso de mobiliario ergonómico en el puesto de trabajo y evitar la flexión de la columna hacia delante.  

Mantener un peso adecuado 

En pacientes obesos los síntomas y el desgaste suele ser mayor, por lo que es recomendable que el paciente mantenga un peso adecuado, que disminuya la carga a la cual es sometida la columna. 

Analgésicos y antiinflamatorios  

Están reservados para los episodios de dolor intenso. En algunos casos puede ser necesario el uso de esteroides, neurolépticos y opiáceos, para aliviar episodios de dolor renuentes a los analgésicos comunes. 

Aplicación de frío y calor 

Las aplicaciones de frío y calor ayudan a desinflamar y a relajar la musculatura de la espalda. 

Fisioterapia  

Que incluye la realización de masajes, aplicación de corrientes, tracciones y ejercicios de estiramiento que mejoran la sintomatología del paciente y buscan fortalecer la musculatura de soporte. 

Infiltraciones locales 

En caso de que las medidas anteriores no funcionen, se podría intentar con infiltraciones periarticulares de anestésico local o corticosteroides. 

Cirugía 

Después de intentar con las medidas anteriores sin conseguir buenos resultados, puede ser necesaria la cirugía para aliviar el dolor de pacientes sintomáticos. Generalmente se reserva para pacientes que no responden favorablemente después de 6 meses de tratamiento conservador. 

Lesión del plexo braquial

Aunque la lesión del plexo braquial representa una patología poco frecuente en la población general, la complejidad anatómica y estructural, además de sus consecuencias motoras y sensitivas en el miembro superior, hacen necesario su estudio y revisión continuamente 

 La mayoría de las lesiones del plexo braquial postraumáticas, determinan deficiencias motoras y sensoriales relevantes del miembro superior, con discapacidad y limitaciones funcionales, que pueden deteriorar la calidad de vida del paciente.  

Repaso anatómico del plexo braquial 

El plexo braquial se encarga de la inervación motora de todos los músculos, así como la inervación cutáneo-sensorial y las funciones autónomas del miembro superior. Consiste en una red nerviosa, con relaciones anatómicas que se extienden desde la región laterocervical hasta la axila distal.  

 Esta ubicación, lo relaciona con músculos del cuello, clavícula y axila, y otras estructuras nerviosas, vasculares, linfoides y tendinosas, a lo largo de su recorrido, a través del canal cérvico axilar. Esto, expone al plexo braquial a ciertas patologías y lo hace propenso a lesionarse, especialmente en accidentes traumáticos. 

Tanto el plexo braquial izquierdo como el derecho, se forman a partir de las ramas ventrales de los nervios espinales C5, C6, C7, C8, T1. Estos cinco nervios se reordenan para formar tres troncos:   

  • Tronco Superior, formado de la unión de C5 y C6.  
  • Tronco medio, que es la continuación de C7. 
  • Tronco inferior, formado entre C8 y T1.  

A su vez, estos troncos posteriormente se dividen en una división anterior y otra posterior. La unión de las divisiones anteriores del tronco superior y medio forman el cordón lateral. El cordón medial es la continuación de la división anterior del tronco inferior, mientras que la unión de las tres divisiones posteriores, forman el cordón posterior.  

A partir de cada cordón se originan las ramas terminales dirigidas a los músculos del hombro, brazo, antebrazo y mano. Los nervios musculocutáneo, mediano, cubital, radial y axial, son ramas terminales del plexo braquial. 

Tipos de lesiones del plexo braquial 

Antes de abordar el tratamiento de las lesiones del plexo braquial, es importante clasificar los tipos de lesiones, que serán fundamentales para elegir el tratamiento adecuado y determinar el pronóstico. Existen tres grados de lesión: neuropraxia, axonotmesis y neurotmesis.  

Neuropraxia 

En la neuropraxia sólo existe daño funcional del nervio, las estructuras axonales y el tejido conectivo están intactos. En este caso el nervio no puede conducir el potencial de acción, por lo que existen síntomas motores y sensoriales, sin embargo, la atrofia relacionada con la denervación está ausente.  

 Esta lesión es transitoria y aproximadamente a las 2 semanas, existe una recuperación completa de la función nerviosa. Es la más común, de los tres tipos de lesión nerviosa, generalmente asociada a actividades deportivas. 

Axonotmesis  

En estos casos el axón resulta dañado, como consecuencia de traumatismos graves. El axón distal al sitio de la lesión, se degenera y sus fibras musculares pierden la inervación y los estímulos tróficos, lo que resulta en una atrofia muscular relacionada con los mecanismos de denervación. Estas fibras musculares huérfanas, pueden reinervarce a través de dos mecanismos: 

Reinervación de nuevo crecimiento

En donde los axones de la parte proximal del nervio dañado crecen y recuperan sus fibras musculares. 

Reinervación colateral

En este mecanismo los axones adyacentes, adoptan estas fibras musculares huérfanas, a través del brote colateral de terminales axonales dentro del músculo. 

El pronóstico es difícil y necesitan un monitoreo cuidadoso a lo largo de la rehabilitación, en dónde se puede obtener una suficiente recuperación funcional espontánea o por el contrario malos resultados, que posteriormente derivan en el tratamiento quirúrgico. 

Neurotmesis 

La neurotmesis representa el escenario más dramático de las lesiones del plexo braquial, en donde resultan dañados todas las estructuras del nervio, por lo tanto las fibras motoras y sensoriales se interrumpen por completo. 

En este caso se pierde la inervación motora y los estímulos tróficos completamente, determinando una atrofia severa y pérdida de la función nerviosa. La recuperación espontánea de la neurotmesis es imposible y el tratamiento es netamente quirúrgico. 

Tratamiento de la lesión del plexo braquial 

El tratamiento va a estar determinado por el tipo de lesión del plexo braquial. Por ejemplo, en la neuropraxia el tratamiento es conservador y la recuperación es completa.  

La neurotmesis requiere tratamiento quirúrgico temprano, mientras que en la axonotmesis el enfoque es conservador, con un seguimiento continuo del proceso de renovación. En caso de una restauración insuficiente de la función, se puede evaluar la necesidad del tratamiento quirúrgico. 

Rehabilitación del plexo braquial 

Los principales objetivos del proceso de rehabilitación de una lesión del plexo braquial, van dirigidos a la protección del área lesionada, evitar otros daños de las estructuras nerviosas, control del dolor, manejo de los síntomas sensoriales, limitación de la atrofia muscular, mejorar la fuerza y restaurar la función muscular.  

La fisioterapia con estiramientos y estimulación eléctrica, ha demostrado ser eficiente en la recuperación de la función nerviosa, la disminución del dolor y la prevención de la atrofia muscular durante la recuperación del paciente.  

El manejo del dolor resulta difícil en algunos casos de lesión del plexo braquial. Estos pacientes pueden tratarse con opioides para los dolores neuropáticos. También los antiepilépticos, como la pregabalina o la gabapentina, han demostrado efectos positivos en el alivio del dolor neuropático postraumático. 

 Otro aspecto importante durante el proceso de recuperación, es la prevención de lesiones asociadas a la parálisis braquial, para lo cual son útiles el soporte de hombro con cincha de antebrazo y el soporte de hombro con cincha de brazo y antebrazo que alivian el peso del brazo y le brindan soporte, para prevenir la subluxación de la articulación gleno humeral. 

Cirugía del plexo braquial 

La cirugía está reservada para los casos más graves y para los que no se logró una recuperación funcional suficiente después de la rehabilitación. Entre los procedimientos disponibles actualmente, para la reparación de las lesiones del plexo braquial están: 

  • Neurolisis 
  • Injerto de nervio  
  • Neurotización, la transferencia puede ser intra plexo o extra plexo  
  • Artrodesis  
  • Transferencia de tendón 
  • Transferencia de músculo libre funcional 
  • Reconstrucción biónica 

Choque femoroacetabular: Causas, síntomas y tratamiento

El síndrome de pinzamiento femoroacetabular o choque femoroacetabular, es una entidad clínica que ha generado interés en los últimos años, ya que se ha visto implicada en el desarrollo de dolor de cadera y de osteoartritis en personas jóvenes. Hoy te traemos una mirada a las causas, síntomas y tratamiento de este síndrome. 

Causas y tipos de choque femoroacetabular 

La razón por la cual se presenta el contacto patológico de las estructuras en el síndrome de choque femoroacetabular, está relacionado con anormalidades en el fémur, en el acetábulo o en ambos. Dependiendo de la parte afectada podemos distinguir dos tipos de síndromes.

Síndrome femoroacetabular tipo CAM

 En este caso está comprometida la cabeza femoral, la cual pierde su forma esférica característica o presenta anormalidades en la unión entre la cabeza y el cuello del fémur, lo que aumenta el radio de estas estructuras.  

Durante la flexión completa de la cadera, esta prominencia en la cabeza del fémur, entra en contacto con el reborde acetabular, causado abrasión del cartílago acetabular y/o avulsión del labrum, principalmente en su parte anterosuperior.

Se presenta comúnmente en hombres jóvenes activos, entre los 20 y 40 años, asociándose a antecedentes de deslizamiento epifisiario femoral, enfermedad de Perthes, osteonecrosis y fracturas mal unidas o no unidas de la cabeza femoral.  

Síndrome de pinzamiento femoroacetabular tipo pincer  

También se le conoce como deformidad en tenaza y el compromiso es a nivel acetabular. La patología ocurre por sobrecubrimiento de la cabeza femoral por el acetábulo, que se encuentra anormalmente más profundo o en retroversión, generando lesiones a nivel del labrum, que desgasta el cartílago en la articulación.  

Es más frecuente en mujeres activas alrededor de los 40 años de edad, también se debe tener en cuenta, que puede deberse a movimientos excesivos de la cadera en pacientes en los cuales no se aprecia un trastorno acetabular claro, esto ocurre típicamente en mujeres jóvenes que practican deportes fuertes.  

Choque acetabular mixto  

Hasta un 86% de los casos se puede presentar con una combinación de ambas características descritas anteriormente. La localización típica de las lesiones por daño condral temprano, es en el cuadrante anterosuperior del acetábulo, ya que es el sitio donde ocurre el más alto impacto entre el fémur y el acetábulo.  

Síntomas del choque femoroacetabular 

En general esta patología ocurre con más frecuencia en las mujeres y es importante señalar que una gran cantidad de pacientes tienen una anatomía femoroacetabular normal. El dolor es causado por diferentes tipos de estrés sobre la articulación y por ciertas actividades específicas, que predisponen a este tipo de pinzamiento. 

El ntoma característico del síndrome de choque femoroacetabular es el dolor en la región anterior de la cadera y la región inguinal, que se exacerba cuando el paciente pasa largos periodos sentado, al bajarse de un carro, sobre torsión en rotación interna con la pierna afectada en flexión, posición de soportar peso y con caminatas largas.  

 El paciente suele presentar limitación para manipular los pies o amarrarse los cordones estando sentado. Otra característica destacable es que en los movimientos continuos el dolor es leve, mientras que aquellas actividades que implican moverse y detenerse o saltar sobre la cadera afectada, generan un dolor intenso.  

 El dolor puede irradiarse a la región anterior del muslo o la parte superior del glúteo y existir atrapamiento o bloqueo de la cadera. Cuando ya han aparecido cambios degenerativos articulares, en pacientes con estadios avanzados de la enfermedad, es posible ver rigidez y dolor durante la noche.  

Frecuentemente el dolor que se siente en la región anterior, sugiere patología en el labrum y en cartílago anteriores, típico de el síndrome de pinzamiento femoroacetabular tipo CAM, por su parte en el tipo pincer, el dolor se irradia a la región posterior, sugiriendo pinzamiento posteroinferior. 

La artrografía por resonancia magnética nuclear, es el examen de elección para el diagnóstico del choque femoroacetabular, ya que permite delinear mejor los fragmentos del labrum y lesiones sutiles del cartílago. El medio de contraste intraarticular distiende las partes de la articulación y permite una mejor visualización de sus estructuras. 

Tratamiento para el síndrome de pinzamiento femoroacetabular 

El tratamiento conservador para el choque femoroacetabular consiste en fisioterapia, con modificaciones del estilo de vida, evitando los movimientos perjudiciales, el uso de antiinflamatorios no esteroideos y las inyecciones intraarticulares de corticoides.

Cuando el tratamiento conservador no funciona, es necesario recurrir a la cirugía, que se verá influenciada por el grado de artrosis previo del paciente. Va desde la artroscopia en lesiones leves, pasando por la osteoplastia y osteotomía en las lesiones moderadas, hasta la artroplastia de cadera en los casos graves. 

Tratamiento quirúrgico de choque femoroacetabular

La evidencia sugiere, que una vez las lesiones del cartílago están a un nivel avanzado, los resultados quirúrgicos del tratamiento del choque femoroacetabular no son tan exitosos, como en los casos en que el cartílago se encuentra en buenas condiciones o con poco daño. 

Los resultados quirúrgicos dependen del estadio clínico de las lesiones de la cadera y del estado general del paciente. Las modificaciones en la actividad física, el uso de antiinflamatorios no esteroideos y la cirugía para remover las fuentes del pinzamiento, buscan lograr la máxima mejoría del paciente.  

Los mejores candidatos para la cirugía son aquellos que presentan rangos de movimientos cercanos a los normales, se ha identificado el origen del pinzamiento y no hay adelgazamiento del cartílago, evidenciado en una radiografía de cadera en bipedestación.  

En el postoperatorio el paciente puede tener un soporte parcial sobre la cadera, como la ORTESIS ESTABILIZADORA DE CADERA CON ABDUCCIÓN que permite regular la flexoextensión de la cadera de 0° a 90° en intervalos de 10° y en en posiciones de abducción de 0°, 15° o 30°, por un período de 3 semanas, con la práctica asistida de movimientos de la cadera.  

En el siguiente video se puede observar la forma correcta de colocar la ortesis estabilizadora de cadera y sus principales ventajas.

Luego se inicia un entrenamiento isométrico del cuádriceps y extensores de la cadera. La extensión mejora, mientras que la abducción y la rotación externa son protegidas por el primer mes. 

A 2 meses de la cirugía los pacientes pueden caminar sin asistencia, con un entrenamiento específico. Al final del tercer mes pueden regresar a practicar actividades físicas leves, mientras que las actividades que requieren torsión y pivoteo con soporte del propio peso, deben ser evitadas durante los primeros 5 meses. 

Tips para cuidar tus pies en verano si sufres patologías

Algunos esperaban con ansias la llegada del verano para lucir sus pies, pero no todos contamos con la suerte de tener unos pies sanos. Durante el verano, algunos problemas de los pies se pueden agravar, es por esto que hoy hablaremos de cómo tratar y que usar para cuidar tus pies en verano, según la principales patologías de pies que sufras.

Problemas más comunes de los pies y como tratarlos en verano

Si sufres alguna patología, es mucho más importante cuidar tus pies durante el verano, ya que los cambios de temperatura, las actividades y el calzado del verano, podrían empeorar las enfermedades de los pies. Estos son algunos tips para cuidar tus pies en verano, de acuerdo a las distintas patologías:

Pie de atleta

Resulta de caminar en áreas húmedas o mantener los pies con humedad. Es una infección por hongos en los pies, especialmente entre los dedos, altamente contagiosa y puede propagarse a otras partes del cuerpo. Provoca picazón, lesiones rojizas, ampollas, descamación de los pies y puede producir mal olor.

En verano estos problemas pueden agravarse debido a el aumento en la sudoración de los pies, que favorece la humedad en los mismos. También la visita a piscinas y duchas públicas en las playas, puede favorecer su contagio y propagación.

Para eliminar la infección por hongos en los pies, es necesario utilizar antimicóticos locales y se deben extremar las medidas de higiene. Lava tus pies con agua y jabón, al menos 2 veces al día y después seca bien, especialmente entre los dedos.

Usar un calzado transpirable y abierto como el CALZADO TERAPÉUTICO – BELLE-ILE® SUMMER, permitirá que tus pies respiren mejor y favorecerá la eliminación de los hongos. Recuerda cambiar y desinfectar los zapatos todos los días.

Juanetes

Un problema que afecta principalmente a las mujeres y consiste en protuberancias en el borde externo del dedo gordo, ocasionado por el uso de calzado apretado. Una cómoda solución es el CALZADO TERAPÉUTICO – BRÉHAT® SUMMER

La sequedad del verano puede propiciar la aparición de rozaduras y durezas en el juanete o entre los dedos. Para evitar esta situación puedes utilizar el PROTECTOR DE JUANETE GEL PURO que amortigua y protege la protuberancia ósea.

Neuropatía diabética

Consiste en un grupo de afecciones que causan daño en los pies debido a la diabetes. Los altos niveles de azúcar, durante largos periodos de tiempo en las personas diabéticas, causan daño en los nervios, especialmente de los pies.

Entre los síntomas se encuentran entumecimiento, hormigueo y dolor en los pies, pero quizás el más preocupante durante el verano, sea la falta de sensibilidad que aumenta el riesgo de sufrir cortes o lesiones en los pies.

Si sufres de diabetes, tanto como controlar los niveles de azúcar en sangre, debes revisar constantemente tus pies, en busca de lesiones o heridas y evita andar descalzo. El CALCETÍN PARA PIE DIABÉTICO en combinación con el CALZADO TERAPÉUTICO – RHUYS® protegerá tus pies durante este verano. 

Fascitis plantar

La fascia plantar es un ligamento en la parte inferior del pie, responsable de sostener el arco plantar. Cuando se inflama por tensión o calzado inadecuado, origina la fascitis plantar, que es la causa más común de dolor en el talón.

Los zapatos planos y las chanclas, comunes en verano, pueden agravar los síntomas de la fascitis plantar. Los zapatos con un buen soporte y una PLANTILLA EXTRAFINA FORRADA pueden ayudar a disminuir el dolor y mejorar la fascitis plantar.

Callos y durezas

Aparecen por el roce ocasionado entre los pies y el calzado, especialmente en personas que sufren de juanetes o dedos en martillo. Normalmente no producen dolor pero, con el paso del tiempo, pueden volverse dolorosos y deben tratarse.

Utilizar calzado de horma ancha como el CALZADO TERAPÉUTICO – GROIX® SUMMER ayuda a prevenir su formación y su recuperación.  

Espolón calcáneo

También conocido como espolón del talón, es una calcificación que se forma entre el hueso del talón y el arco plantar, debido a una tensión prolongada en los músculos y ligamentos del pie.

Las chanclas y los zapatos planos, pueden producir dolor en las personas con espolón calcáneo. El CALZADO TERAPÉUTICO – MOLÈNE SUMMER en combinación con la TALONERA ANATÓMICA DE SILICONA PARA ESPOLÓN ayuda a mejorar los síntomas.

Grietas en el talón

Durante el verano es común la resequedad en los pies por las altas temperaturas, esto puede originar la aparición de grietas en el talón o talones agrietados. Hidrata tus pies con cremas hidratantes y aprovecha en darte un masaje en los pies, para aliviar la tensión del día. 

Recomendaciones generales para cuidar tus pies en verano

  • Mantente bien hidratado y utiliza cremas hidratantes para los pies.
  • Si vas a usar calcetines, mejor que sean de algodón y transpirables. Los CALCETÍN DE VIAJE son útiles para los viajes largos del verano.
  • Lava tus pies diariamente con agua y jabón. Sécalos bien después de lavarlos, para no dejar humedad entre los dedos.
  • Usa calzado transpirable y cómodo.
  • Usas desodorante para los pies, que ayude a mantenerlos secos y evitar el mal olor.
  • Utiliza protector solar, sin olvidar el empeine del pie.