Beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago

La artrosis representa una de las enfermedades reumáticas más frecuentes, millones de personas en el mundo sufren de ella actualmente. Esta enfermedad puede causar discapacidad si no se trata a tiempo, por eso hoy queremos hablar de cómo detectar los inicios de la artrosis y cuál es su tratamiento.

Therago para la rehabilitación y terapia funcional de personas que se encuentran en un proceso de recuperación, luego de una lesión, enfermedad o acto quirúrgico. Conoce todos los beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago.

¿Qué son las ortesis funcionales?

Las ortesis funcionales son ortesis dinámicas, que incorporan una parte elástica, que permite realizar los movimientos de la articulación o parte del cuerpo inmovilizada, dentro de un rango adecuado.

Gracias a esto, hacen que te sientas más seguro en el momento de realizar la rehabilitación y terapia funcional, mientras te recuperas de una lesión previa, con lo que se acelera el proceso de recuperación y se previenen nuevas lesiones.

Materiales usados en la línea funcional Therago

La línea Therago incorpora ortesis funcionales que están hechas con un diseño innovador y estético, de un tejido elástico transpirable de punto tridimensional. No tienen costuras, con lo que brindan comodidad y se evitan los rozamientos molestos.

Cuentan con un material textil resistente y reforzado en sus extremidades, lo que ofrece una adecuada adaptación anatómica y durabilidad. Además, vienen con puntos de silicona en su interior que evitan la migración durante la actividad.

Estos artículos son productos sanitarios clase I, en donde se han realizado análisis de riesgos (UNE EN ISO 14971), minimizando todos los riesgos existentes. Se han realizado los ensayos conforme a la normativa europea UNE-EN ISO 22523 de Prótesis y Ortesis.

Beneficios terapéuticos de la línea funcional Therago

Gracias a la diversidad de ortesis funcionales que ofrece la línea Therago, se puede facilitar una recuperación funcional adecuada, eficaz y en menor tiempo, para retomar las actividades diarias y deportivas de forma óptima.

Los principales beneficios terapéuticos que ofrece Therago son:

Se pueden usar en combinación con terapia funcional

La elasticidad de las órtesis facilita su uso durante la terapia funcional y física, lo que permite una rehabilitación dinámica, con movimientos controlados de los miembros y las partes del cuerpo tratadas.

Brindan seguridad durante los movimientos

Con las ortesis funcionales se siente una mayor seguridad para realizar cada movimiento. Están pensadas para ser el acompañante perfecto en cada fase de rehabilitación y recuperación.

Reabsorción de edemas y hematomas durante el movimiento

Los puntos de relieve brindan un efecto de micromasaje, el cual favorece la reabsorción de edemas y hematomas durante el movimiento, ayudando a reducir la inflamación y el dolor.

Adaptación a cada parte del cuerpo

Cada una de las ortesis de la línea TheraGo está inspirada en las estructuras anatómicas de cada segmento corporal. Los puntos de silicona en su interior evitan la migración durante la actividad física y la terapia funcional.

Adecuada estabilización

Sus componentes rígidos aseguran una adecuada estabilización de los músculos y articulaciones, permitiendo el desarrollo del movimiento de forma controlada.

Mejoran el equilibrio y la propiocepción

El equilibrio estático y dinámico aumentan cuando se usan las ortesis de Therago, además mejoran la función neuromuscular y reducen la posibilidad de que una lesión se repita.

Compresión y estabilización personalizada

Las cinchas permiten una compresión y estabilización adecuada e individualizada. Algunas de las ortesis de la línea Therago incorporan almohadillas viscoelásticas para una presión selectiva.

Productos de la línea Therago

La línea Therago ofrece una diversidad de ortesis funcionales que ayudarán con los procesos de recuperación de lesiones en las distintas extremidades. Conoce nuestros productos:

HOMBRERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Tiene una cincha con doble ajuste (anterior y posterior) que permite una tensión personalizada y una fácil colocación, además de un protector axilar para mayor comodidad.

Estabiliza, sujeta y comprime el hombro, produciendo un efecto anti gravitacional que descarga la articulación, disipando las tensiones musculares y mejorando la sensibilidad propioceptiva.

Se puede usar en casos de distensión y contusión muscular, desgarro o rotura de fibras musculares, esguince y subluxación de hombro, tendinitis, artrosis e irritación postoperatoria y postraumática.

CODERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Esta ortesis incorpora 2 almohadillas viscoelásticas, para una presión selectiva en los tendones del epicóndilo y epitróclea. La cincha semirrígida permite una estabilización adecuada e individualizada.

Está indicada en casos de codo del tenista y codo del golfista, esguince y contusión del codo, tendomiopatía, derrame e hinchazón por artrosis y artritis e irritación postoperatoria y postraumática.

MUÑEQUERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Ortesis evolutiva con 2 grados de estabilización, que incluye férula palmar rígida de aluminio moldeable y extraíble. La cincha semirrígida permite una estabilización adecuada e individualizada de las articulaciones de la muñeca.

Se utiliza en síndrome del túnel carpiano, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatías, irritación postoperatoria y postraumática, esguince y contusiones de la muñeca; gracias a la estabilización, sujeción y compresión de las articulaciones de la muñeca.

MUSLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO y PANTORRILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Son ortesis evolutivas con 2 grados de estabilización, que incluyen cinchas elásticas extraíbles para una compresión personalizada. Estimulan la circulación sanguínea y alivian la presión en la zona dolorida.

Brindan soporte y compresión de la musculatura del muslo o la pantorrilla, reduciendo la hinchazón y el edema del músculo lesionado y mejorando la sensibilidad propioceptiva. Útil para distensión y contusión muscular, desgarro o rotura de fibras musculares e irritación postoperatoria y postraumática.

RODILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL CON ARTICULACIONES ORLIMAN THERAGO

Ortesis evolutiva con 3 grados de estabilización, que incluye cinchas rígidas extraíbles, para una compresión personalizada y alivio de la presión en la rodilla, y articulaciones policéntricas extraíbles que estabilizan la articulación, acompañan el movimiento y evitan la hiperextensión de la rodilla.

Perfecta para inestabilidad rotuliana y mediolateral, lesiones meniscales, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatía, esguince y contusión, irritación postoperatoria y postraumática.

RODILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL CON FLEJES ORLIMAN THERAGO

Contiene estabilizadores en espiral para un mejor control medio-lateral y evitar que la ortesis se enrolle. Indicada en casos de inestabilidad rotuliana, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, tendomiopatía, esguince y contusión de la rodilla e irritación postoperatoria y postraumática.

Ambas rodilleras cuentan con un rodete rotuliano viscoelástico con refuerzo para protección tibial y descarga del tendón rotuliano, que permite un adecuado control de la trayectoria de la rótula.

TOBILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO

Es una ortesis evolutiva con 3 grados de estabilización, que incluye 2 cinchas de distinta rigidez para sistema de cruce en ocho. Además incorpora 2 almohadillas viscoelásticas que redistribuyen la compresión.

Gracias a la estabilización, sujeción y compresión del tobillo se puede usar en esguince y contusión del tobillo, tendomiopatía, derrame e hinchazón por artrosis y artritis, irritación postoperatoria y postraumática.

Guía para el cuidado de la espalda

La espalda se encarga de proteger la columna vertebral, sostener el cuerpo y la cabeza en su posición y ajustar los movimientos de las extremidades, por lo que su buen funcionamiento es importante para realizar las actividades diarias. Con esta guía para el cuidado de la espalda, podrás mantenerla saludable. 

¿Por qué aparece el dolor de espalda? 

El dolor de espalda es una de las quejas más comunes entre la población, estimándose que hasta un 80% de las personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de su vida.  

Puede aparecer tanto de forma repentina como progresiva, pudiendo generar dolores intensos e incapacitantes. Existen ciertas condiciones que aumentan el riesgo de sufrir dolor de espalda como: 

  • Edad. El dolor de espalda puede presentarse a cualquier edad, pero es más frecuente después de los 40 años. 
  • Malas posturas, esto incluye pasar mucho tiempo en una sola posición, actividades repetitivas y realizar posturas forzadas para la espalda. 
  • Levantar objetos muy pesados y hacerlo de forma incorrecta. Muchas veces, no somos conscientes de la forma en que levantamos objetos pesados y esto termina afectando nuestra columna. 
  • Estrés. La tensión muscular causada por el estrés, genera molestias y contracturas de los músculos de la espalda. 
  • Sedentarismo y sobrepeso. La baja actividad física atrofia los músculos y favorece el sobrepeso, que por sí solo, aumenta la carga sobre la columna vertebral, generando dolor de espalda.
  • Caídas o golpes directos sobre la espalda. Dependiendo de la intensidad del impacto, pueden causar lesiones de la columna vertebral o de los músculos de la espalda. 
  • Fumadores. El cigarrillo altera la circulación de sangre a través de los vasos, por lo que llega menos oxígeno y nutrientes a las estructura de la espalda, haciéndolas más vulnerables a sufrir lesiones. 
  • Enfermedades crónicas, que afectan la espalda. Enfermedades como artritis, osteoporosis o metástasis vertebrales son causantes de dolor de espalda. 
  • Uso de calzado inadecuado. Los tacones altos y los zapatos planos aumentan la carga sobre la columna vertebral, por lo que debes evitar, en la medida de lo posible, su uso.

Dolor de espalda en mujeres embarazadas  

Durante el embarazo, la curvatura lumbar se pronuncia y las piernas empiezan a separarse para mejorar la estabilidad. Las vértebras y discos intervertebrales son sometidos a una mayor carga, por el aumento de peso del útero. 

Aproximadamente el 50% de las embarazadas presenta dolor de espalda durante el embarazo, especialmente en la zona lumbar. La faja de embarazada ayuda a aliviar el peso de la barriga, disminuye los dolores de espalda y estabiliza la columna mejorando la postura. 

Cómo cuidar la espalda y prevenir el dolor 

A pesar de que generalmente no se trata de una afección grave, el dolor de espalda puede resultar incapacitante para realizar las actividades diarias. Para mantener una espalda sana sigue la siguiente guía para el cuidado de la espalda: 

Mantén una postura correcta en todo momento 

Las posturas inadecuadas generan tensión en los músculos y ligamentos de la espalda. Estar sentado, parado o acostado de forma adecuada evitará los molestos dolores de espalda: 

Para sentarte coloca la silla a una altura adecuada, para poder apoyar los 2 pies en el suelo, siempre de frente a lo que estés haciendo. Apoya la zona lumbar en el respaldo de la silla, flexiona las rodillas y mantén la espalda recta.  

Si debes estar parado por largos periodos de tiempo procura mantener la espalda siempre recta y alternar el peso del cuerpo entre ambas piernas. Puedes realizar pequeños pasos o elevar los talones para favorecer la circulación. 

Al estar acostado, evita posiciones forzadas para la columna y procura que el colchón esté en condiciones óptimas, no debe ser ni demasiado blando, ni demasiado duro. Evita ver televisión, usar el móvil o leer acostado. 

Realiza las acciones de forma adecuada 

Día a día realizamos actividades que pueden comprometer la salud de nuestra espalda, si las realizamos de forma incorrecta. Mantente atento a cómo realizas las siguiente acciones: 

  • Al levantarte de la cama, ve hacia un lado y después incorpórate para sentarte con la ayuda de los brazos. 
  • Cuando te agaches, flexiona las rodillas y la cadera, mantén la espalda recta para evitar la presión en las cervicales. Con esta posición los músculos de las piernas y del abdomen se activan y hay menos tensión en la zona lumbar.  
  • Al levantar objetos pesados. Dobla las rodillas y no inclines la espalda. Toma el objeto con ambas manos y mantenlo pegado al cuerpo durante el traslado.

Si debes repetir este movimiento con frecuencia, puede ser conveniente que utilices una faja protectora, como la faja sacrolumbar semirrígida corta, para disminuir la carga sobre las vértebras. 

  • Para coger objetos pesados de lugares altos, utiliza una escalera o un taburete seguro, ya que al tener los brazos por encima de los hombros, podemos afectarlos a ellos y a la columna. 

Utiliza correctores de postura o espalderas ortopédicas 

Las espalderas y los correctores de postura, ayudan a adoptar una buena postura y a recuperar la memoria muscular, siempre y cuando se combinen con el fortalecimiento de la musculatura de la espalda, con estiramientos y ejercicios para ello. 

La espaldera transpirable reforzada consta de bandas que permiten ejercer una tracción gradual y personalizada de la espalda. 

Vigila tu peso 

Recuerda que las personas con sobrepeso sufren una mayor tensión en los músculos de la espalda y, por lo tanto, tienen mayor predisposición a padecer dolores en la zona lumbar.  

Realiza ejercicio frecuentemente 

Con el objetivo de mejorar la postura, fortalecer la espalda y abdomen, mejorar la flexibilidad y bajar de peso en caso de ser necesario. La actividad deportiva debe incluir ejercicios aeróbicos, como caminar o nadar, y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura de la espalda. 

Descanso entre jornadas  

La posición estática es una de las causas de dolor en la espalda. Trata de realizar descansos cada 1 a 2 horas, por 5 a 10 minutos, estirando los músculos del cuello, la espalda y extremidades. 

En caso de viajes largos o jornadas prolongadas frente al volante, realiza pausas cada 2 horas para estirar tus músculos. 

Teléfonos inteligentes, tablets y portátil 

El uso de estos artefactos ha aumentado en los últimos años y largas horas del día son consumidas usándolos. Las posturas inadecuadas, adoptadas durante su uso, han aumentado los dolores musculares y lesiones de la espalda y extremidades. 

Para usar el portátil procura estar frente a la pantalla, manteniendo la espalda y los brazos apoyados, evitando flexionar el cuello.  

Al usar la tablet y el móvil, colócalo ligeramente por debajo de la altura de los hombros y a unos 30 cm del pecho aproximadamente, con el cuello y las muñecas rectas, y los hombros relajados. 

En caso de tener las manos ocupadas al contestar una llamada, nunca sujetes el móvil entre el oído y el hombro, utiliza el micrófono o el auricular auxiliar. Realiza descansos cortos pero habituales mientras utilices estos dispositivos electrónicos. 

Controla el estrés 

Procura realizar actividades que permitan que te relajes y logres liberar las tensiones del día a día. Unas vacaciones cortas, salidas con tu familia, el yoga, entre otras, son buenas opciones para liberarte del estrés. 

En caso de dolor de espalda 

Cuando aparece el dolor de espalda generalmente se debe a malos hábitos de cuidado de la espalda y su tratamiento es conservador. Es necesario que consultes con el médico, que puede indicar: 

  • Analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares en caso de que aparezca un dolor de forma aguda e intensa. 
  • Terapia con calor y frío para aliviar el dolor. El frío ayuda a desinflamar las estructuras durante los primeros días, luego puedes utilizar el calor para relajar la musculatura. 
  • Uso de fajas o soportes ortésicos. Como la faja «lumbitron» dorsolumbar semirrígida o el módulo sacrolumbar en termoplástico “evotec forte” para el alivio del dolor de espalda.  
  • Reposo físico corto. Si sufres dolor de espalda, es adecuado que guardes reposo los primeros días. Pero una vez que mejore el dolor, debes retomar tus actividades cotidianas, evitando levantar pesos o movimientos forzados.  
  • Durante la recuperación del dolor de espalda evita trotar, deportes de contacto o raqueta, golf, danza, levantamiento de pesas y abdominales hasta que tu médico lo autorice. 

Consejos para prevenir las lesiones en esquí-snowboard durante el invierno

En los últimos años ha aumentado el número de personas que practican  deportes de invierno, especialmente el esquí y el snowboard. Esto ha supuesto mejoras en el material de seguridad utilizado para practicar este deporte de invierno y en las 32 estaciones de esquí en España.

De esta forma la tasa de lesiones ha disminuido en los últimos años, pero aún continúa siendo alta con respecto a otros deportes. Hoy te traemos algunos consejos para prevenir las lesiones en esquí-snowboard durante el invierno. 

Normas para la práctica del esquí-snowboard  

La Federación Internacional de Esquí (FIS) diseñó un código de conducta para los esquiadores, buscando una mayor seguridad al practicar este deporte.  

  • Respetar a los otros. Realiza tu práctica con responsabilidad, para evitar sufrir lesiones o lastimar a otros deportistas.
  • Esquiar bajo control. Ve a una velocidad adecuada, de acuerdo al tiempo y estado de la nieve, además de tu nivel para esquiar.
  • Usar una ruta segura. Utiliza las rutas destinadas para esquiar, evita las pendientes pronunciadas o atajos fuera del camino. 
  • Al sobrepasar, deja espacio para maniobras inesperadas, no sabes que tiene pensado hacer el que va delante de ti.
  • Mirar en ambas direcciones: al partir y al parar.
  • Si vas a parar en la pista, evita detenerte en zonas angostas y obstaculizar el camino. 
  • Sube y baja por un costado de la pista.
  • Obedece todas las señales.  
  • En caso de accidente, debes estar disponible para ayudar.
  • Testigo de accidente. Presta tu ayuda e información. 

Consejos para prevenir lesiones durante el invierno 

Además de las recomendaciones anteriores, también puedes seguir estos consejos para prevenir las lesiones durante el invierno al practicar deportes: 

Mantén una buena condición física 

Los deportes de invierno requieren una buena forma y condición física. Es importante que te prepares para la temporada de invierno fortaleciendo los músculos, especialmente de las piernas. 

La buena condición física disminuye el riesgo de lesiones, y el aumento de la fuerza muscular, protege la articulación durante las caídas. La flexibilidad también reduce la incidencia y severidad de las lesiones.  

Mantente hidratado 

A diferencia del verano, durante la práctica deportiva del invierno, no se siente tanta sed, pero es importante hidratarse con bebidas calientes o agua antes, durante y después de la actividad deportiva.  

Utiliza la ropa adecuada 

La ropa debe brindar el abrigo necesario para controlar la temperatura corporal, pero a la vez debe ser flexible y adaptarse a la actividad deportiva que vas a realizar.  

Revisa la previsión del tiempo 

Practica deportes cuando la previsión del tiempo sea favorable. En caso de condiciones meteorológicas adversas, es mejor quedarse en casa para evitar riesgos. 

Realiza calentamiento previo 

Las bajas temperaturas del invierno, hacen que los músculos se tensen y los vasos sanguíneos se contraigan. Esto aumenta el riesgo de sufrir calambres y lesiones musculares.  

Usa equipo deportivo en buen estado 

Asegúrate de utilizar materiales (esquís, botas, patines, tabla etc.) en buenas condiciones. Un equipo defectuoso puede provocar una caída, que genere una lesión e incluso lastimar a otros.  

Aprende las técnicas adecuadas 

Consigue un buen instructor, que te enseñe las técnicas adecuadas para realizar la actividad deportiva y así disminuir el riesgo de sufrir alguna lesión.  

Aprende a caer 

Hasta los profesionales sufren caídas. Las caídas sobre suelo duro, como la nieve, pueden lesionar fácilmente las articulaciones, si no caes de la forma adecuada. 

Descansa regularmente 

El agotamiento físico y muscular aumenta el riesgo de lesionarse, por lo que los descansos son fundamentales para permitir la recuperación muscular y recobrar energías. 

Utiliza casco 

La incorporación del casco, ha supuesto un avance al reducir el riesgo de lesiones en la cabeza. 

Lesiones deportivas más frecuentes durante el invierno  

El esquí y el snowboard son deportes de alto riesgo y son fuente de numerosas lesiones deportivas, tanto en principiantes como en profesionales. Estas son las lesiones más frecuentes de los deportes de invierno:  

Luxación de hombro y fractura de clavícula 

Se producen por fuertes traumatismos directos al momento de caer o golpear un obstáculo con el hombro o la clavícula. Para estos casos puedes utilizar la hombrera elástica funcional orliman therago para una recuperación efectiva. 

El pulgar del esquiador 

Se produce al caer con la mano cerrada alrededor del bastón. Esto ocasiona una desviación forzada del pulgar y la lesión de los ligamentos. Puedes usar la muñequera semirrígida con férula palmar-pulgar orliman fixquick powered by boa® en caso de sufrir el pulgar del esquiador. 

Lesiones de la muñeca 

Tanto el esguince como la fractura de muñeca, representan las lesiones más frecuentes de los snowboarders. Se produce al momento de las caídas, al apoyar las manos sobre la nieve dura o helada.  

Los principiantes son los más afectados, ya que se caen con mayor frecuencia y tienden a colocar las manos para protegerse de la caída. Gracias a la muñequera semirrígida con férula palmar fixquick powered by boa® tu recuperación de la muñeca será más rápida. 

Lesiones de rodilla 

Las modificaciones hechas en las botas usadas para esquiar, han disminuido las lesiones del tobillo y del pie, pero han aumentado la lesión de los ligamentos y meniscos de la rodilla. 

Al estar fijas obligan a torcer la pierna al caer y esto ocasiona la lesión de la rodilla. Una buena opción para proteger y tratar las rodillas es la rodillera elástica funcional con flejes orliman therago. 

Lesiones de tobillo 

En el snowboard y el esquí de fondo, se utilizan botas más blandas, qué se dan mayor libertad al tobillo y por lo tanto existe un mayor riesgo de lesión.  

En casos de esguince de tobillo la tobillera estabilizadora orliman fixquick powered by boa® puede acelerar tu recuperación. 

Tips para cuidar tus pies en verano si sufres patologías

Algunos esperaban con ansias la llegada del verano para lucir sus pies, pero no todos contamos con la suerte de tener unos pies sanos. Durante el verano, algunos problemas de los pies se pueden agravar, es por esto que hoy hablaremos de cómo tratar y que usar para cuidar tus pies en verano, según la principales patologías de pies que sufras.

Problemas más comunes de los pies y como tratarlos en verano

Si sufres alguna patología, es mucho más importante cuidar tus pies durante el verano, ya que los cambios de temperatura, las actividades y el calzado del verano, podrían empeorar las enfermedades de los pies. Estos son algunos tips para cuidar tus pies en verano, de acuerdo a las distintas patologías:

Pie de atleta

Resulta de caminar en áreas húmedas o mantener los pies con humedad. Es una infección por hongos en los pies, especialmente entre los dedos, altamente contagiosa y puede propagarse a otras partes del cuerpo. Provoca picazón, lesiones rojizas, ampollas, descamación de los pies y puede producir mal olor.

En verano estos problemas pueden agravarse debido a el aumento en la sudoración de los pies, que favorece la humedad en los mismos. También la visita a piscinas y duchas públicas en las playas, puede favorecer su contagio y propagación.

Para eliminar la infección por hongos en los pies, es necesario utilizar antimicóticos locales y se deben extremar las medidas de higiene. Lava tus pies con agua y jabón, al menos 2 veces al día y después seca bien, especialmente entre los dedos.

Usar un calzado transpirable y abierto como el CALZADO TERAPÉUTICO – BELLE-ILE® SUMMER, permitirá que tus pies respiren mejor y favorecerá la eliminación de los hongos. Recuerda cambiar y desinfectar los zapatos todos los días.

Juanetes

Un problema que afecta principalmente a las mujeres y consiste en protuberancias en el borde externo del dedo gordo, ocasionado por el uso de calzado apretado. Una cómoda solución es el CALZADO TERAPÉUTICO – BRÉHAT® SUMMER

La sequedad del verano puede propiciar la aparición de rozaduras y durezas en el juanete o entre los dedos. Para evitar esta situación puedes utilizar el PROTECTOR DE JUANETE GEL PURO que amortigua y protege la protuberancia ósea.

Neuropatía diabética

Consiste en un grupo de afecciones que causan daño en los pies debido a la diabetes. Los altos niveles de azúcar, durante largos periodos de tiempo en las personas diabéticas, causan daño en los nervios, especialmente de los pies.

Entre los síntomas se encuentran entumecimiento, hormigueo y dolor en los pies, pero quizás el más preocupante durante el verano, sea la falta de sensibilidad que aumenta el riesgo de sufrir cortes o lesiones en los pies.

Si sufres de diabetes, tanto como controlar los niveles de azúcar en sangre, debes revisar constantemente tus pies, en busca de lesiones o heridas y evita andar descalzo. El CALCETÍN PARA PIE DIABÉTICO en combinación con el CALZADO TERAPÉUTICO – RHUYS® protegerá tus pies durante este verano. 

Fascitis plantar

La fascia plantar es un ligamento en la parte inferior del pie, responsable de sostener el arco plantar. Cuando se inflama por tensión o calzado inadecuado, origina la fascitis plantar, que es la causa más común de dolor en el talón.

Los zapatos planos y las chanclas, comunes en verano, pueden agravar los síntomas de la fascitis plantar. Los zapatos con un buen soporte y una PLANTILLA EXTRAFINA FORRADA pueden ayudar a disminuir el dolor y mejorar la fascitis plantar.

Callos y durezas

Aparecen por el roce ocasionado entre los pies y el calzado, especialmente en personas que sufren de juanetes o dedos en martillo. Normalmente no producen dolor pero, con el paso del tiempo, pueden volverse dolorosos y deben tratarse.

Utilizar calzado de horma ancha como el CALZADO TERAPÉUTICO – GROIX® SUMMER ayuda a prevenir su formación y su recuperación.  

Espolón calcáneo

También conocido como espolón del talón, es una calcificación que se forma entre el hueso del talón y el arco plantar, debido a una tensión prolongada en los músculos y ligamentos del pie.

Las chanclas y los zapatos planos, pueden producir dolor en las personas con espolón calcáneo. El CALZADO TERAPÉUTICO – MOLÈNE SUMMER en combinación con la TALONERA ANATÓMICA DE SILICONA PARA ESPOLÓN ayuda a mejorar los síntomas.

Grietas en el talón

Durante el verano es común la resequedad en los pies por las altas temperaturas, esto puede originar la aparición de grietas en el talón o talones agrietados. Hidrata tus pies con cremas hidratantes y aprovecha en darte un masaje en los pies, para aliviar la tensión del día. 

Recomendaciones generales para cuidar tus pies en verano

  • Mantente bien hidratado y utiliza cremas hidratantes para los pies.
  • Si vas a usar calcetines, mejor que sean de algodón y transpirables. Los CALCETÍN DE VIAJE son útiles para los viajes largos del verano.
  • Lava tus pies diariamente con agua y jabón. Sécalos bien después de lavarlos, para no dejar humedad entre los dedos.
  • Usa calzado transpirable y cómodo.
  • Usas desodorante para los pies, que ayude a mantenerlos secos y evitar el mal olor.
  • Utiliza protector solar, sin olvidar el empeine del pie.

 

Consejos ortopédicos para proteger las articulaciones en la vuelta al deporte tras el confinamiento

Durante estos días de confinamiento probablemente hayas subido un poco de peso o tu masa muscular se haya disminuido, o incluso una combinación de ambas. Por tanto las condiciones físicas que tenías antes de la cuarentena, no serán las mismas que tienes actualmente.

Al volver al deporte, luego de la cuarentena por el coronavirus, debemos tener especial cuidado en proteger nuestras articulaciones, que suelen ser las más afectadas luego de largos periodos de inactividad, en especial las del pie y del tobillo, que reciben el mayor impacto de energía, al sostener nuestro cuerpo en bipedestación.

Por esta razón, hoy te traemos algunas recomendaciones ortopédicas para proteger las articulaciones del pie y el tobillo a la hora de retornar tus actividades deportivas tras el confinamiento.

Consejos para proteger nuestras articulaciones en la vuelta al deporte

Nuestras rutinas de entrenamiento cambiaron a causa del COVID-19 y, ahora que ha llegado el momento de retomar los deportes, nuestras articulaciones están en peligro de sufrir lesiones, que pueden prolongar nuestro tiempo alejados de las actividades deportivas.

Los errores en el entrenamiento representan el 60% de las causas  de las lesiones por deportes. Y es que, después de tantos días de sedentarismo, es preciso que tengas mucho cuidado y sigas los siguientes consejos para proteger tus articulaciones:

  1. El retorno de las actividades deportivas debe hacerse de forma progresiva, teniendo en cuenta que nos tomará entre 1 y 2 meses recuperar la forma física que teníamos antes del confinamiento. Tener paciencia es fundamental para evitar las lesiones articulares.
  2. Si tienes lesiones previas, como esguinces o postoperatorios de fracturas, antes de reiniciar la actividad deportiva, deberías consultar con un médico  o un especialista en deporte. En caso de lesiones en el  tobillo, podrían recomendarte utilizar tobilleras que estabilizan la articulación como la Tobillera estabilizadora con cordones tobiplus.
  3. No pretendas realizar todo el ejercicio  que no hiciste durante la cuarentena el primer día. Incluso si realizaste actividad física en tu casa, tu cuerpo necesita un tiempo razonable para adaptarse nuevamente a las condiciones del exterior, por supuesto teniendo en cuenta también tu condición física, estado de salud y edad.
  4. No le exijas en exceso a tu cuerpo, lo ideal es empezar con ejercicios suaves. Caminar de 30 minutos a una hora de forma continua o en series de 10 minutos para evitar la sobrecarga es un buen comienzo. La frecuencia, duración e intensidad del deporte se irá aumentando progresivamente.
  5. Siempre realizar el calentamiento adecuado: este incluye estiramientos antes y después de la actividad física. También recuerda que no debemos parar el ejercicio de forma brusca, lo ideal es bajar la intensidad paulatinamente.
  6. Hacer deportes en suelos blandos ayuda a disminuir el impacto de energía que reciben nuestras articulaciones. La Plantilla deportiva con descarga en talón y metatarsos también ayuda a disminuir el impacto del choque del pie contra el suelo, además de brindar estabilidad y mejorar el equilibrio durante la práctica deportiva.
  7. Utilizar el calzado adecuado para hacer deporte evita que suframos caídas o tengamos sobrecargas, que puedan lesionar nuestras articulaciones.

Otras recomendaciones para iniciar los deportes tras el confinamiento

Es importante mantener una alimentación balanceada, que brinde los nutrientes necesarios para desempeñar la actividad deportiva correctamente. Los aportes de colágenos son beneficiosos para nuestras articulaciones, los encontramos en alimentos como carnes, pescado y gelatina.

La mayor composición de nuestras articulaciones es agua, por lo que mantenernos bien hidratados durante el deporte es fundamental para protegerlas del desgaste.

Nuestras articulaciones necesitan recuperarse después de la actividad física, por eso es necesario darles el reposo y descanso adecuado después de hacer deporte.

¿Puedo sufrir lesiones en pies y tobillos al practicar deporte?

Entre las lesiones articulares más frecuentes están las del tobillo y del pie. Los esguinces, torceduras, desgarros ligamentosos y la fascitis plantar son las más frecuentes en los deportistas.

Recordemos que estas estructuras, junto con las rodillas, soportan todo el peso de nuestro cuerpo al estar de pie. Las lesiones por sobrecarga, caídas o torceduras suelen afectar principalmente el tobillo, siendo el esguince el más temido y frecuente entre los deportistas.

Los esguinces de tobillos en su mayoría se suelen recuperar completamente, sin embargo, entre el 20 y 40% de los pacientes tendrán repercusiones crónicas.  Utilizar una ortesis para el tobillo como la Tobillera elástica funcional orliman therago previene de que  se presenten estas repercusiones.

La fascia plantar es la encargada de recibir el impacto al momento de caminar o correr. Cuando se lesiona, se caracteriza por presentar un dolor agudo en la zona interna del talón y se denomina fascitis plantar. Los deportistas con fascitis plantar leve presentarán dolor durante la mañana o después de hacer deporte.

Si no se toman las medidas necesarias el problema se va agravando, hasta el punto de limitar la vida normal de la persona. Si tu médico te diagnostica con esta patología, probablemente indique la utilización de una Ortesis para la fascitis plantar que te ayudará a aliviar los síntomas y volver a realizar tu actividad deportiva con normalidad.

En definitiva, el riesgo de lesiones ortopédicas aumenta, tras un periodo extenso de reducción de la actividad física como el que hemos vivido debido a la crisis causada con el coronavirus, pero siguiendo las pautas que te hemos contado, podrás recuperar tu forma física sin miedo a lesionarte.

Te recomendamos:

Lesiones traumatológicas en personas mayores tras el confinamiento ¿Cómo evitarlas?