Tips para cuidar tus pies en verano si sufres patologías

Algunos esperaban con ansias la llegada del verano para lucir sus pies, pero no todos contamos con la suerte de tener unos pies sanos. Durante el verano, algunos problemas de los pies se pueden agravar, es por esto que hoy hablaremos de cómo tratar y que usar para cuidar tus pies en verano, según la principales patologías de pies que sufras.

Problemas más comunes de los pies y como tratarlos en verano

Si sufres alguna patología, es mucho más importante cuidar tus pies durante el verano, ya que los cambios de temperatura, las actividades y el calzado del verano, podrían empeorar las enfermedades de los pies. Estos son algunos tips para cuidar tus pies en verano, de acuerdo a las distintas patologías:

Pie de atleta

Resulta de caminar en áreas húmedas o mantener los pies con humedad. Es una infección por hongos en los pies, especialmente entre los dedos, altamente contagiosa y puede propagarse a otras partes del cuerpo. Provoca picazón, lesiones rojizas, ampollas, descamación de los pies y puede producir mal olor.

En verano estos problemas pueden agravarse debido a el aumento en la sudoración de los pies, que favorece la humedad en los mismos. También la visita a piscinas y duchas públicas en las playas, puede favorecer su contagio y propagación.

Para eliminar la infección por hongos en los pies, es necesario utilizar antimicóticos locales y se deben extremar las medidas de higiene. Lava tus pies con agua y jabón, al menos 2 veces al día y después seca bien, especialmente entre los dedos.

Usar un calzado transpirable y abierto como el CALZADO TERAPÉUTICO – BELLE-ILE® SUMMER, permitirá que tus pies respiren mejor y favorecerá la eliminación de los hongos. Recuerda cambiar y desinfectar los zapatos todos los días.

Juanetes

Un problema que afecta principalmente a las mujeres y consiste en protuberancias en el borde externo del dedo gordo, ocasionado por el uso de calzado apretado. Una cómoda solución es el CALZADO TERAPÉUTICO – BRÉHAT® SUMMER

La sequedad del verano puede propiciar la aparición de rozaduras y durezas en el juanete o entre los dedos. Para evitar esta situación puedes utilizar el PROTECTOR DE JUANETE GEL PURO que amortigua y protege la protuberancia ósea.

Neuropatía diabética

Consiste en un grupo de afecciones que causan daño en los pies debido a la diabetes. Los altos niveles de azúcar, durante largos periodos de tiempo en las personas diabéticas, causan daño en los nervios, especialmente de los pies.

Entre los síntomas se encuentran entumecimiento, hormigueo y dolor en los pies, pero quizás el más preocupante durante el verano, sea la falta de sensibilidad que aumenta el riesgo de sufrir cortes o lesiones en los pies.

Si sufres de diabetes, tanto como controlar los niveles de azúcar en sangre, debes revisar constantemente tus pies, en busca de lesiones o heridas y evita andar descalzo. El CALCETÍN PARA PIE DIABÉTICO en combinación con el CALZADO TERAPÉUTICO – RHUYS® protegerá tus pies durante este verano. 

Fascitis plantar

La fascia plantar es un ligamento en la parte inferior del pie, responsable de sostener el arco plantar. Cuando se inflama por tensión o calzado inadecuado, origina la fascitis plantar, que es la causa más común de dolor en el talón.

Los zapatos planos y las chanclas, comunes en verano, pueden agravar los síntomas de la fascitis plantar. Los zapatos con un buen soporte y una PLANTILLA EXTRAFINA FORRADA pueden ayudar a disminuir el dolor y mejorar la fascitis plantar.

Callos y durezas

Aparecen por el roce ocasionado entre los pies y el calzado, especialmente en personas que sufren de juanetes o dedos en martillo. Normalmente no producen dolor pero, con el paso del tiempo, pueden volverse dolorosos y deben tratarse.

Utilizar calzado de horma ancha como el CALZADO TERAPÉUTICO – GROIX® SUMMER ayuda a prevenir su formación y su recuperación.  

Espolón calcáneo

También conocido como espolón del talón, es una calcificación que se forma entre el hueso del talón y el arco plantar, debido a una tensión prolongada en los músculos y ligamentos del pie.

Las chanclas y los zapatos planos, pueden producir dolor en las personas con espolón calcáneo. El CALZADO TERAPÉUTICO – MOLÈNE SUMMER en combinación con la TALONERA ANATÓMICA DE SILICONA PARA ESPOLÓN ayuda a mejorar los síntomas.

Grietas en el talón

Durante el verano es común la resequedad en los pies por las altas temperaturas, esto puede originar la aparición de grietas en el talón o talones agrietados. Hidrata tus pies con cremas hidratantes y aprovecha en darte un masaje en los pies, para aliviar la tensión del día. 

Recomendaciones generales para cuidar tus pies en verano

  • Mantente bien hidratado y utiliza cremas hidratantes para los pies.
  • Si vas a usar calcetines, mejor que sean de algodón y transpirables. Los CALCETÍN DE VIAJE son útiles para los viajes largos del verano.
  • Lava tus pies diariamente con agua y jabón. Sécalos bien después de lavarlos, para no dejar humedad entre los dedos.
  • Usa calzado transpirable y cómodo.
  • Usas desodorante para los pies, que ayude a mantenerlos secos y evitar el mal olor.
  • Utiliza protector solar, sin olvidar el empeine del pie.

 

Consejos ortopédicos para proteger las articulaciones en la vuelta al deporte tras el confinamiento

Durante estos días de confinamiento probablemente hayas subido un poco de peso o tu masa muscular se haya disminuido, o incluso una combinación de ambas. Por tanto las condiciones físicas que tenías antes de la cuarentena, no serán las mismas que tienes actualmente.

Al volver al deporte, luego de la cuarentena por el coronavirus, debemos tener especial cuidado en proteger nuestras articulaciones, que suelen ser las más afectadas luego de largos periodos de inactividad, en especial las del pie y del tobillo, que reciben el mayor impacto de energía, al sostener nuestro cuerpo en bipedestación.

Por esta razón, hoy te traemos algunas recomendaciones ortopédicas para proteger las articulaciones del pie y el tobillo a la hora de retornar tus actividades deportivas tras el confinamiento.

Consejos para proteger nuestras articulaciones en la vuelta al deporte

Nuestras rutinas de entrenamiento cambiaron a causa del COVID-19 y, ahora que ha llegado el momento de retomar los deportes, nuestras articulaciones están en peligro de sufrir lesiones, que pueden prolongar nuestro tiempo alejados de las actividades deportivas.

Los errores en el entrenamiento representan el 60% de las causas  de las lesiones por deportes. Y es que, después de tantos días de sedentarismo, es preciso que tengas mucho cuidado y sigas los siguientes consejos para proteger tus articulaciones:

  1. El retorno de las actividades deportivas debe hacerse de forma progresiva, teniendo en cuenta que nos tomará entre 1 y 2 meses recuperar la forma física que teníamos antes del confinamiento. Tener paciencia es fundamental para evitar las lesiones articulares.
  2. Si tienes lesiones previas, como esguinces o postoperatorios de fracturas, antes de reiniciar la actividad deportiva, deberías consultar con un médico  o un especialista en deporte. En caso de lesiones en el  tobillo, podrían recomendarte utilizar tobilleras que estabilizan la articulación como la Tobillera estabilizadora con cordones tobiplus.
  3. No pretendas realizar todo el ejercicio  que no hiciste durante la cuarentena el primer día. Incluso si realizaste actividad física en tu casa, tu cuerpo necesita un tiempo razonable para adaptarse nuevamente a las condiciones del exterior, por supuesto teniendo en cuenta también tu condición física, estado de salud y edad.
  4. No le exijas en exceso a tu cuerpo, lo ideal es empezar con ejercicios suaves. Caminar de 30 minutos a una hora de forma continua o en series de 10 minutos para evitar la sobrecarga es un buen comienzo. La frecuencia, duración e intensidad del deporte se irá aumentando progresivamente.
  5. Siempre realizar el calentamiento adecuado: este incluye estiramientos antes y después de la actividad física. También recuerda que no debemos parar el ejercicio de forma brusca, lo ideal es bajar la intensidad paulatinamente.
  6. Hacer deportes en suelos blandos ayuda a disminuir el impacto de energía que reciben nuestras articulaciones. La Plantilla deportiva con descarga en talón y metatarsos también ayuda a disminuir el impacto del choque del pie contra el suelo, además de brindar estabilidad y mejorar el equilibrio durante la práctica deportiva.
  7. Utilizar el calzado adecuado para hacer deporte evita que suframos caídas o tengamos sobrecargas, que puedan lesionar nuestras articulaciones.

Otras recomendaciones para iniciar los deportes tras el confinamiento

Es importante mantener una alimentación balanceada, que brinde los nutrientes necesarios para desempeñar la actividad deportiva correctamente. Los aportes de colágenos son beneficiosos para nuestras articulaciones, los encontramos en alimentos como carnes, pescado y gelatina.

La mayor composición de nuestras articulaciones es agua, por lo que mantenernos bien hidratados durante el deporte es fundamental para protegerlas del desgaste.

Nuestras articulaciones necesitan recuperarse después de la actividad física, por eso es necesario darles el reposo y descanso adecuado después de hacer deporte.

¿Puedo sufrir lesiones en pies y tobillos al practicar deporte?

Entre las lesiones articulares más frecuentes están las del tobillo y del pie. Los esguinces, torceduras, desgarros ligamentosos y la fascitis plantar son las más frecuentes en los deportistas.

Recordemos que estas estructuras, junto con las rodillas, soportan todo el peso de nuestro cuerpo al estar de pie. Las lesiones por sobrecarga, caídas o torceduras suelen afectar principalmente el tobillo, siendo el esguince el más temido y frecuente entre los deportistas.

Los esguinces de tobillos en su mayoría se suelen recuperar completamente, sin embargo, entre el 20 y 40% de los pacientes tendrán repercusiones crónicas.  Utilizar una ortesis para el tobillo como la Tobillera elástica funcional orliman therago previene de que  se presenten estas repercusiones.

La fascia plantar es la encargada de recibir el impacto al momento de caminar o correr. Cuando se lesiona, se caracteriza por presentar un dolor agudo en la zona interna del talón y se denomina fascitis plantar. Los deportistas con fascitis plantar leve presentarán dolor durante la mañana o después de hacer deporte.

Si no se toman las medidas necesarias el problema se va agravando, hasta el punto de limitar la vida normal de la persona. Si tu médico te diagnostica con esta patología, probablemente indique la utilización de una Ortesis para la fascitis plantar que te ayudará a aliviar los síntomas y volver a realizar tu actividad deportiva con normalidad.

En definitiva, el riesgo de lesiones ortopédicas aumenta, tras un periodo extenso de reducción de la actividad física como el que hemos vivido debido a la crisis causada con el coronavirus, pero siguiendo las pautas que te hemos contado, podrás recuperar tu forma física sin miedo a lesionarte.

Te recomendamos:

Lesiones traumatológicas en personas mayores tras el confinamiento ¿Cómo evitarlas?