Consejos para elegir un buen calzado para diabéticos

Un buen calzado para diabéticos debe ser ancho, cerrado y flexible

La diabetes puede causar daños en los nervios (neuropatía) y en la circulación sanguínea de los pies. Un alto y constante nivel de glucemia en sangre conlleva entumecimiento, una reducción de la sensibilidad y la aparición de infecciones en los pies. Es lo que se conoce como pie diabético. Por ello es importante prestar atención al calzado que usan y elegir un calzado para diabéticos. Así podrás evitar o paliar las complicaciones de esta enfermedad.

En podología, cuando una persona tiene pie diabético se dan dos consejos fundamentales para empezar un tratamiento: usar un buen calzado para diabéticos y cuidar la higiene de los pies. Para elegir ese calzado para diabéticos hay que tener presente los siguientes aspectos:

  •   Que sea ancho. Así se evitan roces y una presión innecesaria en cualquier zona del pie. Sobre todo en la punta, porque así no comprime los dedos y no aparecen callos. Pero tampoco deben ser demasiado anchos porque entonces no sujetarán.
  •  Que sea cerrado. Para que no entre suciedad o piedras debe cubrir los dedos y los talones, que son las partes más sensibles en casos de diabetes.
  •  Que esté confeccionado en piel o en materiales de calidad y sean flexibles. Además el material debe ser transpirable para evitar la sudoración del pie.
  •  El calzado para diabéticos no debe resbalar, para dar más estabilidad al andar.
  •   Presta atención a la suela y al tacón. La suela no debe ser ni muy fina ni muy blanda. Y el tacón debe tener entre 2 y 5 centímetros de altura y debe estar reforzado.

 

Estas son las pautas básicas a tener en cuenta a la hora de adquirir un calzado para diabéticos. Con esas ideas en la cabeza, toca ir de compras y para eso te interesa seguir los siguientes consejos:

  •   Compra el calzado para diabéticos por la tarde. En ese momento los pies están un poco más hinchados y así seguro que no te apretarán.
  •   Pruébate los dos zapatos. Los pies no son exactamente iguales y así te aseguras de que los dos zapatos te van bien.
  • Si usas plantillas, llévatelas y pruébate el calzado para diabéticos con ellas.
  • Si encuentras un par que te sienta bien, ¿por qué no compras dos? Así tienes varios pares y podrás cambiarlos frecuentemente, lo cual beneficia la salud de tus pies.

En Orliman contamos con diversos modelos de calzado terapéutico, como Rhyus, un calzado para diabéticos de gran confort. Se adapta al pie y no lleva costuras. Además es transpirable y su tejido elástico permite la sujeción y la adaptación al pie. Rhyus forma parte de la línea de calzado ortopédico Orliman Feetpad, diseñada para mejorar los problemas de personas con dolencias o enfermedades que afectan al pie.

Rhyus es un zapato perfecto para personas con diabetes ya que ayuda a evitar futuros problemas si hay evidencias de neuropatía, mala circulación sanguínea o falta de sensibilidad. Dentro del tratamiento de podología para una persona con diabetes, un buen calzado para diabéticos es una de las principales herramientas para evitar tener que optar por la alternativa quirúrgica. Además ayuda a aliviar las molestias que esta enfermedad puede causar.

Y si ese calzado para diabéticos lo complementas con uno de los calcetines técnicos de la gama Orliven Diabetic de Orliman los beneficios serán mayores. Estos calcetines proporcionan a los pies un tratamiento bacteriostático que evita la proliferación de bacterias y hongos.

 

Deja un comentario