Elegir el zapato adecuado para los mayores es fundamental para su salud

Cuando hablamos de la salud del adulto mayor normalmente pensamos en enfermedades cardiovasculares, metabólicas o degenerativas y descuidamos otros apartados de la salud, como los pies. Elegir los zapatos adecuados para los mayores es la principal acción terapéutica que podemos hacer para cuidar la salud podálica de los adultos mayores.

Utilizar zapatos inadecuados puede acarrear deformidades en los pies, que terminarán causando dolores en tobillos, piernas, rodillas e incluso cadera y espalda, lo que ratifica la importancia de elegir zapatillas adecuadas para los mayores.

¿Qué ocurre con los pies del adulto mayor?

El envejecimiento trae consigo la debilidad en los huesos y los músculos, lo que dificulta mantener el equilibrio al andar. También existen otros problemas como la artritis, la visión borrosa y en ocasiones la capacidad de concentrarse que pueden favorecer las lesiones y caídas.

La piel de las personas mayores se hace más reseca, dura y su capacidad sensorial se reduce. La presencia de una herida o una rozadura en el pie, en ocasiones no es percibida, lo que retrasa el tratamiento y las agrava.

El pie aumenta de tamaño y puede deformarse a medida que pasan los años, con la aparición de espolones, hallux valgus, pie reumático o dedos en martillo, entre otras.

Las personas mayores frecuentemente sufren de problemas circulatorios que afectan los miembros inferiores. Al disminuir el aporte de sangre, se favorece la aparición de úlceras y retrasa la sanación de heridas.

La presencia de pie diabético altera la sensibilidad en los pies, aumentando las probabilidades de formación de úlceras o heridas de difícil curación. Un mal manejo del pie diabético, puede desencadenar infecciones graves, dolores o en casos graves amputaciones de los dedos o el pie.

Los zapatos adecuados mejoran la salud de los mayores

La elección del calzado adecuado puede disminuir las probabilidades de que ocurran caídas, heridas, rozaduras, deformidades y lesiones en los pies de los mayores. Además brindan seguridad y estabilidad en la marcha, con la consecuente independencia y mejora en la calidad de vida del adulto mayor.

Un estudio en personas mayores, del equipo de investigación multidisciplinar del pie, biomecánica, patología, ortopedia y cirugía de la Universidad de Extremadura demostró que el 83% de los pacientes analizados usaban zapatos inadecuados. Lo más probable es que se deba al desconocimiento y descuido a la hora de elegir el calzado de los mayores.

Cómo deben ser los zapatos para los mayores

El aspecto más importante para escoger el zapato para los mayores es que ellos se sientan cómodos y les brinden seguridad al caminar al mejorar el equilibrio y la estabilidad de los pasos.

El material utilizado para confeccionar los zapatos debe ser resistente y fácil de lavar, para evitar la aparición de hongos, escaras, exceso de sudoración y mal olor. Se deben evitar los zapatos de plástico o materiales sintéticos porque tienen mala transpiración y favorecen las rozaduras.

Las suelas deben ser antiderrapantes y antideslizantes para prevenir las caídas, es importante que la suela se agarre firmemente a cualquier superficie incluso estando mojadas o resbaladiza. También es necesario que sean livianas y flexibles para acompañar el movimiento del pie y absorber el impacto al caminar.

El tamaño del zapato es importante

Se debe elegir el tamaño adecuado del zapato para evitar deformidades y caídas en las personas mayores. Lo ideal es que se los prueben a la última hora del día, que es cuando los pies suelen estar más hinchados y hacerlo con las medias  de uso diario, si es el caso.

El dedo más largo del pie debe quedar aproximadamente a un centímetro de la puntera del zapato y los dedos no deben tocar la parte superior de la puntera. El dedo pequeño no debe estar oprimido, si está muy apretado deberá elegir la talla siguiente o un modelo distinto con puntera más ancha.

Se debe tener en cuenta que un pie puede ser más grande que el otro por lo que debe probarse los dos zapatos y caminar un poco con ellos, para asegurarse que no molestan, sean cómodos y mejoren la estabilidad.

Zapatos ajustables al pie del adulto mayor

Se debe asegurar la buena sujeción del pie, por lo que es recomendable escoger zapatos con cordones, correa o velcros que faciliten la postura y se ajusten según el grosor del pie, los calcetines o las plantillas. Los cordones deben ser cortos para evitar tropiezos.

Si utiliza plantilla, debe llevarlas en el momento de comprar los zapatos para adultos mayores y comprobar que se adapten correctamente con el zapato.

En algunas condiciones donde el pie sufre cambios morfológicos, como el edema, mala circulación, hinchazón, postoperatorio o pie diabético puede servir utilizar el Calzado terapéutico – molène summer o Calzado terapéutico – groix® summer que es fácil de ajustar y retirar.

Los zapatos terapéuticos de los mayores pueden ser bonitos

A pesar de que una de las características más importantes, a la hora de seleccionar el zapato de nuestros mayores, debe ser la funcionalidad de los mismos, la estética y el buen gusto también representan algo importante para ellos.

Nadie quiere utilizar zapatos feos y que no se puedan combinar con la ropa, por el calzado terapéutico – oleron® summer y Calzado terapéutico – bréhat® summer combina la protección del pie con un estilo moderno, atractivo y presente en varios colores.

Te recomendamos:

Pacientes con osteoporisis ¿Cómo les afecta el sedentarismo por el confinamiento?

Consejos ortopédicos para proteger las articulaciones en la vuelta al deporte tras el confinamiento