¿Cómo corregir los dedos en martillo?

El dedo en martillo es de las deformidades del pie más comunes. Puede surgir por diversas causas, desde un desequilibrio muscular, pasando por el uso de un calzado inadecuado, por traumatismos u otras lesiones o problemas como la artritis o el Hallux Valgus o por causas de origen hereditario. En función de la gravedad se puede apostar por tratamientos no quirúrgicos, como un corrector del dedo de martillo, almohadillas o infiltraciones. En casos más graves (rigidez y dolor incapacitante) hay que acudir a la cirugía.

Leer más