¿Por qué se producen las fracturas vertebrales?

Las fracturas vertebrales se producen por diferentes causas. Osteoporosis, un traumatismo en la espalda o por un tumor. Dependiendo del origen el dolor puede ser muy intenso e incapacitante. Por eso es importante acudir rápidamente a un especialista en traumatología. Para analizar la fractura e iniciar el tratamiento. En la mayoría de los casos incluye el uso de un producto de ortopedia, así como fisioterapia y rehabilitación.

La osteoporosis es la principal causa de las fracturas vertebrales

La osteoporosis es la principal causa de las fracturas vertebrales. La pérdida de masa ósea hace que los huesos estén más frágiles y sea más fácil su rotura. Y una vez se ha sufrido una aumenta el riesgo de sufrir otra en un breve lapso de tiempo. Además, si las fracturas vertebrales proceden de la osteoporosis se suele confundir el dolor con un simple dolor de espalda. Y no se acude a traumatología para iniciar un tratamiento. ¿El resultado? Deformidad grave de la columna vertebral, dolor de espalda, pérdida de altura, deterioro de la función pulmonar, mayor cantidad de días de reposo y pérdida de calidad de vida. Además, las fracturas vertebrales afectan a la estabilidad de la columna y pueden dañar la médula espinal y a los nervios.

En las otras causas de fracturas vertebrales, traumatismo en la espalda o cáncer, suele iniciarse el tratamiento de manera inmediata. Para traumatología la primera opción suele ser decantarse por la opción más conservadora. Esta consiste en reposo, analgésicos y el uso de productos de ortopedia como el Marco de Hiper-extensión Jewett de Orliman. En su versión normal o corto.

¿Para qué está recomendada esta ortesis?

Estas ortesis están recomendadas para fracturas por aplastamiento, dolores vertebrales, fracturas vertebrales o dorsalgia lumbar, entre otras dolencias. Con ellas se consigue limitar el movimiento, corregir la deformidad y reducir las cargas sobre la columna. Sus tres puntos de apoyo (pectoral, suprapúbico y dorsolumbar), su estructura ligera y la posibilidad de regular la altura y la posición ofrecen un mayor confort al paciente.

Esta ortesis Jewett sostiene la espina dorsal y la mantiene en su lugar. Así se alivia la presión y permite que las fracturas vertebrales se curen más rápidamente. Además permite volver a iniciar la actividad en poco tiempo, siempre que se eviten actividades agotadoras y ejercicio físico. Una vez se haya recuperado se puede iniciar la fisioterapia y rehabilitación, con ejercicios de flexibilidad, fuerza y de mejora postural.

En casos de fracturas vertebrales graves, sobre todo cuando la compresión amenaza los nervios y la estabilidad de la columna, puede ser necesario acudir directamente a la cirugía. Hay distintos procedimientos, minímamente invasivos, que logran estabilizar la columna, aliviar el dolor y recuperar la posición anatómica correcta. Hay que completarlo con una buena rehabilitación y el uso de un producto de ortopedia como el Marco de Hiper-extensión Jewett de Orliman. Así, el paciente puede volver a su vida normal en poco tiempo.

Las fracturas vertebrales, sobre todo las causadas por la osteoporosis, muchas veces son difíciles de detectar y afectan a la calidad de las personas. Por eso es fundamental su diagnóstico precoz, ante los primeros síntomas de dolor, y su prevención. Una buena alimentación, rica en calcio, y un poco de ejercicio físico ayudan a prevenir la osteoporosis y evitar la fragilidad de los huesos, no solo de la columna vertebral sino también del resto del cuerpo.

Deja un comentario