Recuperación en fracturas de húmero: inmovilización y rehabilitación

La inmovilización de las fracturas de húmero es clave para estabilizar la zona y consolidar los huesos.

La inmovilización es clave para la recuperación en fracturas de brazo y antebrazo. Ya sea que se necesite un tratamiento conservador como un tratamiento quirúrgico el uso de ortesis de termo plástico inmovilizadoras ayuda a consolidar bien los huesos y estabilizar la zona. También es clave una buena rehabilitación.

El húmero es el hueso mas dañado en fracturas de brazo y antebrazo.

Las fracturas de húmero se clasifican por la zona fracturada: el extremo superior, el eje o el extremo inferior. Es una fractura frecuente, supone entre el 4-6% de todas las fracturas del adulto. Afecta a personas mayores, en muchos casos relacionado con osteoporosis o traumatismos. En el caso de la gente más joven suele aparecer por traumatismos de alta energía.

Las fracturas de húmero suponen entre el 4-6% de todas las fracturas del adulto

¿Cómo se tratan? Generalmente el 80% de las fracturas de húmero son no desplazadas. Por lo tanto, solo es necesaria la inmovilización durante un periodo de tiempo que marcará el especialista. Para ello Orliman cuenta con diversas ortesis de termoplástico que ayudan a la recuperación. Por ejemplo, la Ortesis de codo articulado de brazo y antebrazo en termoplástico. Es una ortesis de termoplástico modular que permite la inmovilización de la articulación del codo en una posición determinada. Proporciona un aumento de la estabilidad. Y se obtiene una compacidad uniforme de las partes blandas en la zona del foco de la fractura. Esta ortesis de termoplástico está pensada para fracturas de húmero provocadas por traumatismos directos o indirectos. Y también para el tratamiento postquirúrgico de las fracturas.

Esta ortesis de termoplástico de Orliman también está disponible con soporte de mano. Ofrece la inmovilización y estabilidad necesaria para el tratamiento de las fracturas de húmero. Y a la vez lleva un soporte de mano pensado para aquellos casos en que la fractura esté asociada a una parálisis o cuando así lo requiera.

La tercera ortesis de termoplástico de Orliman para el tratamiento de las fracturas de húmero es el Brace de húmero en termoplástico. Ofrece inmovilización, protección y estabilización mediante compresión. Está pensada para el control de la inestabilidad del foco de fracturas durante el proceso de consolidación. Y también es efectiva en el tratamiento postquirúrgico.

Después hay que comenzar un programa de rehabilitación para evitar rigidez, contracturas o atrofia muscular. El objetivo es mejorar el rango de movimientos y la fuerza muscular, fortalecer y estabilizar la lesión lesionada. Así se ayuda a prevenir la recurrencia y el deterioro a largo plazo.

El tiempo de recuperación suele estar alrededor de tres meses. Pero depende de varios factores.

  • Edad del paciente.
  • La fuerza de la contusión muscular.
  • La obesidad.
  • Desarrollo de la musculatura.
  • Una rehabilitación inadecuada.
  • Arrancamiento óseo con desplazamiento del fragmento.
  • Un diagnóstico tardío que puede derivar en una mala cicatrización.

Por ello es clave acudir al médico en cuanto se note el dolor y la movilización del brazo se vea limitada. Una vez comience el tratamiento hay que seguir correctamente las indicaciones del médico. Y no forzar. El proceso de recuperación lleva unas fases y hay que seguirlas para evitar males mayores.

Deja un comentario