¿Cómo tratar la bursitis de cadera?

La bursitis de cadera es la inflamación de la bursa. La bursa es una bolsa gelatinosa que se encuentra en nuestras articulaciones que protege los músculos y tendones de las protuberancias óseas, actuando como almohadilla para reducir la fricción. El dolor punzante e intenso (sobre todo al subir y bajar escaleras, cruzar las piernas o al sentarse) y la inflamación de la zona son dos de los síntomas más claros de esta enfermedad que afecta más a mujeres que a hombres, personas de mediana edad y ancianos.

Causas de la bursitis de cadera

El dolor punzante e intenso y la inflamación son los dos síntomas principales de la bursitis de cadera. El reposo durante los primeros días es fundamental para un buen tratamiento de la bursitis de cadera.

Las causas de la aparición de la bursitis de cadera son variadas:

  • Lesión por sobrecarga repetitiva. Al correr, subir escaleras, ir en bicicleta o permanecer de pie durante periodos largos de tiempo.
  • Lesión de cadera.
  • Enfermedades de columna.
  • Diferencias en el largo de las piernas.
  • Artritis reumatoide.
  • Cirugías de cadera o prótesis en la cadera que pueden irritar la bolsa y causar bursitis.
  • Espolones óseos o depósitos de calcio que pueden desarrollarse en los tendones e irritar la bolsa.

¿Cuánto tiempo dura la bursitis de cadera?

La duración de la bursitis trocantérea no se puede determinar previamente. En algunos casos, como en los traumatismos, puede durar un periodo corto de tiempo pero en ocasiones si uno se descuida puede volverse crónico.

Cuando el dolor disminuya, empieza a moverte lentamente hasta un movimiento normal. En este momento es importante contar con el apoyo de un fisioterapeuta que te indique los ejercicios a realizar para mejorar el movimiento de la zona.

Con estas sencillas acciones la trocanteritis remitirá. Pero si no lo hace se puede recurrir a infiltraciones de corticoides, introducir factores de crecimiento para reparar los tejidos dañados o incluso combinarlo con la ozonoterapia. La última opción es la cirugía, si los métodos anteriores no son eficaces.

¿Cómo tratar la trocanteritis o bursitis trocanterea?

En el tratamiento de la bursitis de cadera el reposo es fundamental, al menos mientras el dolor se mantenga en su fase aguda. Hay que dejar descansar la cadera el mayor tiempo posible. Para ello, puede ser conveniente utilizar un cojín de diseño anatómico y con memoria como el cojín antiescaras viscoelástico cuadrado con memoria de la nueva línea Sitlive de Orliman.

Este cojín distribuye el peso, evitando presiones excesivas y consiguiendo una adecuada estabilidad pélvica. Con él conseguirás descansar la cadera y aliviar el dolor. Y cuando duermas, lo mejor es hacerlo de espaldas o sobre el lado contrario de la zona afectada, colocando unas almohadas entre las rodillas.

Además, es conveniente aplicar frío en la cadera para reducir el dolor y la inflamación. También el especialista le recomendará tomar antiinflamatorios no esteroideos.

Sin duda, el mejor tratamiento para la bursitis de cadera es la prevención. Hay que evitar que aparezca por primera vez o que surjan nuevos episodios. Por eso es importante:

  • Evitar actividades que sobrecarguen la cadera, como estar mucho tiempo de pie.
  • Adelgazar si se tiene sobrepeso u obesidad, para quitar presión a la zona.
  • Sentarse en cojines como los de la línea Sitlive de Orliman, para evitar presiones excesivas en la zona.
  • Hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento antes y después de realizar cualquier ejercicio físico.
  • Evita la atrofia muscular con la realización de ejercicios específicos.
  • Utiliza un zapato cómodo.
  • Corrige las malas posturas y no realices actividades que puedan causar dolor en la zona.

Y sobre todo, sigue los consejos de tu médico y del especialista para tratar de evitar que la bursitis de cadera se convierta en crónica. Así, evitarás el dolor y que los músculos de la zona se atrofien.

Deja un comentario