Esguince de tobillo, tratamiento según su grado

El esguince de tobillo es una de las patologías traumatológicas más frecuentes en la consulta, por lo que resulta imprescindible conocer cuál es el tratamiento adecuado según el grado de esguince de tobillo. 

Clasificación del esguince de tobillo 

El esguince de tobillo se produce por una desestabilización brusca del pie, que ocurre generalmente en varo o supinación. La sintomatología referida por el paciente, va a estar condicionada de acuerdo con el grado del esguince, el cual se divide de la siguiente manera: 

Esguince de tobillo grado I o leve 

En el esguince grado uno, el lado externo del tobillo se inflama y produce dolor leve, pero no hay inestabilidad, ni pérdida de la funcionalidad del tobillo. En este caso la lesión es microscópica, las fibras del ligamento están distendidas, pero sin desgarro. 

Esguince de tobillo grado II o moderado 

En este caso, la inflamación y el edema es mayor, la movilización del pie se dificulta por la rotura parcial del ligamento, lo que puede provocar inestabilidad residual del tobillo. Existe equimosis o hematomas leves a moderados, con limitación parcial de la función y el movimiento del tobillo. 

Esguince de tobillo grado III o grave 

En el grado 3 la inflamación, el hematoma y el edema es aún mayor y la inestabilidad del tobillo es más evidente, lo que dificulta, e incluso impide, la movilización del pie. En este caso existe rotura total del ligamento, hay pérdida de la integridad y la funcionalidad de los ligamentos del tobillo. 

Tratamiento del esguince de tobillo  

Independientemente del grado del esguince,  el tratamiento médico inicial, en la primera fase de un esguince de tobillo, se basa en reposo, frío local, compresión y elevación del tobillo, además del uso de antiinflamatorios o analgésicos para manejar el dolor. 

El reposo se basa en el mantenimiento en descarga de la articulación, lo que permite ejercicios de movilización pasiva, ejercicios en piscina y de acuerdo al grado del esguince y dolor, se pueden realizar ejercicios en bicicleta. El dolor es el principal marcador del tiempo de reposo. El paciente puede utilizar muletas u otras estrategias que permitan mantener en descarga la articulación 

 La aplicación de frío busca reducir el edema, al disminuir la temperatura de la zona y producir vasoconstricción. Se debe aplicar durante 15 a 20 minutos, 3 veces durante las primeras 24 a 72, que abarca la fase inflamatoria. 

 Con la compresión se aumenta la presión extravascular y con la elevación del tobillo se favorece el retorno venoso y disminuye la presión intravascular, con esto también se busca disminuir la formación del edema y el hematoma. La elevación se realiza con el paciente en decúbito supino y la extremidad elevada, entre 15 a 25 cm por encima del nivel del corazón. 

La compresión debe reacomodarse varias veces al día y retirarse al momento de dormir. El tiempo de uso va de 5 a 10 días dependiendo de la evolución y puede hacerse con una TOBILLERA ELÁSTICA GRADUABLE. 

Tobilleras para inmovilización del tobillo según el grado 

Aunque la compresión es un tipo de inmovilización, últimamente se evita inmovilizar de forma rígida el tobillo. Las ortesis utilizadas para tratar el esguince de tobillo, utilizan sistemas estabilizadores y limitadores de la movilidad, en función del grado de afectación del tobillo.  

La inmovilización es de tipo funcional y no rígida, lo que permite una mejor cicatrización del ligamento. La inmovilización adecuada del tobillo, es fundamental para evitar la presencia a futuro de un tobillo inestable y limitante. 

En este video el Dr. Gerardo Garcés, catedrático de traumatología y cirugía ortopédica en la Universidad de Las Palmas (Gran Canaria), nos explica el esguince, sus síntomas y el tratamiento con ortesis TOBIPLUS® de Orliman, con su correcta colocación, recomendada para esta patología.  

 Para el esguince grado I y II puede utilizarse la  TOBILLERA ELÁSTICA FUNCIONAL ORLIMAN THERAGO o la TOBILLERA ESTABILIZADORA ORLIMAN FIXQUICK POWERED BY BOA® que estabilizan el tobillo y ayudan con la reabsorción de edemas y hematomas. 

En el caso del esguince grado III y post operatorios, se puede utilizar el WALKER CORTO FIJO HINCHABLE que permite una mejor inmovilización y contención de la articulación del tobillo. 

Rehabilitación del esguince de tobillo  

Una vez cumplido el tiempo de inmovilización, se inicia la etapa de rehabilitación que incluye la carga progresiva en la extremidad, la movilización activa y pasiva de la articulación, ejercicios de fortalecimiento y ejercicios de propiocepción. 

Existe un riesgo mayor, de sufrir un nuevo esguince, en los próximos doce meses posteriores a el esguince inicial. Durante este periodo es fundamental el tratamiento curativo y preventivo de la lesión. 

El tiempo de recuperación del esguince de tobillo, también viene determinado por el grado. Sin embargo, influye realizar la terapia indicada y el compromiso del paciente en su recuperación. Aproximadamente, el tiempo de recuperación del esguince de tobillo de acuerdo al grado, va de esta forma: 

  • El esguince grado I tarda entre 1 a 7 días en recuperarse. 
  • El esguince grado II se toma entre 7 a 28 días para su recuperación. 
  • El esguince grado III suele recuperarse después de las 8 semanas.