Epicondilitis y epitrocleitis: Cómo prevenir el codo de tenista y golfista

Después de varios días de entrenamiento o un día de trabajo forzado, comienzas a presentar dolor en el codo, no prestas atención y sigues con tu rutina… El dolor se intensifica e incluso comienza a irradiarse al brazo y antebrazo. Si tienes estos síntomas, probablemente se trate de una epicondilitis o epitrocleitis.

Si no te son familiares estos términos, quizás los conozcas con el nombre de codo de tenista o codo del golfista. Las personas que practican estos deportes de forma recreativa, son las que desarrollan esta enfermedad con más frecuencia, sin embargo, también puede presentarse en otros oficios o profesiones.

¿Qué es la epicondilitis o codo de tenista?

En la cara externa del codo existe una protuberancia ósea llamada epicóndilo lateral; allí se insertan los tendones de los músculos encargados de flexionar y extender la muñeca. Cuando estos tendones se inflaman, se produce el llamado codo del tenista o epicondilitis lateral.

¿Qué es la epitrocleitis o codo de golfista?

Así como existe el epicóndilo lateral, también existe un epicóndilo medial que está en la cara interna del codo, también llamado epitróclea. Allí se insertan otros tendones de músculos del antebrazo. En la epitrocleitis, epicondilitis medial o codo del golfista, se inflaman estos tendones.

Causa de la epicondilitis

La epicondilitis, tanto medial como lateral, se presenta en la mayoría de los casos por microtraumatismos constantes, al realizar actividades repetitivas que involucren el codo. También se pueden presentar tras un golpe directo contra el codo, que pueda lesionar los tendones.

Las malas posturas, el uso de herramientas inadecuadas o una mala técnica someten a los tendones a sobrecargas, que terminan ocasionando daños e inflamación en los puntos de unión con el hueso. Esta inflamación produce dolor y puede presionar los nervios aledaños, ocasionando neuropatías periféricas.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dependiendo del tendón afectado, el dolor se puede presentar en la cara interna o en la cara externa del codo.
  • El dolor mejora con el reposo y se presenta al presionar el tendón afectado.
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en antebrazo y mano.
  • Disminución de la fuerza de agarre.
  • Dolor al levantar objetos con la palma de la mano hacia abajo.

A quién afecta el codo del tenista y del golfista

Se estima que entre el 1 y el 3% de los adultos presenta epicondilitis anualmente, representando la enfermedad más frecuente del codo, generalmente en el brazo dominante. La epitrocleitis por su parte, no es tan frecuente, representando solo el 10 al 20% de los casos de epicondilitis.

Epicondilitis lateral o codo de tenista

La mayoría de los afectados con codo de tenista practica este deporte de forma recreativa y utiliza una mala técnica o una raqueta inadecuada, lo que ocasiona una contracción inapropiada del músculo al golpear la pelota de revés.

Los trabajadores que manejan herramientas pesadas o realizan tareas repetitivas de agarre o alzada, como carpinteros, electricistas, fontaneros o trabajos con uso prolongado del ratón de la PC, también son propensos a padecer la epicondilitis.

Epitrocleitis o codo de golfista

La epitrocleitis se presenta en su mayoría en atletas, como lanzadores de béisbol, jabalina, golfistas, jugadores de bolos, levantadores de pesas e incluso en deportistas de raqueta.

Pero también puede presentarse en distintas profesiones, al igual que a epicondilitis, como carpinteros, albañiles, electricistas, que realizan sobrecarga repetitiva de los músculos flexores de la muñeca.

¿Cómo prevenir la epicondilitis?

Si quieres evitar la epicondilitis o epitrocleitis sigue estos consejos:

  • Asegúrate de utilizar los instrumentos adecuados para realizar la actividad deportiva: raqueta de tenis, palos de golf, bates de béisbol, etcétera.
  • Realiza calentamiento y estiramiento de los músculos extensores y flexores de la muñeca y la mano antes de empezar la actividad.
  • Usa un brazalete de epicondilitis cuando vayas a realizar la actividad.
  • Aplica frío al finalizar el trabajo o el ejercicio que desencadena el dolor.
  • Mantén una postura adecuada en el trabajo, con los codos en una posición cómoda.
  • Descansa cuando sea necesario, realiza pausas para estirar y relajar los músculos.
  • Ejercita la musculatura flexora y extensora de la muñeca.

Ejercicio para fortalecer los músculos del codo

Mantener una musculatura fuerte, ayudará a que se absorba el estrés físico repentino de mejor forma en el codo.

Un buen ejercicio que puedes hacer en casa, para trabajar tanto los flexores como los extensores de la muñeca, es estrujar un rodillo o una toalla.  Toma la toalla con ambas manos y haz el movimiento como si estuvieras exprimiéndola.

De acuerdo al movimiento que realices, hacia adentro o hacia afuera, estarás trabajando los músculos flexores o los extensores.

Tratamiento para el codo de tenista y golfista

Si presentas síntomas de epicondilitis o epitrocleitis, debes acudir al médico para realizar el diagnóstico oportuno e iniciar el tratamiento adecuado.

En principio, el tratamiento se basa en reposo, la utilización de analgésicos para aliviar el dolor y frío local para la inflamación. Pero el tratamiento más utilizado para curar la epicondilitis es el uso de un brazalete, como el brazalete de epicondilitis Orliman fixquick powered by boa®.

Este se coloca 1 o 2 cm. por delante de la flexura del codo, asegurándonos de que no limite la flexo-extensión de la articulación. La almohadilla se coloca en la cara del codo con dolor y se regula la presión, evitando así que se produzca isquemia, por estar muy apretada.

El brazalete reduce la fuerza de tracción que ejercen los músculos sobre la inserción del tendón, permitiendo que se alivie la inflamación y eliminando el dolor.

Otra opción de tratamiento es la infiltración con esteroides, fisioterapia y las ondas de choque extracorpórea. La cirugía es la última opción en caso de que los síntomas no mejoren.

Te recomendamos:

 

Ejercicios para acelerar la recuperación de la epicondilitis

La epicondilitis o codo de tenista es una inflamación de los tendones que están en la parte externa del codo. Aparece por un uso (un mal uso) reiterado de esta musculatura. Debido a este sobreesfuerzo, el tejido sufre daños y micro roturas, con la consecuente inflamación. Eso provoca dolor de codo, constante y sordo, que se manifiesta de forma irradiada hacia la muñeca y el antebrazo por el discurrir de los nervios de estas musculaturas. Puede ir acompañado de impotencia funcional en movimientos como hacer presa o agarre con la mano.

Leer más

Deportes de raqueta en verano, cuidado con el codo de tenista

En verano, aumentan las lesiones deportivas, como la epicondilitis (codo de tenista) o los problemas en la rodilla. Esto se debe a que en estas fechas aprovechamos para compensar la falta de ejercicio durante todo el año. Pero lo hacemos mal: no hacemos calentamiento previo, la equipación no es la adecuada o no realizamos bien los movimientos. Eso provoca lesiones y problemas.

Leer más

Lesiones de codo, cuáles son y cómo tratarlas

Con la llegada del buen tiempo nos animamos a practicar deportes al aire libre, como el tenis, el golf o deportes de agua. Y si no tenemos cuidado, bien porque no calentamos nuestros músculos, bien porque no utilizamos las técnicas adecuadas o bien porque usamos un material inapropiado, pueden aparecer las temidas lesiones de codo, como la epicondilitis o codo de tenista y la epitrocleítis o codo del golfista.

Leer más