Pie diabético, nuevas soluciones de Orliman

Las personas que sufren de pie diabético tienen mayor propensión a infecciones por hongos y bacterias, tienen menos sensibilidad al dolor y la regeneración de las células epiteriales es más difícil, lo cual puede suponer que una lesión o una úlcera pueda avanzar sin que se enteren y cuando se percatan ya puede ser tarde y la única opción es la amputación.  Además el pie diabético supone sufrir deformidades en el pie, como una pérdida del arco plantar, el ensanchamiento del metatarso o la aparición de un espolón calcáneo.

Leer más