Ayuda a reconducir la marcha de los niños

Las alteraciones en la marcha de los más pequeños representan un número importante de las consultas en pediatría. Estas alteraciones pueden retrasar o dificultar la marcha independiente o, en algunos casos, a pesar de poder caminar solos, lo hacen con un patrón de marcha anormal y deficiente.

Por fortuna, actualmente existen distintos tratamientos y estrategias avanzadas para reconducir la marcha de los niños. Entre las principales, se encuentran las actividades funcionales, entrenamientos de la marcha y el uso de ortesis dinámicas, para ayudar a su realización.

Tratamientos disponibles para alteraciones en la marcha de los niños

El aprendizaje motor precisa de práctica, repetición y participación activa por parte del niño, por lo cual deben fijarse objetivos que resulten significativos para el niño y su familia. Entre los tratamientos que ayudan a mejorar la marcha de los niños podemos considerar:

Actividades funcionales

Son aquellas actividades y rutinas que el niño realiza diariamente, relacionadas con la marcha. Estas actividades se realizan en los ambientes naturales en los cuales el niño se desenvuelve.

Entrenamiento de la marcha

Son ejercicios destinados a mejorar la marcha, supervisados por un especialista. Pueden realizarse en el suelo, una cinta rodante, o asistidos por robot.

Fortalecimiento muscular

La debilidad muscular es una de las causas frecuentes de la alteración de la marcha en pediatría. Por tal motivo, fortalecer la musculatura de los niños, debe formar parte del tratamiento.

El fortalecimiento muscular se puede realizar a través del juego, actividades funcionales o ejercicios específicos de resistencia progresiva, con el apoyo de bandas de resistencia, pesas o máquinas.

Estiramientos musculares

La pérdida de extensibilidad de los tejidos blandos es otra de las alteraciones que dificultan la marcha en los niños, dando lugar a la contractura muscular estática. Los estiramientos buscan mejorar y mantener la extensibilidad de estos tejidos.

Entrenamiento de la resistencia

La resistencia cardiovascular y respiratoria, normalmente está disminuida en los niños con alteración de la marcha. Uno de los objetivos del tratamiento va destinado a trabajar el sistema cardiovascular y respiratorio, con ejercicios y estrategias que aumenten su resistencia.

Ortesis

Se utilizan con miras a corregir y prevenir la deformidad del miembro inferior, así como facilitar el entrenamiento de las habilidades y mejorar la eficacia de la marcha. Esto lo consigue gracias a que proporcionan una base de soporte para el miembro inferior.

Trajes ortésicos

Su objetivo es mejorar la alineación músculo esquelética del niño, para facilitar la marcha. Se utiliza tanto en la terapia, como en las actividades de la vida diaria, en combinación con las ortesis para complementar su acción.

Caminadores

Existen caminadores anteriores, posteriores y con soporte, los cuales tienen distintas indicaciones de acuerdo al compromiso funcional del niño.

Uso de ortesis de pie DAFO para ayudar a reconducir la marcha de los niños

Las Dynamic Ankle Foot Orthosis, en español ortesis dinámicas de pie y tobillo, son ortesis de pie, encaminadas a mejorar la bipedestación y la marcha en pacientes con alteraciones neurológicas, que afectan al conjunto pie-tobillo.

Su característica principal es la flexibilidad, que le permite adaptarse a cada fase del ciclo de la marcha. Un estudio en niños con parálisis cerebral, demostró mejoras significativas en la función motora gruesa, utilizada en habilidades como gatear, pararse, caminar, correr y saltar, tras la utilización de ortesis DAFO.

Beneficios de las ortesis DAFO

Las ortesis de pie-tobillo dafo, tienen múltiples beneficios para los pacientes de pediatría, entre ellos podemos nombrar:

  • Corrección de la posición del pie, con lo que se logra una mayor estabilidad, mejora la bipedestación y la deambulación.
  • Previenen y corrigen deformidades en miembros inferiores.
  • Mantienen e incrementan el rango de movimiento.
  • Ayudan con la propiocepción del paciente.
  • Facilitan el desarrollo de las actividades motrices, de forma segura y con disminución del esfuerzo requerido.
  • Permiten ir modificando el rango de corrección, a medida que el paciente adquiere o mejora sus destrezas motrices.
  • Pueden ser usadas en cualquier ambiente, incluso pueden mojarse y utilizarse en la playa o la piscina, con lo que aseguramos la adhesión al tratamiento en todo momento.

Características de las ortesis DAFO de Dyna-ort

  • Las ortesis de Dyna-ort cuentan con una pieza externa, de diseño esquelético en termoplástico rígida, que proporciona un soporte rígido para controlar el posicionamiento y la alineación biomecánica del miembro.
  • La parte interna, está constituida por una pieza hecha en termoplástico de baja densidad, que abarca todo el perímetro del mediopié, con lo cual conseguimos la correcta adaptación de la ortesis al pie y optimizamos la contención de los tejidos.
  • Cuentan con un sistema de cierre y velcros que permiten una cómoda y firme adaptación, que garantiza el adecuado acoplamiento y evita desplazamientos entre el pie y la ortesis.
  • Su bajo peso, contorno recortable y diseño de bajo perfil, facilita la colocación en el calzado. Además, se le suministran al paciente almohadillas para los dedos y para el dorso del mediopié, lo que asegura un mayor confort.

Tipos de ortesis DAFO de Dyna-ort

En Orliman tenemos la línea de ortesis Dyna-ort, que ofrece ortesis dinámicas de calidad para los pacientes pequeños. Contamos con los siguientes modelos, que se adecuan a las necesidades de los pacientes:

  1. ORTESIS DINÁMICA TOBILLO-PIE FIJA

Se encuentra disponible en dos alturas, alta y corta. La pieza interna cubre posteriormente la pierna y está en contacto con toda la superficie plantar. Por su parte, la pieza externa se extiende hasta la cabeza de los metatarsos.

Los efectos de esta ortesis son los siguientes:

  • Limita la flexión plantar evitando que el pie se arrastre por el suelo durante la fase de balanceo.
  • Controla la flexión plantar y dorsiflexión.
  • Estabiliza el complejo pie tobillo y mejora todas las fases del ciclo de marcha con lo cual mejoramos el desarrollo de patrones de movimientos fundamentales para una mancha más natural.
  • Realinea todo el pie y posee un soporte para el arco longitudinal interno.
  • Optimiza la capacidad para movimientos voluntarios de equilibrio postural y de marcha.

Está indicada en hiperextensión de la rodilla, incapacidad o debilidad de la flexión plantar o dorsiflexión, excesiva flexión plantar o marcha sobre dedos, inestabilidad, como resultado de un bajo o alto tono muscular y falta de coordinación o equilibrio.

  1. ORTESIS DINÁMICA TOBILLO-PIE ARTICULADA

Está constituida por una pieza que envuelve los maléolos de la tibia y del peroné y está en contacto con toda la superficie plantar. Dispone de articulaciones monocéntricas que permiten ajustar fácilmente el límite de dorsiflexión, que en su interior están protegidas con espuma de polietileno.

Conseguimos los siguientes efectos con su uso:

  • Limita la flexión plantar, evitando que el pie se arrastre por el suelo durante la fase de balanceo.
  • Posibilita el ajuste del ángulo del tobillo para un mejor control del movimiento de la pierna.
  • Realinea todo el pie y posee un soporte para el arco longitudinal interno.
  • Estabiliza el complejo pie tobillo y mejora todas las fases del ciclo de marcha, facilitando el desarrollo de patrones de movimiento fundamentales para una marcha más natural.
  • Optimiza la capacidad para ejercer movimientos voluntarios de equilibrio postural y de marcha.

Las Indicaciones de este tipo de ortesis DAFO:

  • Incapacidad o debilidad de dorsiflexión.
  • Excesiva flexión plantar.
  • Hiperextensión de la rodilla.
  • Inestabilidad como resultado de un bajo o alto tono muscular.
  • Falta de coordinación o equilibrio.
  1. ORTESIS DINÁMICA TOBILLO-PIE SUPRAMALEOLAR

Su diseño supramaleolar contiene una pieza interna que envuelve ambos maléolos y está en contacto con toda la superficie plantar. La pieza externa se extiende hasta el borde proximal de la cabeza de los metatarsos.

Permite la flexión plantar y dorsal, realinea todo el pie y posee un soporte para el arco longitudinal interno.

Estabiliza el complejo pie tobillo y mejora todas las fases del ciclo de marcha, facilitando el desarrollo de patrones de movimiento fundamentales para una marcha más natural.

Optimiza la capacidad para ejercer movimientos voluntarios de equilibrio postural y de marcha.

Indicada en las siguientes situaciones:

  • Prono-supinación moderada o severa.
  • Inestabilidad de la articulación subtalar, en el mediopié y antepié como resultado de un bajo o alto tono muscular.
  • Pie plano severo.
  • Falta de coordinación o equilibrio.

Te recomendamos:

Pacientes con osteoporisis ¿Cómo les afecta el sedentarismo por el confinamiento?

Consejos ortopédicos para proteger las articulaciones en la vuelta al deporte tras el confinamiento

Deja un comentario