Las zapatillas, responsables del dolor de espalda

En ocasiones, las zapatillas pueden ser responsables del dolor de espalda y otros problemas de salud.

A las clínicas de ortopedia y traumatología llegan pacientes quejándose de que sufren dolor de espalda y dolencias en sus pies, de las cuales, la mayoría podía haberse evitado, simplemente, mediante la utilización de un calzado adecuado. Las zapatillas deportivas son las causantes de la mayoría de los traumas de ortopedia que se padecen. Si calzar bien es necesario en la vida cotidiana, especialmente lo es cuando se está practicando un deporte, ya que los pies son los que cargan con todo el peso del cuerpo y amortiguan los impactos durante el ejercicio.

A continuación, se detallan los tipos de zapatos que deben usarse y evitarse para velar por el bienestar de una de las partes más olvidada del cuerpo: los pies.

El calzado deportivo adecuado

La compra de calzado deportivo no debe guiarse ni por la estética ni por el precio, sino por la calidad y funcionalidad. Así, entre las propiedades de zapatillas deportivas, se comprobará, sobre todo, que sean anatómicas y cómodas de llevar. Además, deberán adaptarse tanto al deporte que se va a practicar como al terreno. Otra cualidad deseada en el calzado de deporte es que absorba las ondas de choque. También es fundamental que el zapato no se deforme y, en este sentido, es útil conocer qué tipo de pisada se tiene. Existen dos modalidades: pronador, si desgasta el zapato hacia dentro; y supinador, cuando el desgaste se produce hacia el exterior. En ambos casos, es preferible pedir tacos. Para correr, vienen bien los dibujos de estrías en las suelas.

Usar zapatillas equivocadas puede provocar inflamación de los huesos sesamoideos, fascitis plantar y rozaduras, además de otras enfermedades. También son frecuentes las lesiones de menisco y los esguinces.

Tanto los zapatos planos como los tacones están desaconsejados. Por el contrario, los más recomendables son el calzado deportivo, siempre que sea de calidad, y el casual.

Fuentes:

El País

ABC

Deja un comentario