Las 10 señales clave del Alzheimer

El Alzheimer afecta a más de 1.200.000 personas en España. A ellos hay que sumar a los familiares cuidadores. Una de cada dos personas tiene una relación directa o indirecta con ella. Por ello es importante conocer los síntomas del Alzheimer y como actuar, para intentar mejorar la calidad de vida de los enfermos y para que los cuidadores sepan hacer frente a las dificultades que se van a encontrar.

¿Cuáles son los síntomas del Alzheimer?

Una de las armas más efectivas para hacer frente a esta enfermedad es el diagnóstico precoz. Detectarlo en sus fases tempranas ayuda a poner los medios necesarios para ralentizar el proceso degenerativo. Además, la persona enferma todavía puede participar en la toma de decisiones sobre el tratamiento del Alzheimer a seguir.

Un aspecto al que se quiere dar relevancia este año en la celebración del Día Mundial del Alzheimer. La Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA) ha puesto en marcha la campaña ‘Sigo siendo yo’. Esta campaña quiere hacer hincapié en la importancia de escuchar las inquietudes, experiencia, necesidades y opiniones de las personas diagnosticadas en fase inicial o leve.

¿Por qué esa necesidad? Porque es fundamental que estas personas no se sientan marginadas y dejadas de lado solo por sufrir esta enfermedad. El estado anímico es importante para que el tratamiento del Alzheimer funcione y cuanto más activas y útiles se sientan mejor funcionara.

Y para lograr ese diagnóstico precoz hay que estar atento a los síntomas del Alzheimer:

  • Olvidar información. Sobre todo se olvidan de información reciente, así como de fechas y eventos importantes.
  • Dificultad para resolver problemas. Puede costarle concentrarse o tardar más tiempo en solucionar cosas que antes hacía sin dificultad.
  • Les cuesta desempeñar tareas habituales.
  • Desorientación de tiempo y lugar.
  • Dificultad de compresión, por ejemplo al leer o juzgar distancias.
  • Problemas para seguir o participar en una conversación.
  • Pérdida de objetos.
  • Prestan menos atención a la higiene personal.
  • Ya no participan en actividades sociales o ya no se interesan por sus hobbies.
  • Cambios de humor y de personalidad.

Estos son los síntomas del Alzheimer más comunes. Si los nota en un familiar lo mejor es acudir al médico para empezar con el tratamiento para mejorar transitoriamente los síntomas.

¿Cómo tratar el Alzheimer?

El tratamiento del Alzheimer es una mezcla de medicación, atención personalizada y actividades que ayuden a mantener la autonomía y mantenerse activo, tanto física como mentalmente. Además es fundamental modificar ciertos aspectos de su casa, para quitar los obstáculos que puedan provocar caídas o resbalones.

Además hay que tener en cuenta que, llegado el momento, estas personas pasan mucho tiempo sentadas o encamadas. Esto puede provocar úlceras por presión o escaras. Para aliviar este problema hay que recurrir a productos como los de la línea antiescaras Sitlive de Orliman. La línea antiescaras Sitlive ofrece confort, protección y amortiguación.

Un ejemplo de ello son los cojines antiescaras, que reducen la presión, mejoran la circulación de la sangre y ayudan a prevenir las escaras. La línea antiescaras Sitlive tiene diversos tipos de cojines antiescaras dependiendo de las necesidades del paciente y teniendo en cuenta su movilidad y el grado de las escaras. Además, los cojines antiescaras, igual que el resto de productos de Sitlive, garantizan la máxima higiene y transpirabilidad y ofrece un mejor cuidado terapéutico, con lo que se consigue mejorar la calidad de vida del enfermo de Alzheimer.

Causas del Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa. Implica el deterioro de las neuronas, que son las responsables de nuestra memoria y de otras funciones. ¿Cuáles son las causas del Alzheimer? No existe una sola causa, sino que hay una serie de factores de riesgo que pueden dar lugar a la enfermedad. Por ejemplo, una de las principales causas del Alzheimer es el envejecimiento.

Otra de las causas del Alzheimer son los antecedentes familiares. Si un padre o un hermano han padecido la enfermedad, hay más posibilidades de desarrollarla.

Sobre estas causas del Alzheimer no se puede actuar, pero existen otros factores desencadenantes sobre los que se puede incidir para prevenir el desarrollo de la enfermedad: sedentarismo, mala alimentación, tabaquismo, obesidad… También puede ayudar mantener una mente activa (juegos de memoria, lectura…) para evitar el deterioro. La prevención es la mejor arma que existe en estos momentos frente a esta enfermedad.

Deja un comentario