Contractura paravertebral, ¿puedo hacer deporte?

Si eres deportista y te has lesionado la espalda quieres recuperarte lo antes posible para volver a la práctica deportiva. Sin embargo esa vuelta hay que hacerla de manera gradual y sabiendo qué ejercicios podemos hacer y cuáles no. Unos nos fortalecerán y otros podrán agravar la lesión o una contractura paravertebral

El dolor de una contractura paravertebral puede aliviarse con ejercicios suaves

¿Qué es una contractura paravertebral? Los músculos paravertebrales se extienden por toda la espalda, desde la nunca a la pelvis. Se coordinan con los abdominales y el músculo psoas (que es el que va desde las cinco vértebras lumbares hasta el muslo, pasando por la pelvis) para mantener la columna recta. Una contractura paravertebral puede aparecer bien por una postura incorrecta, que provoca una sobrecarga muscular o bien por una lesión, como una hernia o las secuelas de un latigazo cervical, que causa una inflamación en los músculos y después la contractura paravertebral.

Algunas prácticas deportivas, como la natación, son útiles para prevenir el dolor en la espalda media que puede provocar una contractura paravertebral. Eso sí, hay que consultar con un médico antes de iniciar cualquier actividad física. El ejercicio está contraindicado durante una crisis aguda pero si el dolor es crónico ayuda a evitar la incapacidad, mejorar la movilidad y la autonomía.

Hay que adaptar el entrenamiento a tus circunstancias para evitar la contractura paravertebral

Para evitar el dolor en la espalda media que produce la contractura paravertebral y la lesión, a la hora de retomar la práctica deportiva lo más seguro es contar con un entrenador personal que adapte el programa de entrenamiento a ti. Así aplicarás la progresión de cargas, la intensidad y el volumen adecuado.

Los músculos tienen que volver a adaptarse al estímulo y al ejercicio. Y también minimizarás los posibles riesgos de lesión o agravar la ya existente. Además no hay que olvidarse de los estiramientos, que te ayudarán a mejorar la movilidad y la recuperación de la lesión, por ejemplo de las secuelas de un latigazo cervical.

Además, si proteges la zona durante la práctica deportiva con una ortesis como la Faja sacrolumbar con almohadilla unisex- Faja sacrolumbar semirrígida unisex de Orliman será más seguro. Esta faja produce compresión y micromasaje en la zona lumbar y lumbosacra. Así se eliminan las tensiones y se aporta un efecto analgésico vertebral.

Y para cuando no practiques deporte consulta con tu médico el uso de ortesis que te ayuden a proteger tu espalda y estabilizarla. Como el Marco de hiper-extensión Jewett con adaptación esternal tridimensional de Orliman. Esta ortesis alivia el dolor que produce una lesión de espalda y una contractura paravertebral. Y ayuda a la hipertexensión de la columna. Es cómoda de llevar ya que se adapta perfectamente al cuerpo del paciente. Y así se minimizan los impactos dolorosos que pueden producir estas ortesis.

Otra ortesis de Orliman indicada para la espalda es la Ortesis lumbar Dorsotech. Ayuda a estabilizar y corregir las malas posturas, causantes también de la contractura paravertebral. Además de aliviar el dolor, mejora el equilibrio dinámico, restringe movimientos que puedan afectar a las vértebras y corrige la curva cifótica, entre otros beneficios.

Una lesión en la espalda no significa que paremos de hacer deporte. Solo hay que tener cuidado y respetar las indicaciones de médicos, fisioterapeutas y entrenador. Así podrás retomar los entrenamientos sin agravar la lesión y te recuperarás mejor.

Deja un comentario