Tratamiento postural del pie, mejora tu movilidad

Tratamiento postural del pie, mejora tu movilidad

Una alteración neurológica, bien sea una parálisis cerebral, un ictus o enfermedades neurodegenerativas, puede acarrear dificultades en la movilidad del cuerpo. En muchos casos, ese problema se da en las piernas. Por ello, el tratamiento postural del pie, con rehabilitación y la ayuda de ortesis como el apoyo antiequino, es de gran importancia.

El tratamiento postural del pie ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente

Las lesiones neuronales provocan una dificultad en la transmisión de los mensajes que envía el cerebro a los músculos. Estos se debilitan, se producen movimientos lentos e involuntarios, existe dificultad para mantener el equilibrio e incluso puede impedir realizar actividades diarias o necesitar apoyos para hacerlas.

El tratamiento de estas alteraciones neurológicas va encaminado a lograr el mayor grado posible de recuperación de la movilidad. El objetivo es ofrecer la mejor calidad de vida al paciente. En los casos del trastorno motor, el tratamiento postural del pie va encaminado en dos direcciones. Por un lado, ayudar a la bipedestación. Y por otro, corregir la postura del pie. Para ello el tratamiento postural del pie se debe apoyar en fisioterapia, para estirar, tonificar y estimular los músculos. Y también en productos ortopédicos que les ayudan en la marcha, corrigen la postura y previenen la contractura muscular.

El tratamiento postural del pie se debe apoyar en ortesis y en fisioterapia

En Orliman contamos con diversos productos ortopédicos diseñados para el tratamiento postural del pie. Como el Apoyo antiequino Boxia. Este dispositivo eleva el antepié, permitiendo la flexión plantar en el apoyo del talón, después de la fase de despegue. El apoyo antiequino Boxia evita el riesgo de tropiezos con alfombras, bordillos o irregularidades de la superficie.

Boxia está formado por una cincha que se sujeta por encima de los maléolos y un soporte de unión, antideslizante, que se fija entre la lengüeta y los cordones del calzado. Ambas partes se unen en un elástico, que es regulable para una mayor o menor flexión. La cincha es cómoda de llevar ya que incluye un almohadillado interior en gel y la zona del empeine está forrada para evitar fricciones y compresiones no deseadas.

Cuando hay una limitación de la dorsoflexión del pie, por un ictus, parálisis flácidas o una retracción del tendón de Aquiles en parálisis cerebrales infantiles, lo más recomendable es la Ortesis antiequino de Orliman. Fabricada en polipropileno de alta densidad inyectado, la ortesis permite pequeñas adaptaciones, aplicando calor mediante pistola de aire caliente. Mantiene el pie a 90º y permite unos movimientos de flexión plantar, dorsal durante la marcha, evitando la caída del pie. Además, el semi-aro posterior que está a nivel de la pantorrilla produce un masaje sobre el tríceps durante la marcha. Así se mejora la actividad circulatoria y el retorno venoso.

Por último, la Férula multiposicional pie-tobillo de Orliman permite la inmovilización del pie y el control posicional de las articulaciones. Esta férula incorpora un sistema que permite regular la flexión plantar y la dorsal, en un rango de 60º en intervalos de 10º. Su forro interior de rizo, en algodón lavable y transpirable y su sistema de cierre con almohadillas de protección hacen que el tratamiento postural del pie con ella no sea incómodo para el paciente.

Los trastornos de la marcha aumentan el riesgo de caídas. Por ello es importante aplicar el tratamiento postural del pie correcto. La fisioterapia y los productos ortopédicos pueden mejorar la movilidad y disminuir los problemas que pueden causar estos trastornos.

 

Deja un comentario