collarin cervical

La terapia médica, solución al dolor cervical.

El dolor cervical viene provocado por una musculatura cargada y un fuerte desgaste de las vértebras. Es un dolor intenso que puede causar rigidez, dolor de cabeza, náuseas o vértigos entre otros síntomas del dolor cervical. Una de las soluciones para los problemas cervicales es la terapia médica. Este tratamiento tiene como objetivo ejercitar la musculatura débil de la espalda para combatir la causa del dolor.

¿Cómo poner freno al dolor cervical?

El dolor cervical está relacionado con una musculatura cervical o lumbar débil. Los músculos de estas zonas son los encargados de proteger y estabilizar la columna vertebral. Si no está desarrollada, lo más probable es que las causas del dolor del cuello aparezcan. Es importante ejercitar esa musculatura y reforzarla por medio de una terapia médica que incluya máquinas y terapia y ejercicios bajo el control del fisioterapeuta para evitar problemas. Así se consigue mejorar la funcionalidad del cuello, optimizar la postura para evitar la sobrecarga muscular y aumentar la fuerza y resistencia de los músculos.

Los collarines cervicales ayudan a aliviar el dolor cervical y la tensión.

Esta terapia médica, acompañada de masajes, aplicación local de calor y el uso de técnicas ayuda en el tratamiento del dolor cervical. Además, el uso de collarines cervicales es un complemento a la terapia ya que ofrecen sujeción y alivio de la tensión muscular. Eso sí, se deben seguir las indicaciones del médico en cuanto a su uso, ya que llevarlos por un tiempo muy prolongado puede causar atrofia en los músculos y provocar más molestias.

En Orliman contamos con diferentes modelos para que el paciente encuentre aquel que mejor se ajuste a sus necesidades. Entre ellos el Collarín blando y el Collarín semirrígido de espuma de poliuretano con refuerzo de polietileno. Estos collarines ayudan a disminuir la presión sobre los discos intervertebrales, limitan la flexo-extensión y alivian la tensión muscular. Orliman también cuenta con su versión para niños,  entre los que se encuentran el Collarín semirrígido pediátrico y el Collarín cervical pediátrico.

Prevención para evitar los problemas cervicales

El dolor cervical es una molestia muy común. Malas posturas, el estrés, pasar mucho tiempo delante del ordenador, etc. La región cervical está sometida a muchos requerimientos todos los días. Por ello, la prevención es fundamental para evitar problemas cervicales:

  • Mantener una buena higiene postural. Tanto en el trabajo, delante del ordenador o al levantar peso, como a la hora de dormir, para reducir la tensión en el cuello.
  • Cuidado con los teléfonos. No los sujete entre la oreja y el hombro mientras habla, mejor utilizar auriculares.
  • Hacer estiramientos. Sobre todo si se trabaja con ordenador. Así conseguimos estirar los músculos.
  • Cuidado con los dientes. El bruxismo puede provocar tensiones en el cuello. Si le rechinan los dientes acuda a su odontólogo para usar un protector dental.
  • Evite situaciones de estrés.

En muchas ocasiones no hacemos caso al dolor cervical. Aliviamos los síntomas con medicamentos antiinflamatorios y la aplicación del calor. Pero no damos una solución definitiva a los problemas cervicales. La terapia médica, al fortalecer los músculos, ayuda a evitar que ese dolor se convierta en crónico y soluciona las causas del dolor de cuello.

 

Deja un comentario