Órtesis de rodilla, cómo tratar el dolor en la gonartrosis

Órtesis de rodilla, cómo tratar el dolor en la gonartrosis

Una ortesis de rodilla alivia el dolor y mejora la movilidad

Las ortesis de rodilla ayudan en el tratamiento de rehabilitación y en el postoperatorio

La gonartrosis o artrosis de rodilla es una dolencia articular de carácter crónico y degenerativo. Es la más frecuente de las enfermedades articulares. Afecta al 90% de la población alrededor de los 40 o 50 años de edad. Su incidencia es por lo tanto mayor incluso que la de la osteartritis de columna, debido a la carga y el peso que soporta la articulación de la rodilla. Para aliviar el dolor y mejorar la movilidad, el uso de ortesis de rodilla puede ser una buena opción.

La incidencia de la gonartrosis de rodilla aumenta con la edad por su condición de proceso degenerativo. La laxitud ligamentosa y la debilidad de los músculos que rodean y estabilizan la rodilla es mayor con el paso de los años.

La causa primaria de la artrosis de rodilla es la aceleración del proceso normal de envejecimiento del cartílago. Pero existen varios factores aumentan la probabilidad de que se manifieste. La predisposición genética, la obesidad y los traumas repetitivos o agudos están entre ellos.

El síntoma más importante y característico de la gonartrosis es el dolor unilateral. Aunque puede presentarse en un inicio en forma bilateral con datos de rigidez articular de poca duración. La mayor parte la sintomatología empeora con la actividad y la carga de peso.

Una característica importante del padecimiento es que el dolor disminuye o se quita con el reposo. El paciente puede quejarse de cierta rigidez tras el reposo, la cual generalmente es de corta duración (aproximadamente de 15 a 30 minutos). En los climas húmedos y fríos la rigidez es más intensa y puede durar un poco más. La limitación de los movimientos y la crepitación son también síntomas característicos y frecuentes de la osteoartritis de rodilla. El uso de ortesis de rodilla permite que el paciente pueda hacer una vida normal. Una ortesis de rodilla, como las de Orliman, alivian el dolor y estabilizan la articulación.

El tratamiento de la gonartrosis es variado, complejo y multidisciplinario. Esto es así debido a la variedad de la sintomatología, la coexistencia de diferentes etapas de la enfermedad y la correlación de diferentes procesos patológicos como el degenerativo y el inflamatorio. En general, los principales objetivos del tratamiento van encaminados a aliviar el dolor, disminuir la limitación funcional y retrasar el proceso degenerativo. Por ello es importante acudir al médico si se sienten molestias y dolor en la articulación. Cuando antes se trate se puede ralentizar la enfermedad. Y no tener que recurrir a una intervención quirúrgica.

Y dentro de ese tratamiento, como hemos dicho, el uso de ortesis de rodilla ayuda a que el paciente pueda hacer una vida normal. Ya sea tras un postoperatorio o en la rehabilitación de rodilla, el uso de rodilleras está prescrito para disminuir la sintomatología dolorosa y mejorar la marcha.

En Orliman contamos con dos modelos de ortesis de rodilla para que nada te pare si sufres de gornartrosis:

  • Rodillera Gonartec Advance. Está especialmente indicada para osteoartritis unicompartimental de rodilla leve o moderada. Facilita el alivio de carga, al tiempo que permite un control del movimiento y de la posición de la rodilla en los planos frontal y sagital. Su sistema de presión de 3 puntos -dos cinchas cruzadas- asegura una descarga optimizada del lado afectado. Perfecta para la rehabilitación de rodilla.
  • Ortesis funcional de rodilla con control de flexo-extensión OCR100. Para un mayor control de la movilidad y limitación de la flexo-extensión. Esta ortesis de rodilla está provista de articulaciones policéntricas dinámicas que permiten distinta graduación. Además, el sistema de regulación y sujeción mediante cinchas incorpora almohadillas de protección antideslizante para un mejor ajuste. Perfecta para postoperatorio y para la rehabilitación de rodilla.

 

 

 

 

Deja un comentario