epilepsia avances

Novedades en el tratamiento de la epilepsia

La epilepsia es uno de los trastornos neurológicos más frecuentes en el mundo. Por ello conocer los avances científicos en este campo es fundamental para que los especialistas estén actualizados tanto en los últimos aportes en temas de diagnóstico, tratamientos farmacológicos y no farmacológicos, como en aspectos clínicos o epidemiológicos. Así garantizan que los pacientes recibirán el mejor tratamiento posible.

Excelentes resultados en la investigación de la epilepsia

Ese es el objetivo del ARC en Epilepsia 2017 (Annual Review of Congresses on Epilepsy), un encuentro médico de referencia entre los especialistas para conocer las novedades más relevantes en esta patología, tanto en medicamentos como en tecnología y en técnicas de tratamiento.

Uno de los aspectos más destacados en este encuentro fue los buenos resultados que está arrojando un fármaco, el perampanel, que cuenta con un mecanismo de acción diferente a todos los fármacos previos. Este fármaco actúa sobre la sinapsis glutamatérgica, que es la vía fundamental de excitación neuronal y de transmisión de estímulos excitadores. Los mecanismos de acción glitamatérgicos están implicados en la epilepsia.

Las crisis epilépticas surgen por un desequilibrio entre los mecanismos excitatorios y los inhibitorios. Estos mecanismos regulan los procesos de comunicación entre neuronas. El glutamato es uno de los más importantes neurotransmisores que producen excitación y, hasta ahora, actuar sobre él era imposible. Este fármaco es capaz de modificar adecuadamente la sinapsis glutamatérgica en la fase de iniciación de las crisis, evitando su generación y propagación.

Diversos estudios, con pacientes de diversos perfiles y casuísticas muy diferentes entre sí, han demostrado la efectividad y seguridad del fármaco:

  • Uno de cada tres pacientes con crisis parciales vio reducido su número de crisis a más de la mitad al cabo de un año y un 7% no ha sufrido ninguna crisis desde la última visita.
  • Mejoría de todos los tipos de crisis parciales, tanto las simples como las complejas.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la calidad de vida de los pacientes con epilepsia.
  • Evita olvidos.
  • Mejora la adherencia.
  • No hay interacciones negativas con otros fármacos

Un nuevo fármaco con excelentes resultados

A estos avances farmacológicos se suman las novedades en técnicas de diagnóstico. Gracias a la tecnología disponemos de más y mejores equipos que ayudan a los especialistas a ofrecer un rápido diagnóstico. O a realizar tratamientos más eficaces para la epilepsia. Un ejemplo de ello es la investigación impulsada por médicos e ingenieros de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), el Hospital La Fe de Valencia y el grupo médico Eresa para desarrollar una innovadora técnica de diagnóstico: RM Funcional-EEG.

Esta técnica permite detectar malformaciones desencadenantes de la epilepsia situadas en zonas profundas del cerebro. Estas malformaciones son ahora perceptibles gracias a esta técnica ya que tienen un tamaño microscópico. Con esta tecnología se toman fotografías de las áreas afectadas. Esas imágenes servirán de guía a los cirujanos para que puedan operar con gran precisión.

Lo mismo ocurre con los avances en neurociencia. Una investigación de la Universidad de Yale ha conseguido visualizar la densidad de las conexiones de las neuronas cerebrales. Conocer esa densidad permite mejorar en el diagnóstico de la epilepsia. Y también ayuda a conocer mejor otros trastornos como el Alzheimer, el autismo o la esquizofrenia.

Todos estos avances, tanto farmacológicos como de técnicas y de tecnologías, sirven para mejorar el tratamiento de la epilepsia y que estos pacientes tengan una mejor calidad de vida.

Deja un comentario