Tratamiento de la lumbociática

Lumbociática y lumbago ¿cómo puedo tratarlos?

El uso de fajas sacrolumbares para el tratamiento de la lumbociática o del lumbago está muy extendido. Ayudan a prevenir los intensos dolores que estas enfermedades provocan y además corrigen malas posturas que pueden incidir en esa dolencia. En Orliman hemos diseñado nuestra faja Lumbitrón Elite, para incrementar sus beneficios y mejorar la comodidad de los pacientes.

Fajas sacrolumbares para aliviar la lumbociática o el lumbago

La nueva Faja sacrolumbar Lumbitrón Elite ofrece sujeción en la zona sacrolumbar, la más afectada por la lumbalgia y la lumbociática. Para lograr esa sujeción está reforzada en la zona lumbar mediante cuatro ballenas de acero flexible, preformadas y adaptables.

Además, en su cara anterior, incluye dos ballenas flexibles para una mayor consistencia y sujeción abdominal. A todo ello se une una almohadilla lumbar de foam, que proporciona calor a la zona.

Las fajas sacrolumbares Lumbitrón Elite están fabricadas en material transpirable, para una mayor comodidad del usuario. Para lograr esa comodidad el tejido es de un tacto suave y ofrece una perfecta adaptación anatómica. Y están confeccionadas con una técnica de costuras sin hilos, para evitar rozamientos molestos.

Las fajas sacrolumbares Lumbitrón Elite están diseñadas para ofrecer la máxima comodidad

Los beneficios de estas fajas sacrolumbares son varios:

  • Reducen la fuerza que se aplica sobre la columna.
  • Ayuda a mantener la postura correcta.
  • Alivian el dolor en la zona.
  • Limitan la flexión pélvica para restaurar el alineamiento de la columna.
  • Proporcionan un firme apoyo al área lumbar.
  • Reducen la tensión del nervio.

Para lograr estos beneficios de las fajas sacrolumbares hay que tener en cuenta un aspecto fundamental: la talla. La faja debe ajustarse a la perfección.

Si elegimos una talla mayor no conseguiremos la compresión necesaria. Y si la talla es pequeña no podremos hacer ciertos movimientos, nos apretará mucho y comprimirá ciertas zonas demasiado, con lo cual podríamos agravar la lesión o producir otra.

Las fajas sacrolumbares ofrecen la sujeción y compresión necesaria para el tratamiento de la lumbociática o el lumbago.

También es importante seguir las indicaciones médicas sobre el uso de las fajas sacrolumbares y combinarlas con ejercicios de fortalecimiento de la zona. Así evitamos que los músculos se atrofien.

Tratamiento de la lumbociática

Las fajas sacrolumbares son uno de los elementos principales del tratamiento de la lumbociática y de la lumbalgia. Esta última aparece con un dolor intenso en la zona lumbar. Por su parte en la lumbociática ese dolor también afecta al nervio ciático y se irradia por la pierna.

Junto con las fajas sacrolumbares, el tratamiento de la lumbociática y de la lumbalgia consiste en tomar analgésicos y antiinflamatorios, reposo y aplicar frío y calor en la zona. Cuando el dolor sea menos intenso se pueden realizar diversos ejercicios de estiramiento de los músculos afectados. Así se fortalece la zona y se alivia el dolor. Y sobre todo es fundamental seguir las indicaciones del especialista, tanto del médico como del fisioterapeuta, para evitar problemas mayores.

¿Cuánto dura la lumbociática?

La duración de la lumbociática, si se sigue correctamente el tratamiento, debería durar como mucho unas dos semanas. Aunque a veces puede extenderse a un mes, dependiendo del grado del dolor. En la mayoría de los casos el tratamiento de la lumbociática es no quirúrgico. Pero si la duración de la lumbociática se extiende en el tiempo o en casos graves, la cirugía puede ser una buena opción para liberar el nervio.

Y una vez pasada ambas dolencias lo que hay que hacer es prevenir para evitar volver a sufrirlas. Es importante hacer ejercicios que fortalezcan y desarrollen la musculatura lumbar y abdominal, evitar el sobrepeso, no adoptar malas posturas y no cagar peso. Así conseguiremos tener una espalda sana y con menos problemas.

Deja un comentario