Lumbalgia, protege tu espalda si vas a realizar esfuerzos en el trabajo

Lumbalgia, protege tu espalda si vas a realizar esfuerzos en el trabajo

Hay trabajadores que realizan esfuerzos de elevación y movimientos de cargas de manera continua. Son esfuerzos excesivos o hechos con posturas incorrectas. Eso puede producir lesiones de los músculos, tendones y articulaciones, como la lumbalgia o lumbociáticas. Por ello es importante tener un buen conocimiento de cómo hay que hacer esos movimientos y proteger la zona, con ejercicios que refuercen los músculos y usando fajas de protección como las de Orliman. 

Movimientos repetitivos o esfuerzos excesivos hacen aparecer la lumbalgia

La lumbalgia es una de las enfermedades laborales más comunes. El estrés laboral, unido a las malas posturas, la falta de ergonomía y la carga de objetos pesados, hacen que aparezca un dolor agudo en la parte baja de la espalda. Las fajas de protección minimizan la probabilidad de sufrir una lumbalgia o lumbociáticas. Además alivian el dolor que producen estas dolencias. Y ayudan a las personas a adoptar una postura más correcta para manipular las cargas.

El uso de una faja como las de Orliman protege la zona y previene la lumbalgia

La Faja de alta contención lumbar de Orliman lleva cuatro ballenas de acero performadas y adaptables en la espalda. Y también lleva ballenas delanteras para dar una mayor consistencia y sujeción. Además esta faja está realizada con bandas elásticas de tensión graduables para realizar la compresión que se necesite. La faja de protección de Orliman ofrece una fuerte sujeción lumbosacra, así como contención y ajuste.

Otro producto de Orliman pensado para prevenir lumbalgias es la Faja de motorista. Es un corsé lumbosacro, que se puede utilizar encima de la ropa, que ofrece fuerte sujeción contención y ajuste. Está diseñada para motoristas ya que, debido a la postura en la moto y a la cantidad de kilómetros que hacen encima de ella, suelen sufrir lumbalgias o lumbociáticas muy frecuentemente si no cuentan con la protección adecuada. Sin embargo, su uso también está recomendado para personas que realizan movimientos repetitivos y esfuerzos. En ambos casos se pueden producir sobrecargas continuas o intermitentes de la zona lumbar. Por ello el uso de este corsé lumbosacro ayuda a aliviar el dolor y las molestias.

Además, son dos fajas cómodas de llevar. Algo fundamental para personas que tienen que estar continuamente en movimiento. Una incomodidad en estos elementos de protección puede provocar molestias. Para evitarlo, Orliman ha diseñado unas fajas que se ajustan a tu cuerpo y te permiten ir seguro y cómodo a la vez.

Pero hay que tener presente que el uso de estas fajas no significa olvidar las distintas técnicas de seguridad para mover cargas sin hacerse daño y sin que aparezcan dolencias como la lumbalgia. Saber aproximarse bien a la carga para levantarla, buscar el equilibrio, fijar bien la columna vertebral, utilizar la fuerza de las piernas y el peso del cuerpo para mover una carga… son algunas pautas para evitar daños y lesiones en la espalda.

Además es importante realizar ejercicio físico para fortalecer los músculos de la espalda y del abdomen. Además de reducir las tensiones que soportan y generar una mayor resistencia a las cargas físicas, ayudan a adoptar posturas correctas.

Con los tres elementos (fajas de protección, ejercicio y una buena ergonomía) se puede prevenir la aparición de una lumbalgia. Así evitamos dañar la espalda y los problemas que esos daños pueden causar.

Deja un comentario