¿Cuáles son los riesgos de no realizar calentamiento antes de entrenar?

¿Cuáles son los riesgos de no realizar calentamiento antes de entrenar?

El calentamiento de los músculos antes de iniciar cualquier práctica deportiva es fundamental para que los músculos, tendones y ligamentos se calienten y ganen elasticidad. Entre los riesgos de no realizar calentamiento previo destacan las lesiones. Sobre todo en las articulaciones más sensibles a ellas como los pies y el tobillo. Un pie que lleva tiempo en reposo o que está frío mantiene las estructuras más tensas de lo debido. Así es más fácil que se produzca una lesión al realizar un mal movimiento que no puede ser compensado con la elasticidad que tendrían si se ha calentado.

Los principales riesgos de no realizar calentamiento antes de entrenar son las lesiones

Salud y ejercicio van unidos. Una de las claves para mantener un buen estado de salud es abandonar el sedentarismo y practicar algún deporte. Pero para que el binomio salud y ejercicio sea efectivo, antes de empezar con el ejercicio hay que calentar los músculos. Así no corremos ninguno de los riesgos de no realizar calentamiento para nuestra salud.

Los deportistas profesionales son conscientes de los riesgos de no realizar calentamiento previo. Pero muchos aficionados o novatos se preguntan ¿para qué sirve un calentamiento? La respuesta es muy fácil. Por un lado mejora la ejecución de la actividad física. Los músculos se preparan para la actividad que se va a realizar. Y además, mientras lo realizas te vas preparando psicológicamente para el esfuerzo que vas a realizar. Por otro lado previene lesiones. Desde calambres y contracturas hasta distensiones, roturas fibrilares, torceduras y esguinces o fascitis plantar.

El tobillo y el pie son los que más sufren los riesgos de no realizar calentamiento antes de hacer deporte

Además, para prevenir esas lesiones (o en el caso que aparezcan) en Orliman contamos con unas ortesis que dan soporte y protección a la zona. Por ejemplo en el caso de lesiones deportivas en el pie, como esguinces, la Tobillera elástica con almohadillas viscoelásticas ayuda a la reabsorción de edemas y derrames y realiza un efecto compresor que proporciona sujeción y estabilización en la articulación del tobillo. También para esguinces o pequeñas fracturas, con traumatismos de tobillo, o para lesiones agudas de tobillo post-traumáticas, la Tobillera estabilizadora con cordones Tobiplus, aporta estabilización y control del movimiento. Además es una ortesis perfecta como método de prevención en la práctica deportiva. Sobre todo para evitar recidivas.

Y si se sufre de fascitis plantar, la ortesis Valfeet air ortesis estabilizadora de tobillo o la misma pero hinchable, alivian el dolor y las molestias que provoca esta dolencia. Y a la vez da soporte y estabilización a la zona.

Así que si vas a hacer deporte, ya sabes para qué sirve un calentamiento y conoces los riesgos de no realizar un calentamiento adecuado. A ello tenemos que añadir la importancia de realizar estiramientos una vez finalices la actividad deportiva, recuerda ir poco a poco e incrementar la carga de esfuerzo de manera progresiva y utiliza unas buenas zapatillas, que se ajusten a los pies de manera apropiada. Y si es necesario protege el tobillo y el pie con las ortesis de Orliman. Así salud y ejercicio serán el binomio perfecto.

Deja un comentario