Los beneficios del Tai Chi para personas con osteoporosis

Los beneficios del Tai Chi para personas con osteoporosis

El Tai Chi es un antiguo ejercicio de origen chino que desarrolla la coordinación y el equilibrio. Diversos estudios han demostrado los beneficios que esta práctica aporta a las personas con osteoporosis. Una enfermedad que afecta a casi tres millones de personas en España.

El Tai Chi mejora el equilibrio y la masa ósea de las personas con osteoporosis

La práctica el Tai Chi reduce hasta casi la mitad el riesgo de caídas en personas con osteoporosis. Esto es así porque mejora la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza muscular. Además, una práctica prolongada del Tai Chi también tiene un efecto sobre la masa ósea, principalmente de mujeres menopáusicas, que ven como aumenta la masa ósea y se reduce la habitual pérdida de hueso que provoca la menopausia.

A ello se une que se evitan malas posturas, favorece la circulación de la sangre y mejora el rendimiento cardiovascular. Y al tratarse de un ejercicio aeróbico, activa múltiples funciones del organismo, consiguiendo muchos más beneficios como ejercicio para la osteoporosis y para su salud general. Además, al basarse en movimientos suaves y cadenciosos eliminas los peligros de realizar ejercicios bruscos o con exceso de esfuerzo o velocidad.

A todos estos beneficios a nivel físico se añaden los beneficios psíquicos. El Tai Chi ayuda a liberar tensiones, con la consiguiente reducción de la ansiedad y el estrés, gracias a las técnicas de control de la respiración y de concentración.

Y no solo es beneficioso para personas con osteoporosis. También es útil para la artritis reumatoide, porque mejora la calidad articular y reduce el dolor.

La práctica del Tai Chi reduce hasta casi la mitad el riesgo de caídas en personas con osteoporosis

Por estos motivos es cada vez más habitual ver a personas mayores practicando Tai Chi, como tratamiento para la osteoporosis. Es un ejercicio fácilmente realizable por personas de todas las edades y condiciones físicas.

Además, para el tratamiento para la osteoporosis puede ser muy útil combinar el Tai Chi con el uso de ortesis de espalda o lumbares. Estas ayudan a proteger la zona y enderezarla. En Orliman contamos con dos modelos. Por un lado, la Pieza dorsolumbar adaptable. Esta ortesis produce un efecto descifosante, a la vez que realiza una retropulsión de hombros. Esta diseñada para ofrecer la máxima comodidad y para ofrecer inmovilización y contención. Por su parte, el Corsé rígido Star Brace Dinamic Fix Corto realiza compresión abdominal gracias a un módulo lumbar termoplástico premodelado en polietileno de baja densidad que se fija mediante una funda textil en la ortesis.

El uso de estas ortesis, además de dar mayor seguridad a las personas con osteoporosis, ayuda a prevenir futuros problemas. Una persona con ostepororisis que ya ha sufrido una fractura, tiene un 86% más de posibilidad de recidivas, con la pérdida de calidad de vida que eso supone. Por ello, combinar estas ortesis con un ejercicio para la osteoporosis como el Tai Chi, sin duda ofrece grandes beneficios a las personas mayores.

 

Deja un comentario