Los beneficios del calzado terapéutico para los juanetes

Los beneficios del calzado terapéutico para los juanetes

Los juanetes o Hallux Valgus son una deformidad ósea que va acompañada de una hinchazón bastante dolorosa. La causa más común de su aparición es el uso prolongado de zapatos con mucho tacón, estrechos y ajustados. A ello se suma el factor hereditario y padecer enfermedades como artritis o patologías como los pies planos. El uso de un calzado terapéutico y de correctores alivia las molestias y ofrece muchos beneficios para la salud del pie.

El calzado terapéutico alivia el dolor y las molestias de los juanetes

En medicina se llama Hallux Valgus a los juanetes debido al significado en latín de esas palabras. Hallux significa dedo gordo y Valgus se traduce como hacia fuera. Esa desviación del primer metatarsiano del dedo gordo del pie es lo que forma los juanetes. Si no se corrige a tiempo, además del dolor y la inflamación pueden aparecer otras deformidades como dedos en garra o dedos martillo. Además puede provocar la alteración de los sistemas de sostén del peso corporal y el desarrollo de callosidades.

Para aliviar los síntomas y prevenir el avance de la deformidad, lo mejor es usar correctores y calzado terapéutico. El calzado terapéutico, como los de la línea Orliman Feetpad, es un calzado de horma ancha. Esto permite que el Hallux Valgus no roce con el zapato y se evita el dolor y la irritación. Además el tejido superior es blando y elástico, para una mejor adaptación a las deformidades de los juanetes.

Dentro de la línea Orliman Feetpad contamos con diferentes modelos de calzado terapéutico. Tanto para invierno como para verano. Son zapatos confortables, como el modelo Oleron, que ofrecen una óptima transpiración y una excelente sujeción del pie. Además son repelentes al agua y tienen una fácil apertura para hacer más sencilla su colocación.

Descubre los diferentes productos que te ofrece Orliman

Junto con el calzado terapéutico, en Orliman contamos con otras soluciones u ortesis para los juanetes. Como los correctores. Estos ayudan a corregir el posicionamiento del hueso. Además alivian el dolor al disminuir la tensión y evita que aumente la deformidad. En Orliman contamos con correctores diurnos, que se pueden utilizar con cualquier tipo de calzado, como el corrector Conex. Los correctores Conex son unas ortesis de corrección dinámica, perfectamente ajustable a las necesidades del paciente.

Además en Orliman disponemos de correctores nocturnos. Estos alivian el dolor y ayudan a conseguir una alineación progresiva, gracias a una leve presión en la articulación.

Sin embargo, la única solución definitiva es la cirugía. Cuando el grado de deformidad y el dolor lo indican, es conveniente operar para corregir la deformidad causada por el Hallux Valgus o juanete. Tras una cirugía, el uso de un calzado terapéutico es fundamental para evitar molestias. Además ayudan a acelerar la recuperación y evitar que los juanetes vuelvan a aparecer.

Si en tu familia ha habido casos de juanetes, ten presente que tú también puedes sufrirlos. Pero eso no significa que no puedas prevenirlos. El Hallux Valgus o juanete es la consecuencia de pisar de una determinada manera ayudada por un calzado inadecuado. Actuar sobre ello, por ejemplo con ortesis (como las plantillas) que modifiquen la alineación del pie y cambien el reparto de cargas, usar un calzado adecuado (sin mucho tacón y sin puntas estrechas) y fortalecer la musculatura del pie y la pierna ayudará a prevenir la aparición de estas y otras deformidades.

Deja un comentario