Cómo prevenir lesiones en deportes de invierno

Cómo prevenir lesiones en deportes de invierno

Llega el invierno y queremos lanzarnos a practicar deportes de invierno. Esquí y snowboard tienen muchos adeptos. Pero también son las causa de muchas lesiones, como esguinces, desgarros, fracturas o sobrecargas musculares, ya que son deportes exigentes. 

Para prevenir lesiones en deportes de invierno es clave la técnica, la equipación y escuchar a tu cuerpo

Por ello queremos daros unos consejos para prevenir lesiones en deportes de invierno.

  • Revisa el material. Antes de practicar cualquier deporte de invierno comprueba que el material esté en buenas condiciones. Y que llevas todo el equipamiento necesario.
  • Haz deporte todo el año. Si eres de los que se lanzan a practicar deportes de invierno sin haber realizado ninguna actividad física el resto del año, eres un candidato firme a sufrir una lesión. Hacer deporte normalmente hace que tus músculos y huesos estén más fortalecidos y afrontarán mejor las particularidades del esquí o el snowboard.
  • Realiza un calentamiento previo. Como en toda práctica deportiva, prepara tu cuerpo con unos ejercicios de calentamiento para que tus músculos no se resientan. Y cuando te lances por las pistas es mejor ir progresivamente. Tampoco hay que olvidarse de realizar estiramientos al terminar la jornada para recuperar los músculos.
  • Reconoce tus limitaciones. Si es necesario acudir a un monitor para refrescar la técnica eso te ayudará a prevenir las lesiones en deportes de invierno.
  • No te olvides de la hidratación. Con el frío tendemos a beber menos líquido, sin embargo al hacer deporte y con la ropa que llevamos vamos a sudar y necesitamos recuperar ese líquido. Además el frío hace que el organismo tenga que trabajar más para mantener la temperatura corporal correcta. Y necesita más líquidos para su buen funcionamiento.
  • Precaución y respeto. No te lances por las pistas como un loco, hay más esquiadores en la zona y hay que respetarles y mantenerse alerta.
  • Escucha a tu cuerpo. Cuando te notes cansado es importante parar y descansar. El cansancio es una de las principales causas de riesgo de sufrir una lesión.

Las lesiones en deportes de invierno son muy habituales

Como hemos dicho, las lesiones en deportes de invierno son muy habituales. Las más comunes afectan a la rodilla, al hombro y a la mano. Las lesiones en los músculos de la pierna suelen ser golpes y contusiones, aunque dentro de las lesiones en los músculos de la pierna también puede haber desgarros. Sin embargo en el caso de la rodilla existen diferentes tipos de lesiones de rodilla debido a que son las primeras afectadas en una caída.  Los tipos de lesiones de rodilla más comunes son las de ligamento cruzado anterior, ligamento lateral y rotura de menisco.

Por lo que respecta al hombro, las luxaciones son las lesiones más frecuentes. Esto es así porque suele realizar los giros girando los hombros y dejando caer parte del peso en ellos. Los síntomas son dolor agudo y la imposibilidad de movimiento. Otra lesión frecuente en el hombro son las fracturas diafasarias del húmero. En este caso lo mejor es la inmovilización, protección y estabilización del foco de la fractura con una ortesis como el Brace de húmero en termoplástico con forro textil de Orliman. Es cómodo de llevar, ya que está recubierto por una funda textil acolchada. Y su sistema de suspensión y fijación permite cierta movilidad.

En cuanto a la mano, la lesión más frecuente es el llamado pulgar del esquiador. Se produce cuando ocurre una caída brusca y el ligamento de la articulación se lesiona.

Y un último consejo, para prevenir lesiones en deportes de invierno, como el resto del año, hay que ser prudente y utilizar la cabeza. Hay caídas que no se pueden evitar pero la mayoría de lesiones se producen por la fatiga, la falta de técnica y la mala equipación. Y eso se puede prevenir.

Deja un comentario