tecnología personalizada

Exoesqueletos personalizados, el último avance tecnológico

Los exoesqueletos están provocando una revolución en la rehabilitación y tratamiento de muchas enfermedades. Suponen la posibilidad de moverse o volver a andar para muchas personas. Las posibilidades que ofrecen hace que las investigaciones avancen rápido para ofrecer nuevas soluciones. ¿La última? Exoesqueletos personalizados para optimizar el tratamiento.

Beneficios de los exoesqueletos personalizados.

Entre los beneficios de estos exoesqueletos se encuentra realizar una rehabilitación más eficiente.

Los exoesqueletos son unos armazones que llevan las personas y que van conectados con motores y sensores que ayudan a las personas a moverse y realizar ciertas actividades. En personas con movilidad reducida esta tecnología permite que puedan caminar de forma autónoma, mejorando su capacidad aeróbica y reduciendo problemas como la espasticidad o la atrofia muscular, entre otros.

Hasta ahora, los exoesqueletos eran modelos estándar. Pero unos investigadores de la Universidad Carnegie Mellon de Estados Unidos han diseñado un exoesqueleto que proporciona soporte personalizado para el usuario.

Se partía de la premisa de que cada persona tiene unos movimientos naturales únicos, por tanto los exoesqueletos de talla única no permiten obtener todas las posibilidades que tienen. Estos investigadores han creado un exoesqueleto para el tobillo, que aprende los movimientos del usuario y crea un patrón óptimo individual para reducir el gasto energético al caminar.

Estos exoesqueletos permiten un ahorro energético importante

En este estudio en concreto el objetivo era optimizar el gasto de energía en la rehabilitación. Para ello se probó en voluntarios sanos este sistema con apoyo personalizado. El sistema tenía en cuenta los movimientos de rotación, elevación, torsión máxima y caída del tobillo.

Después de una hora de ejercicio, el sistema identificó los patrones de apoyo que disminuyen la energía necesaria para realizar la actividad.

Así se adapta a los gestos de cada persona. Y se consiguió reducir el gasto energético que se produce al caminar en un 24% en comparación con el mismo sistema pero sin el apoyo personalizado. Y en los casos en los que el apoyo personalizado se puso en los dos tobillos, la disminución del coste metabólico fue de un 33%

Además en las siguientes rondas con los exoesqueletos personalizados, los voluntarios experimentaron nuevas disminuciones en el gasto energético que realizaban. Según los investigadores los usuarios del dispositivo pueden realizar sus propias adaptaciones sutiles. Así se consigue una mayor adaptación del sistema.

Los beneficios de estos nuevos exoesqueletos son múltiples. Sobre todo para personas con parálisis o con movilidad reducida y deterioro pulmonar.

Ahora podrán disponer de un instrumento que optimiza la energía que pueden realizar. Así se promueve una rehabilitación más eficiente. Y para las personas con discapacidad o movilidad reducida significa la capacidad de ser más independiente. Esto redundará en un incremento de su salud física y mental.

La tecnología está dando pasos de gigante en materia de rehabilitación. A los exoesqueletos se une la impresión 3D, la robótica o la realidad virtual.

Se están abriendo nuevas posibilidades de tratamientos que aceleran la recuperación y mejoran las circunstancias de los pacientes. En el caso de los exoesqueletos personalizados supone un nuevo paso para desarrollar diseños mejorados teniendo en cuenta las necesidades fisiológicas de cada paciente. Sin duda un gran avance, no solo para la rehabilitación sino también para mejorar su calidad de vida.

Deja un comentario