Ejercicios de TRX para los distintos tipos de dolores de espalda

Ejercicios de TRX para los distintos tipos de dolores de espalda

El dolor de espalda es muy frecuente. Malas posturas o movimientos bruscos son las causas más habituales. También en el dolor de espalda las causas pueden encontrarse en distintas enfermedades, como infecciones, problemas renales, digestivos o tumores. Entre los diversos tipos de dolores de espalda, los más habituales son los mecánicos y los inflamatorios.

Los tipos de dolores de espalda pueden ser mecánicos o inflamatorios

El más frecuente de los tipos de dolores de espalda es el mecánico. Es un dolor pulsátil y sordo que se activa con el movimiento y se alivia con el reposo. En estos tipos de dolores de espalda las causas suelen provenir de una lesión muscular debido a un mal movimiento, una mala postura o un traumatismo deportivo.

Por su parte, una de cada 20 personas con dolor de espalda crónico lo sufre debido a un origen inflamatorio. Es un dolor gradual que dura más de tres meses, cuyos síntomas mejoran con la actividad y muchas veces aparece por la noche, lo que provoca rigidez matutina al levantarse.

Una de las mejores formas para prevenir ambos tipos de dolores de espalda y aliviarlos son los ejercicios con TRX. El TRX es un sistema de entrenamiento basado en ejercicios en suspensión. Las manos se sostienen en unas cintas que se pueden anclar en casi cualquier parte y los pies se apoyan en el suelo. Así se aprovecha el peso del propio cuerpo para ejercitar toda la musculatura corporal.

Para realizar los ejercicios con TRX es importante contar con el apoyo de un profesional que te indique cómo hay que realizar los ejercicios y cómo mantener la postura. Así se evita que hagas un mal movimiento o sobrecargues los músculos y agraves los problemas de espalda.

Los ejercicios con TRX son beneficiosos tanto para el dolor de espalda alta como para el dolor de espalda media porque, con estos ejercicios, se consigue fortalecer la zona y ayudar a la rehabilitación de lesiones. Las partes del cuerpo que más trabajan son los músculos lumbares, abdominales o los del pecho. La práctica de los ejercicios con TRX de manera continua refuerza esas zonas. Y eso reduce problemas como la lumbalgia (dolor de espalda media) o sobrecargas en los hombros (dolor de espalda alta).

Los tipos de dolores de espalda se alivian con ejercicio y con protección

Además, para aliviar los síntomas de los distintos tipos de dolores de espalda, el uso de ortesis como las de Orliman es muy beneficioso. Consulta con tu médico cómo y cuánto tiempo usarlas para sacarles todo el partido. Por ejemplo, la Espaldera transpirable ejerce una tracción gradual de la espalda, mediante la retropulsión de los hombros hasta suprimir la mala postura cifótica. Es perfecta para dorsalgias y para corregir posturas incorrectas o vicios posturales, aunque es recomendable no utilizarla más de 3-4 horas al día.

Por su parte, la Ortesis dorso lumbar Dorsotech ayuda a la corrección de la curva cifótica y a la estabilización de la columna vertebral. Además esta ortesis mejora la movilidad funcional, aumentando la independencia del usuario y el equilibrio dinámico previniendo caídas. A ello se une el alivio del dolor que proporciona la actividad muscular.

Los distintos tipos de dolores de espalda pueden afectar a tu calidad de vida. Por ello es importante reforzar la zona con ejercicio y protegerla con ortesis como las de Orliman. Así tu espalda sufrirá menos y tú te sentirás mejor.

Deja un comentario