Cuidados de las hernias, mejora tu calidad de vida

Cuidados de las hernias, mejora tu calidad de vida

Las hernias se presentan cuando una parte de un órgano o tejido sobresale a través de un área muscular débil. Es una dolencia muy común y afecta a hombres, mujeres y niños. Existen diversos tipos de hernias y dependiendo de la zona necesitarás aplicar unos cuidados de las hernias u otros.

El uso de fajas y bragueros como las de Orliman alivian el dolor y forman parte de los cuidados de las hernias

¿Por qué salen las hernias? No hay una causa clara de su aparición. Algunas personas nacen con los músculos abdominales débiles y tienen más probabilidades de herniarse. También puede provocar su aparición al realizar un esfuerzo importante o por un traumatismo. Se manifiestan en forma de protuberancias y habitualmente provocan dolor. A ello se une que las personas que las padecen ven afectada su calidad de vida. Por ello es importante realizar unos buenos cuidados de las hernias y así evitar males mayores.

Unos buenos cuidados de las hernias ayudan a evitar males mayores

¿Qué tipos de hernias existen? ¿Qué cuidados de las hernias hay que aplicar en cada una?

  • Hernia inguinal. Afectan más a hombres que a mujeres y representa el 70% de los tipos de hernia que existen. En este caso una parte de los intestinos se filtra por una abertura en la parte inferior del abdomen, cerca de la ingle, llamada canal inguinal. La hernia inguinal provoca mucho dolor, y es necesario operarla para corregirla. Después de un tiempo de recuperación de la operación se puede reanudar gradualmente las actividades normales.
  • Hernia femoral. Se da más en mujeres. Aparece también en la ingle pero no tan cerca del pubis como la inguinal.
  • Hernia umbilical. Se produce cuando parte del intestino sobresale a través de la abertura en los músculos abdominales por los que pasó el cordón umbilical. Son comunes, principalmente en lactantes y en estos casos se cierran solas, e inofensivas. Si aparecen en la edad adulta puede ser necesario recurrir a una cirugía reparadora. Especialmente si se agranda la hernia umbilical o produce dolor. Pero si no el uso de órtesis, como el Braguero Ombligo de Orliman en sus dos modelos, realiza compresión en la zona y ayuda a la reducción de una hernia umbilical.
  • Hernia quirúrgica. Una cirugía abdominal puede provocar una hernia incisional a través de la cicatriz. Frecuentemente se produce por una mala cicatrización en la operación.
  • Hernia discal. Se produce como consecuencia de una degeneración del tejido conectivo del anillo fibroso. Esa degeneración y la debilidad consecuente permite la salida de la porción central gelatinosa del disco. Si no se tratan a tiempo y se aplican los cuidados de las hernias correctos se puede convertirse en un importante problema de salud. Por ello es importante mantener un estilo de vida saludable, con ejercicio físico, sin sobrepeso y una adecuada alimentación, así como una buena higiene postural, para prevenir una hernia discal.

Y si esta aparece, el reposo suele ser la mejor opción, acompañado de fisioterapia para mejorar. Además si aprovechas los beneficios de las diversas órtesis de Orliman conseguirás aliviar el dolor, gracias a la compresión y sujeción abdominal y sacrolumbar, así como proteger y reducir las molestias. La Faja Sacrolumbar Semirrígida Lumbitron Elite Duo, la Faja Sacrolumbar Lumbitron Forte, la Faja Sacrolumbar Lumbitron Universal Forte, la Faja Sacrolumbar Semirrígida Alta o Corta o la Faja Semirrígida Star Brace Dynamic Corta son un buen complemento para incrementar la eficacia del tratamiento que se aplique.

 

 

Deja un comentario