plantillas ortopédicas orliman sport

Cómo correr sin sufrir lesiones, los beneficios de las plantillas ortopédicas

El running es el deporte de moda. Pero como todas las actividades físicas se corre el riesgo de sufrir lesiones si no se toman las medidas adecuadas. En este caso es fundamental usar unas buenas zapatillas, calentar bien antes de empezar a correr, intentar no forzar más de lo que se puede y usar productos de ortopedia, como unas plantillas ortopédicas, para proteger las articulaciones. Esos son solo algunos de las cosas que hay que tener en cuenta para correr bien y evitar las temidas lesiones.

Las plantillas ortopédicas absorben los impactos y corrigen la pisada

Disfrutar del running depende en parte de ti. Siempre hay factores que pueden influir en que tengas un mal día, pero si tú has puesto de tu parte esos malos días serán los menos. Por eso es importante seguir los siguientes consejos para que tu salud no se resienta.

  • Elige una buena equipación. Por lo menos necesitas unas zapatillas que se ajusten a tus necesidades y a tu forma de correr. Cada tipo de corredor tiene su zapatilla y las hay para todas las superficies y ritmos. Y si hay alteraciones en la pisada puede ser conveniente el uso de plantillas ortopédicas para corregirlas. Además las plantillas ortopédicas, como las de Orliman Sport, absorberán los impactos y te darán estabilidad en el pie.
  • Además de las plantillas ortopédicas, utiliza otros productos de ortopedia. En Orliman Sport contamos con una amplia gama de productos de ortopedia para proteger tus articulaciones de lesiones. Además los productos de Orliman Sport también aportan muchos beneficios en los procesos de rehabilitación.
  • Empieza despacio y a ritmo suave. Si intentas correr lo más rápido posible desde el principio, lo único que conseguirás será agotarte antes y sobrecargar tus músculos. Es mejor progresar lentamente para preparar tus articulaciones y músculos para el trabajo más intenso.
  • No te obsesiones y disfruta. La mejor manera de evitar excesos y con ellos los riesgos para tu salud es disfrutar del running. Elige el momento y la compañía y aprovecharás los beneficios de este deporte.
  • Cuidado con la técnica y la postura. Hay que ir introduciendo cambios en la técnica de correr para mantener la postura correcta. Son dos de las formas más sencillas que hay de evitar lesiones. Y si necesitas ayuda externa recurre por ejemplo a unas plantillas ortopédicas que corregirán la pisada o a alguno de los productos de ortopedia de Orliman Sport.
  • Los estiramientos y calentamientos son obligatorios. Tanto antes como después de entrenar hay que preparar nuestro cuerpo para el ejercicio y luego estirar bien para evitar lesiones y mejorar nuestra flexibilidad.
  • Cuida la alimentación y la hidratación. Así te aseguras que tu organismo recibe los nutrientes, los líquidos y las sales minerales necesarios para que el rendimiento no decaiga.
  • Escucha a tu cuerpo. Antes de que se produzca una lesión el cuerpo te avisa. El dolor es un indicador muy claro de qué algo va mal y si se ignora puede acarrear problemas más graves. Si tu cuerpo te pide parar, para.
  • Descansar es parte del entrenamiento. El organismo necesita recuperar la energía y las fuerzas. Y eso se consigue con el descanso.

Eso sí, ten en cuenta que ningún atleta está exento de lastimarse. Pero esa posibilidad no debe detenerte en tu afición por el running. Por eso es importante tener un plan B para llevar a cabo una buena rehabilitación, que te permita recuperarte bien y rápidamente. Así tendrás todos los frentes cubiertos y podrás disfrutar de la actividad deportiva sin miedo.

Deja un comentario