Consejos para la prevención de úlceras en verano en pacientes encamados

Consejos para la prevención de úlceras en verano en pacientes encamados

Las personas encamadas son más susceptibles al calor. A los problemas que pueden causar las altas temperaturas se suma la posible aparición de escaras en verano debido al sudor. El sudor actúa de emoliente y provoca que la piel se reblandezca y agriete. Si a ello le añadimos la presión que soporta al estar encamado y en la misma posición mucho tiempo, la zona se ulcera y aparecen las escaras. Por eso es importante prestar atención a la prevención de úlceras en verano.

En la prevención de úlceras en verano hay que evitar la humedad e incrementar la higiene

¿Cómo? Lo principal es incrementar la frecuencia del cambio de posición. En la prevención de escaras, ayudar a los pacientes encamados a cambiar la postura evita la aparición de úlceras por presión. En verano, dada la relación entre escaras y calor es importante incrementar esos cambios y siempre colocarlos en zonas más frescas. Así se ayuda a controlar la temperatura.

El control de la temperatura es otra de las maneras de prevención de úlceras en verano. Pero en un encamado el sistema de regulación a través del sudor no funciona eficazmente, por lo que hay que vigilar que no permanezca muy tapado y refrescarle la piel de las extremidades con un paño húmedo o con crema fresca para ayudarle a enfriarse. Además así hidratamos la piel, lo que ayuda a prevenir las escaras en verano.

Además, es muy importante continuar el tratamiento diario encaminado a la prevención de úlceras en verano y todo el año. El paciente encamado debe estar aseado y limpio. Para ello hay que utilizar jabones con PH neutro, que no le irriten. Y después del aseo hay que secarle bien, sin frotar y evitando usar productos con alcohol, porque resecan la piel. Para mantener la piel bien hidratada, es importante aplicar crema con un masaje, ya que el masaje mejora la circulación sanguínea. Eso sí, hay que hacerlo de forma suave, sin presiones.

Los soportes antiescaras son un apoyo fundamental para la prevención de úlceras en verano

También es fundamental para la prevención de escaras prestar atención a la ropa de cama. Además de evitar que estén húmedas, estirar bien los pliegues de las sábanas y quitar cualquier objeto de fricción (como las migas de pan o restos de alimentos), es importante utilizar soportes antiescaras como los de Orliman. Y no solo las sabanillas antiescaras, que ayudan a mantener la piel siempre seca y a mejorar la regulación térmica. También existen otros soportes que ayudan a la prevención de úlceras en verano. Como las botas, patucos, manoplas, coderas, muñequeras o taloneras antiescaras.

Todos estos productos ayudan a evitar el contacto de las zonas con protuberancias óseas (talón, codo, muñecas…) con el colchón o las sábanas con lo que son muy eficaces en la prevención de escaras y también para su tratamiento. Además son de fácil manipulación y tienen una buena fijación para evitar movimientos y molestias. Estos soportes antiescaras están fabricados con un tejido suave y con propiedades antimicrobianas. Un tejido que no absorbe la humedad, por lo que la piel se mantiene siempre seca, mejorando la regulación térmica. Algo fundamental en verano, donde escaras y calor son sinónimos para un paciente encamado si no se toman medidas.

 

Deja un comentario