Consejos para el pie diabético, cómo cuidarlos

Consejos para el pie diabético, cómo cuidarlos

Como consecuencia de un mal control de la diabetes y de los niveles de glucemia aparecen problemas con la circulación sanguínea de las piernas. Además hay una afectación de los nervios de las piernas y los pies (neuropatía). Todo ello da origen al pie diabético. Un problema que hace que se incrementen las lesiones en los pies.  Por ello es importante seguir los siguientes consejos para el pie diabético, para mantener una higiene adecuada y evitar problemas graves.

La higiene, uno de los principales consejos para el pie diabético

La neuropatía puede aparecer con calambres y dolor punzante o ardiente. Empeora con el reposo nocturno y mejora al poner los pies en el suelo. Esa neuropatía puede provocar que disminuya la sensibilidad, notando los pies dormidos y llegando a no sentir el dolor. Eso es un problema porque cualquier rozadura, herida o grieta puede pasar desapercibida si no se siguen los consejos para pie diabético sobre higiene, y pueden ser la entrada de una posible infección.

¿Y qué medidas de higiene y consejos para el pie diabético son los que se deben seguir? El tratamiento preventivo se podría resumir en observar, proteger y cuidar los pies.

  • Hay que controlar diariamente seis lugares en la planta del pie para buscar heridas o enrojecimiento: la punta del dedo gordo, la base de los dedos pequeños, la base de los dedos medios, el talón y la parte exterior del pie y la planta.
  • Mantener los pies limpios. Hay que lavarlos a diario con agua tibia y jabón. El secado ha de ser minucioso para eliminar la humedad, sobre todo en la zona interdigital. Además hay que hidratarlos bien.
  • Cuidado con las uñas. Utilizar tijeras de punta roma y una lima de cartón, con buena luz para hacerlo con precisión. Lo mejor es acudir a un especialista en podología.
  • Evitar los calcetines sintéticos y con costuras gruesas. Lo mejor es utilizar los calcetines para pie diabético de Orliman, que previenen infecciones y evitan tanto la proliferación de bacteria y hongos como las rozaduras y la aparición de micosis y eczema.
  • Es necesario utilizar zapatos de piel, cómodos y amplios y que además sujeten bien el pie. Si no es posible, los enfermos de diabetes pueden usar los zapatos postquirúrgicos de Orliman. Son confortables, amplios, seguros y ofrecen una óptima transpiración del pie. Además si se combinan con las plantillas especiales para pie diabético de Orliman se consigue más alivio y a la vez disminuyen las zonas de presión.
  • Si aparecen heridas hay que realizar las curas siguiendo las indicaciones del médico, para evitar que vayan a más.
  • No fumar. El tabaco estrecha las arterias, con lo cual la circulación sanguínea empeora y no llega el suficiente oxígeno a los pies.
  • Es importante realizar diariamente ejercicio, por ejemplo, en forma de paseos por terrenos llanos y a buen ritmo.
  • Cuidar la alimentación. La obesidad es un factor de riesgo para la diabetes y puede incrementar las posibilidades de que estos enfermos sufran el pie diabético.

Cuidar la higiene siguiendo estos consejos para el pie diabético es fundamental, ya que si aparecen problemas o el tratamiento no funciona hay que recurrir a la alternativa quirúrgica. Además hay que tener en cuenta la importancia de controlar la diabetes y los niveles de glucemia. Si eso está controlado no tienen porqué surgir consecuencias mayores.

Deja un comentario