Cojín viscoelástico: confort y prevención de escaras en uno

Cojín viscoelástico: confort y prevención de escaras en uno

Tener que pasar mucho tiempo sentados puede dar origen a muchos problemas. Las personas con movilidad reducida, bien sea por una enfermedad, ancianos o tras una operación, necesitan de elementos que contribuyan a su bienestar y eviten molestias. 

El uso de un cojín viscoelástico mejora la calidad de vida de personas con movilidad reducida

Uno de esos elementos que contribuyen al bienestar de las personas con movilidad reducida es el cojín viscoelástico. Es un cojín antiescaras, que además facilita la correcta distribución de las presiones, mejora la postura del usuario y este se siente más cómodo. Así, la calidad de vida de las personas con movilidad reducida aumenta de manera significativa.

El cojín viscoelástico de Orliman facilita la distribución de presiones

Además, el cojín antiescaras de Orliman está inyectado de espuma viscoelástica de alta densidad con propiedades de memoria de forma y diseño anatómico. Con ello se consigue una perfecta distribución del peso del usuario, se evitan presiones excesivas en la zona de los glúteos y cóccix y se consigue una adecuada estabilidad pélvica. Así se absorbe el impacto de las cargas y es perfecto para la prevención de escaras en personas con alto riesgo.

¿Quién puede considerarse persona con alto riesgo? Personas mayores que tengan que ir en silla de ruedas, mujeres que acaban de dar a luz (además el cojín viscoelástico alivia el dolor post-parto), personas en recuperación postoperatoria, con bursitis de cadera, fracturas en la región sacrococcígea y todos aquellos que necesiten control y estabilidad pélvica.

Otra de las propiedades del cojín viscoelástico antiescaras de Orliman es que proporciona alivio térmico, eliminando la sudoración, gracias a que son transpirables y a la vez impermeables. Así la piel se mantiene siempre seca y es un aspecto más a favor de la prevención de escaras. A ello se une que está confeccionado sin costuras exteriores, para evitar roces y que se deslice en el asiento. Y el paciente se siente más cómodo.

Las escaras es una de las mayores preocupaciones de las personas con movilidad reducida. Al pasar mucho tiempo en la misma posición la piel de estas personas queda afectada. La compresión excesiva y prolongada provoca un colapso en los capilares encargados de nutrir la piel. Eso produce la muerte celular debido a la falta de oxígeno en el tejido. Y se crean úlceras o escaras. Si se detectan a tiempo, el problema puede solucionarse con ciertos cuidados. Pero si no, se puede producir una necrosis en los tejidos. Y esta puede llegar a provocar lesiones en el músculo, tendones o huesos.

Por ello la prevención es la mejor manera de actuar contra su aparición. El uso de productos antiescaras, como los de la línea Sitlive de Orliman, es clave. Estos productos, como el cojín viscoelástico, ofrecen el máximo confort, protección y amortiguación. Además todos ellos llevan un tratamiento que previene la proliferación de bacterias y hongos. También es importante para la prevención de escaras mantener una higiene adecuada y una buena hidratación del cuerpo, mover al paciente cada cierto tiempo para que cambie de posición y mantener su piel seca. Las escaras se pueden prevenir en el 95% de los casos. Por eso es importante vigilar bien la piel de las personas con movilidad reducida y seguir estos consejos de higiene y prevención.

 

Deja un comentario