Tenosinovitis de Quervain: causas, tratamiento y prevención

Tenosinovitis de Quervain: causas, tratamiento y prevención

La tenosinovitis de Quervain suele aparecer por movimientos repetitivos y traumatismos

El uso de férulas inmovilizadoras ayuda a aliviar los síntomas de la tenosinovitis de Quervain

Dolor al girar la muñeca, al agarrar cualquier cosa o al cerrar el puño. Esas son los principales síntomas de la tenosinovitis de Quervain. Es una dolencia que afecta a los tendones de la muñeca en el lado del pulgar. El dolor puede llegar hasta el pulgar y el antebrazo. Es una de las tendinitis más frecuentes. Suele aparecer por lesiones deportivas y post-traumáticas. Principalmente entre personas que tienen a su cargo niños pequeños (6-12 meses), en deportistas y también en aquellos trabajos que hacen movimientos repetitivos con la mano, como cocineros, carpinteros, pianistas … o por el uso excesivo del móvil.

¿Por qué aparece? Diversos movimientos o traumatismos repetitivos hacen que se produzca una compresión excesiva de los dos tendones del primer compartimento dorsal de la mano. Esas lesiones de ligamentos laterales del primer metacarpo afectan a la movilidad del pulgar. En el caso de personas con bebés la tenosinovitis de Quervain aparece al levantar de forma continua al niño. En la medida que el bebé crece y aumenta de peso, se produce una mayor fricción en los tendones de la mano y eso desencadena la tendinitis. En deportistas, esas lesiones de ligamentos laterales del primer metacarpo afecta a aquellos que practican deporte con raquetas o palos y que requieren movimientos con la muñeca.

Estas lesiones deportivas y post-traumáticas hacen que los movimientos que se realizan con el pulgar produzcan dolor y molestias. Y eso causa una alteración de la función de la mano, disminuyendo su rendimiento. Por ello hay que tratarla a tiempo para evitar que se cronifique.

¿Cuál es el tratamiento de la tenosinovitis de Quervain? En primer lugar hay que hacer un examen completo para descartar otras causas del dolor como la rizartrosis del pulgar. Porque esta artrosis en la base del pulgar se puede confundir con frecuencia con la tenosinovitis de Quervain. Principalmente porque la rizartrosis de pulgar comparte muchos síntomas y causas con esta tendinitis.

El tratamiento va enfocado a disminuir el dolor y la inflamación. Para ello el médico le recomendará antiinflamatorios y el uso de un inmovilizador de pulgar. Los productos de ortopedia son un gran aliado en el tratamiento de la tenosinovitis de Quervain. En Orliman contamos con la Férula de Quervain. Esta solución ortésica ayuda a reducir la inflamación, aliviar el dolor y mejorar el pronóstico. Este productos de ortopedia está fabricado en termoplástico que se puede moldear para adaptarla a las características del paciente.

Si persiste la molestia, a pesar de la solución ortésica y de los antiinflamatorios, se suele realizar una infiltración con corticoides. Así se consigue que desaparezca en el 50-60% de los casos. Además se recomienda ejercicios de fisioterapia para aliviar el dolor y fortalecer la musculatura de la zona y en el caso que no funcionen estas soluciones hay que recurrir a la cirugía. El tratamiento quirúrgico consiste en la liberación de los tendones y así resolver las molestias.

Además hay que corregir los movimientos y posturas repetitivas que implican un uso frecuente del pulgar. Por ejemplo realizando descansos frecuentes. O realizando ejercicios para fortalecer la zona. Así se reduce el estrés en las muñecas y se evita que vuelva aparecer el dolor.

Cómo prevenir las escaras en los cuidados paliativos

Cómo prevenir las escaras en los cuidados paliativos

Saber cómo prevenir las escaras ayudará a reducir las complicaciones de los pacientes de cuidados paliativos

Estos pacientes pasan mucho tiempo encamados o sentados y saber cómo prevenir las escaras es clave

Cuando una persona necesita cuidados paliativos el objetivo es la prevención y el alivio del sufrimiento. Saber cómo prevenir las escaras y cómo utilizar los productos antiescaras ayudará a cumplir ese objetivo. Así podremos ofrecer un mayor bienestar en unos momentos difíciles para el paciente.

La OMS define los cuidados paliativos como el “enfoque que mejora la calidad de vida de pacientes y familias que se enfrentan a los problemas asociados con enfermedades amenazantes para la vida, a través de la prevención y alivio del sufrimiento por medio de la identificación temprana e impecable evaluación y tratamiento del dolor y otros problemas físicos, psicológicos y espirituales”.

Estos pacientes pasan, en muchas ocasiones, la mayor parte de su tiempo sentados o encamados. Por ello hay que saber cómo prevenir las escaras para reducir las complicaciones asociadas a su situación.

  • Buscar un sillón adecuado, cómodo, con reposabrazos y el respaldo un poco inclinado hacia atrás.
  • Si el paciente puede estar sentado usar un cojín antiescaras como los de Orliman Sitlive. Alivian la presión y distribuyen el peso. Además el cojín antiescaras evita que se deslice en el asiento.
  • Si el paciente está encamado hay que buscar la posición más confortable y que no le cause dolor.
  • Se aconseja el uso de una cama articulada, con soportes y asideros para facilitar la movilización.
  • Hay que realizar cambios posturales cada cierto tiempo.
  • No arrastrar al paciente para subirlo. Ni en el sillón ni en la cama. En el caso de estar
  • Mantener al paciente limpio, seco y con la piel bien hidratada. Para ello hay que utilizar cremas y productos hidratantes no agresivos, con un pH equilibrado. Y asegurar una adecuada ingesta de líquidos y nutrientes.
  • La ropa de cama debe quedar bien estirada y sin arrugas ni pliegues. Como prevenir las escaras es el objetivo, lo mejor es utilizar las sabanas antiescaras de Orliman. Previenen la aparición de úlceras por presión, disminuyen las fuerzas de fricción y mantienen la piel limpia y seca, garantizando la máxima comodidad, higiene y transpirabilidad.
  • El uso de productos de protección local sobre prominencias óseas ayuda en la prevención de escaras. La talonera antiescaras, bota, codera, manopla, muñequera o patuco de Orliman evitan el contacto de la zona con el colchón, la sábana. Así, la talonera antiescaras, y el resto de productos antiescaras de protección local de Orliman Sitlive alivia las molestias de los roces, a la vez que mantienen la piel seca y mejoran la regulación térmica.
  • Si se puede, intentar que el paciente haga ejercicios de rehabilitación para mejorar su movilidad. Eso influirá en su estado de ánimo y su bienestar. Y si la persona no colabora, se deben realizar movilizaciones pasivas. Así evitamos la formación de escaras.

El objetivo de los cuidados paliativos es ayudar a las personas con una enfermedad grave a sentirse mejor. Previenen o tratan los síntomas y efectos secundarios de una enfermedad o de su tratamiento. Pueden incluir medicación, orientación nutricional, cómo prevenir las escaras, fisioterapia, terapia ocupacional y apoyo emocional. Todo ello orientado a mejorar su bienestar y calidad de vida.

 

Esguince de tobillo, la lesión del verano

Esguince de tobillo, la lesión del verano

La falta de preparación y un calzado inadecuado provocan el esguince de tobillo

Si no se trata bien, el esguince de tobillo puede ser crónico

En esta época del año es difícil no sucumbir a la tentación de practicar multitud de actividades deportivas y al aire libre. El problema es que esta motivación no suele venir acompañada de una preparación adecuada. Además sometemos a nuestro cuerpo a exigencias a las que no está acostumbrado. Es entonces cuando, según los especialistas, se producen la mayoría de las lesiones. El esguince de tobillo es la más común durante los meses de verano.

Los traumatólogos aseguran que esto se debe a la falta de preparación física específica, a la inactividad mantenida durante el resto del año y al uso de un calzado inadecuado.

Senderismo, escalada, padel, surf, voleibol… No importa. Lo más probable es que durante su práctica pongamos en marcha más de un grupo de músculos que teníamos olvidados, y sometamos a nuestras articulaciones a un nivel de rendimiento superior al habitual.

La principal recomendación para evitar lesiones es preparar nuestro cuerpo de forma progresiva. Los músculos necesitan fortalecerse poco a poco. Sobre todo si venimos de no hacer ejercicio durante mucho tiempo. Además, no hay que olvidar los calentamientos y estiramientos para preparar la musculatura.

Y si sufro un esguince de tobillo, ¿qué debo hacer? Los especialistas insisten en la importancia de seguir correctamente el tratamiento del esguince de tobillo. Dentro de los consejos sobre cómo curar un esguince destaca aplicar el método R.I.C.E, o lo que es lo mismo: reposo, hielo, compresión y elevación.

Uno de cada cinco esguince de tobillo suele evolucionar de forma incorrecta y provocar lo que se denomina un problema de inestabilidad crónica. Los pacientes afectados por este tipo de lesión suelen acudir a la consulta a causa del dolor persistente, esguinces recurrentes e inestabilidad subjetiva. Saber cómo curar un esguince puede evitar esa inestabilidad y recurrencia.

El esguince de tobillo más habitual es el que se produce en el ligamento lateral externo. El píe tiende a doblarse y apoyarse sobre ese lado cuando pierde la estabilidad de manera brusca.

En función de la severidad, las lesiones de tobillo se clasifican en grado I, cuando hay una distensión; grado II, cuando hay rotura parcial de ligamentos; y grado III, cuando hay una rotura completa.  Solo en las lesiones de grado III se valora la posibilidad de realizar una intervención quirúrgica. Para el resto de los casos, y mientras dure el periodo de rehabilitación, en el tratamiento del esguince de tobillo se recomienda el uso de órtesis y tobilleras ortopédicas que sujeten y refuercen la articulación.

Como la Tobillera elástica con almohadilla para el Tendón de Aquiles y talonera Achillosil de Orliman. Este modelo incorpora una almohadilla de silicona que mejora abraza el tendón de Aquiles aliviando la tensión. El tejido con el que está confeccionada y su diseño permiten acompañar los movimientos del tobillo mientras caminamos o practicamos deporte. Incluye dos taloneras en silicona para un efecto mejorado de descarga en el tendón de Aquiles. Muy recomendable por su eficacia, confort y sensación de alivio.

 

Las lesiones en el voleibol playa más habituales

Las lesiones en el voleibol playa más habituales

Para evitar lesiones en el voleibol playa hay que realizar un calentamiento básico

La rodilla, el tobillo, hombros y muñeca son las zonas más habituales de lesiones en el voleibol playa

Uno de los deportes más practicados durante el verano es el voleibol playa. Deporte en equipo, divertido y rápido, que permite a tanto a jóvenes como a adultos, pasar un rato divertido en la playa. Incluso sin tener grandes conocimientos sobre el juego. Pero por eso mismo no debemos olvidar las posibles lesiones en el voleibol playa.

Por ese motivo, antes de practicar el voleibol playa hay que realizar un calentamiento básico. Con ejercicios de estiramiento, esenciales para evitar tirones, desgarramientos y otras posibles lesiones en el voleibol playa. El calentamiento básico que se puede realizar para evitar males mayores es sencillo. Es bueno empezar con estiramientos de hombros, brazos, espalda y piernas atendiendo especialmente a las articulaciones.

Y es que, precisamente, debido a que el voleibol playa involucra movimientos repetitivos de arriba, como el remate y el bloqueo, los jugadores son propensos a tener lesiones en el hombro por uso excesivo. Y también debido a los movimientos rápidos que ciertas jugadas, como los saques, exigen en la articulación. El Soporte de hombro unilateral de Orliman ofrece termocompresión y soporte de la articulación. Así se consigue reducir las lesiones en el hombro y además alivia el dolor.

También las lesiones en el tobillo son las lesiones en el voleibol playa más comunes. Por ejemplo, los esguinces de tobillo. Por lo general, las lesiones en el tobillo pueden ser tratadas sin cirugía, con refuerzos y rehabilitación.  La Tobillera elástica con almohadillas en gel de Orliman suele ser muy útil. Está confeccionada en tejido elástico de punto transpirable sin costuras, lo que evita rozamientos molestos. Es muy resistente y suave y cuenta con un ajuste anatómico en 3D; además incorpora almohadillas visco-elásticas que redistribuyen la compresión del vendaje desde los maléolos prominentes hacia las partes blandas de alrededor.

Otra de las lesiones en el voleibol playa más comunes son las lesiones en la rodilla. Ocurren por dos motivos. En voleibol playa los jugadores suelen mantener las rodillas constantemente flexionadas. Eso les permite reaccionar más rápidamente, pero también produce bastante dolor. El otro motivo es cuando un jugador cae torpemente después de saltar. En estos casos es muy recomendable utilizar la Rodillera de rótula cerrada con articulaciones policéntricas de Orliman. Esta rodillera incorpora almohadilla visco-elástica en forma de anillo que dirige el control de la rótula y que, a modo de topes, evita o reduce los desplazamientos de ésta, en el sentido lateral superior o inferior. Durante el movimiento, la presión ejercida alrededor de la rótula sobre los tejidos blandos mejora intermitentemente el metabolismo celular y favorece la reabsorción de edemas, derrames y hematomas.

Además, los jugadores de voleibol playa son particularmente susceptibles a las lesiones en los dedos y a los esguinces en las muñecas (por movimientos forzados).  En este sentido, la Muñequera elástica graduable de Orliman ayuda a prevenir y a tratar una de las principales lesiones en el voleibol playa. Confeccionada en tejido elástico de punto transpirable, resistente y sin costuras evita rozamientos molestos y sujeta la muñeca con precisión.

El voleibol playa es un deporte muy completo y divertido. Pero como cualquier deporte, hay que tomar ciertas precauciones para prevenir lesiones en el voleibol playa y disfrutar con tus amigos.

 

Rehabilitación del hombro, ¿Cómo se producen las lesiones?

Rehabilitación del hombro, ¿Cómo se producen las lesiones?

En la rehabilitación del hombro hay que seguir las pautas del especialista Las soluciones ortopédicas son clave para una correcta rehabilitación del hombro

Las lesiones en el hombro constituyen en la actualidad del 8 al 13% de las lesiones deportivas. La mayoría de ellas son de origen traumático, golpes o caídas, aunque también la sobreutilización puede provocar pequeñas lesiones de repetición. Unas y otras van a requerir un diagnóstico preciso. Y seguir las pautas del especialista para la correcta rehabilitación del hombro.

Hay que tener en cuenta que el hombro es una articulación con unas características muy peculiares. La articulación del hombro tiene una movilidad superior a la de cualquier otra del cuerpo y con una amplitud de movimiento casi global. Se ahí la complejidad de su tratamiento y de la rehabilitación del hombro, una vez se presentan el dolor muscular en el hombro y las lesiones.

El riesgo de padecer lesiones en el hombro y su articulación varía según sea el tipo de actividad física que se practique.

Como norma general las lesiones en el hombro  son frecuentes en aquellos deportes donde se practican lanzamientos por encima de la cabeza, -como el béisbol, balonmano, vóley  y tenis-. También en aquellos deportes donde son imprescindibles grandes grandes rangos de movilidad con repeticiones muy frecuentes como en la natación.

¿Cuáles son las causas de las diferentes lesiones en el hombro ?

  • Deportes de contacto. Las lesiones traumáticas de hombro como fracturas (roturas óseas), luxaciones (salida del hombro de su espacio articular) y en algunos casos, roturas completas de tendones, como el del bíceps braquial, son las más comunes en los deportes de contacto, como el rugby, el baloncesto o el fútbol.
  • Deportes con riesgo de caída. Los problemas en la articulación del hombro, como fracturas en la clavícula o luxaciones, se asocian a deportes con alto riesgo de caídas (ciclismo, patinaje…). Éstas repercuten directamente en el funcionamiento del hombro.
  • Deportes con lanzamiento. Si a la patología producida por el contacto se le añade acciones de lanzamiento (balonmano, waterpolo…), pueden aparecer otras lesiones denominadas por sobrecarga o sobreuso. En estos casos lo más frecuente es el dolor muscular en el hombro.

Dada la complejidad y características especiales de las lesiones en el hombro , la inmovilización es el primer paso para la rehabilitación del hombro. Las soluciones ortopédicas son las más utilizadas en este tipo de lesiones. Su especialización ha avanzado mucho en los últimos años gracias a la innovación en nuevos materiales y productos. Veamos algunas de las recomendaciones de Orliman para la rehabilitación del hombro:

  • El Cabestrillo Pedriatico de Orliman. Ha sido diseñado pensando en la estatura y complexión de los niños de hasta 12 años. Tiene un sistema de cierre de microgancho. Se regula la longitud del tirante, adecuándolo a las necesidades de cada paciente. Además, su almohadilla acolchada protege a los más pequeños de incómodas presiones en el cuello y los hombros.
  • La banda cabestrillo pediátrico. Diseñada con un apoyo sobre el pecho, unido a un tirante que pasa por la parte posterior del cuello. Puede regularse y deja libre de contacto la zona del codo.
  • El soporte de hombro con cincha de brazo. Permite la libre actividad de las funciones del brazo. Su principal ventaja es que el paciente se lo puede colocar de forma autónoma con una sola mano. La tracción/suspensión del brazo se puede realizar optando por los diferentes modelos. Incluye en su interior relieve de silicona para evitar deslizamientos.
  • Cabestrillo Transpirable. Fabricado con tejido de panal en forma de bolsa para codo y antebrazo. Dispone de una banda de ajuste que permite regular la altura del brazo con almohadilla protectora de hombro en neopreno. Por su ergonomía y su tejido nos será de gran ayuda para soportar su uso prolongado, especialmente en los meses de calor.

 

 

Claves para mejorar el rendimiento deportivo

Claves para mejorar el rendimiento deportivo

La constancia y una buena pauta de trabajo ayuda a mejorar el rendimiento deportivo

Una buena alimentación y un buen descanso optimizan el rendimiento deportivo

Mejorar el rendimiento deportivo es el objetivo de muchas personas que practican deporte de manera habitual. Aunque la mayoría comienza a hacer ejercicio físico como un hobbie, muchos son a los que les entra el gusanillo y empiezan a tomárselo en serio. Y es cuando quieren mejorar su rendimiento. Para ello son clave tres aspectos: constancia, una buena alimentación y un buen descanso.

La constancia y la disciplina son fundamentales si quieres mejorar el rendimiento deportivo. Y para ello nada mejor que estar motivado. Fijarse objetivos, ir alcanzando metas permite exigirse más e ir renovando esfuerzos. Eso sí hay que tener claras dos cosas. Por un lado, hay que establecer unos días de trabajo, con unas pautas, y cumplirlas religiosamente. Y por otro, el incremento del esfuerzo debe hacerse de manera progresiva. Es mejor empezar por una carga suave y, poco a poco, ir subiendo la intensidad. Así actuamos en la prevención de lesiones. Por eso es recomendable contar con el apoyo de un profesional que planifique un entrenamiento adaptado a nuestro objetivo.

El segundo aspecto, una buena alimentación, te aportará más beneficios de los que piensas. La clave está en cuidar la alimentación durante todo el tiempo, no solo la de antes de una competición. Además, llevar una buena alimentación para mejorar tu rendimiento deportivo no te costará mucho. Solo hay que prestar atención a que te aporte energía, así como los nutrientes necesarios para un buen mantenimiento y reparación de los tejidos. Y también para mantener y regular el metabolismo corporal. Y no te olvides de una correcta hidratación, para optimizar al máximo tu rendimiento deportivo.

¿Qué alimentos son los mejores?

  • Aportan hidratos de carbono, proteínas y hierro.
  • Proporcionan hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales.
  • Verduras y frutas. Aportan vitaminas, minerales y fibra. Además nos ayudan a hidratarnos por su alto contenido en agua.
  • Pescados, frutos secos y aceite de oliva. Todos ellos contienen ácidos grasos esenciales, que son una gran fuente de energía. Son antiinflamatorios y antioxidantes. También son beneficiosos para reducir la fatiga, en la prevención de lesiones y ayudan a la recuperación.

Dormir bien es la tercera clave para mejorar el rendimiento deportivo. Tras una intensa actividad física, el cuerpo necesita reponerse y coger fuerzas para el siguiente esfuerzo. Hay que cargar los depósitos de energía. Y regenerar los músculos y tejidos que se hayan podido dañar. Y si no tienes un buen descanso, eso no ocurrirá. Es más, te sentirás fatigado y eso puede provocar problemas de salud. Además de empeorar tu rendimiento deportivo.

Y cuando hablamos de un buen descanso, no solo nos referimos a dormir entre 7 y 9 horas diarias. Una breve siesta (20-30 minutos) ayudará a que descanse cuerpo y mente. ¿Cómo? Una siesta combate el estrés, disminuye la fatiga física y mental y aumenta el rendimiento deportivo. Es un buen complemento a dormir bien por la noche.

Además, para que nada te pare en tu propósito, tienes a tu disposición la línea de productos Orliman Sport. Tanto para la prevención de lesiones como para que una lesión o molestia no te frene en tu actividad y práctica deportiva diaria. Así podrás continuar con tu plan para mejorar tu rendimiento deportivo. Diseñados para la rehabilitación y prevención de sobrecargas, lesiones, fracturas o esguinces en brazo, mano, muñeca, pierna, rodilla, pie, tobillo, tronco y espalda, los productos de Orliman Sport te ayudarán en tu objetivo.

Prevención de lesiones, por qué es importante ganar masa muscular

Prevención de lesiones, por qué es importante ganar masa muscular

Un sistema muscular en forma es clave en la prevención de lesiones y problemas de salud

Los nutrientes de muchos alimentos ayudan a ganar masa muscular y también en la prevención de lesiones

Dejando un a lado las modas y exigencias del mercado publicitario, el verdadero “culto al cuerpo” debería tener como principal objetivo la obtención de importantes beneficios para nuestra salud. Un sistema muscular en buena forma ayuda en la prevención de lesiones, evita errores posturales, reduce peso y regula el equilibrio del organismo. En Orliman apostamos por trabajar desde la prevención. Proteger la masa muscular y evitar desgarros o lesiones más graves es clave para mantener una buena calidad de vida.

Pero, ¿cómo podemos ganar masa muscular? Además de realizar ejercicios para ganar masa muscular, la alimentación y el descanso son claves en ese objetivo.

El ejercicio físico es beneficioso para nuestro organismo. Al fortalecer los tejidos conectivos y los músculos, la densidad ósea aumenta y se reduce el riesgo de lesión. Y además reducimos las probabilidades de contraer osteoporosis.

Si a lo largo de nuestra vida no hemos sido demasiado constantes y regulares con el ejercicio físico, a partir de los 40 podemos perder hasta un 8% de masa muscular. Pérdida que aumentará hasta un 15% a medida que nos acercamos a la década de los 60, si no hacemos ejercicios para ganar masa muscular.

Es importante practicar algún deporte o rutina físico deportiva para ganar lograr este objetivo. Pero no menos importante es que sea un profesional quien valore nuestro estado de forma y planifique un entrenamiento adaptado a nuestras necesidades, metas y limitaciones.

Por su parte, alimentarse de forma consciente, para que tus músculos estén en forma y tengan todos los nutrientes que necesitan aporta numerosos beneficios. Una buena alimentación y tonificación muscular nos ayudará en la prevención de lesiones. Pero también a evitar la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Estos son los alimentos para aumentar la masa muscular más recomendados:

  • Espinacas. Contienen una fuente notable de glutamina, un aminoácido importante para el desarrollo de masa muscular magra. También ayuda a aumentar la resistencia y el tono muscular.
  • Lácteos bajos en grasa. Son una valiosa fuente de proteína de origen pero conveniente escoger versiones desnatadas o bajas en grasa.
  • Huevos. Alimento considerado uno de los más completos por la gran cantidad de nutrientes que contiene y el equilibrio de los aminoácidos de su proteína.
  • Carnes blancas. Comiendo carnes blancas, además de ganar músculo estaremos evitando las grasas saturadas de las carnes.
  • Legumbres. Las legumbres nos aportan, además, magnesio que contribuye a reducir los temidos calambres. Y fibra, la falta aumenta el riesgo de padecer contracturas musculares.
  • Atún. Es uno de los alimentos constituido casi exclusivamente por proteínas, se metaboliza con facilidad y es un aliado perfecto para aumentar masa muscular. Favorece la recuperación de los músculos lesionados y reduce el riesgo de rampas.
  • Frutos secos. Los frutos secos con mayor contenido en proteínas son los cacahuetes, las nueces y las almendras. Su contenido en magnesio, los convierte en básicos para la prevención de lesiones.
  • Boniato. El boniato asado es una buena forma de obtener potasio, imprescindible para ganar masa muscular. Además, ayuda a mantener el equilibrio hídrico del cuerpo, el impulso nervioso y la contracción muscular.
  • Plátano. Es uno de los alimentos para aumentar la masa muscular imprescindibles. Contiene tres nutrientes fundamentales para los músculos: potasio, magnesio y calcio. Resulta de gran ayuda para prevenir los espasmos.
  • Aguacate. Un aguacate te aporta aproximadamente 1.000 miligramos de potasio.
  • Cítricos. Su vitamina C es necesaria para fabricar el colágeno que está presente en las fibras musculares y las mantiene elásticas.

Finalmente, el descanso es uno de los factores principales que hacen posible el aumento de la masa muscular. Durante el periodo de entrenamiento, el sistema muscular se deteriora, pero es en la fase de descanso cuando este evoluciona. Lo ideal es entrenar 3 o 4 días a la semana, dejando un día de descanso entre medio.  Además, dormir bien es clave para recuperar el sistema muscular. Mientras dormimos, se segrega la hormona de crecimiento. Su función es sintetizar las proteínas, principal macronutriente en la regeneración de tejidos musculares.

Apuesta por una vida activa, las consecuencias del sedentarismo

Apuesta por una vida activa, las consecuencias del sedentarismo

Una de las consecuencias del sedentarismo son los problemas cardiovasculares y el mayor riesgo de padecer cáncer

La depresión o la apatía pueden ser consecuencias del sedentarismo

Sabemos que un estilo de vida saludable conlleva abandonar el sedentarismo. Pero ¿sabemos realmente que es llevar una vida sedentaria? ¿Conocemos las consecuencias del sedentarismo? A tenor de los datos de la Organización Mundial de la Salud, no. Al menos un 60% de la población no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. Además, España es uno de los cuatro países más sedentarios de Europa.

Las consecuencias del sedentarismo son más graves de lo que podemos llegar a creer. Casi todo el mundo sabe que la falta de ejercicio fomenta el sobrepeso y la obesidad. Eso significa un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II e hipertensión arterial. Además, una persona sedentaria tienen entre un 20 y un 30% más de posibilidades de morir de forma prematura. Y en el caso de las mujeres, los efectos de la menopausia pueden afectar más.

Por si no fuera poco, una de las consecuencias del sedentarismo es que aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. Como en el endiometro, en el intestino o en los pulmones, según una investigación de la Universidad de Ratisbona (Alemania).

A las consecuencias físicas se unen las psicológicas. Practicar ejercicio físico de manera regular ayuda a evitar caer en depresión o en ansiedad. Además de ser un gran liberador del estrés. También se consigue reducir la apatía y el embotamiento afectivo. Y llevar una vida activa ayuda a prevenir determinadas enfermedades neurodegenerativas.

Así que la opción de elegir entre una vida activa y una vida sedentaria está clara. Hay que dejar de ser una persona sedentaria y ponerse las pilas. Y no hace falta que te lances a hacer deporte sin parar. Con cambiar algunas rutinas diarias es suficiente. Llevando a cabo pequeños gestos será más fácil cumplir con la recomendación de la OMS de dedicar un mínimo de 150 minutos semanales para practicar una actividad física moderada.

Por ejemplo, tomemos como base las recomendaciones de la Fundación Española del Corazón para dejar de lado la vida sedentaria:

  • Dedica 30 minutos al día a dar un paseo tranquilo. Además hay trayectos que podemos hacerlos andando en lugar de coger el coche. O si vas en transporte público, bájate un par de paradas antes.
  • Las escaleras son tus amigas. Deja el ascensor para quien de verdad lo necesita y sube por las escaleras.
  • Aprovecha el carril bici. Ahora que hace buen tiempo, ¿por qué no ir en bici al trabajo? Además así contaminas menos.
  • Visitas guiadas. Seguro que en tu ciudad o en los alrededores se hacen visitas guiadas, rutas de senderismo, excursiones… Apúntate y disfruta.
  • Si estás en casa, olvida el sofá. Baila, ponte videos de ejercicios sencillos, mira la tele desde una bici estática… busca una excusa para no quedarte sentado en el sofá.
  • En la oficina también busca una excusa para moverte. Levántate de la silla y anda para llevar documentos, hablar por teléfono o conversar con un compañero… así evitarás estar todo el tiempo sentado.

Estos son algunos consejos para que elegir entre una vida activa y una vida sedentaria sea fácil. Eso sí, hazlo de manera gradual, con objetivos realistas para no perder la motivación y marcándote retos semanales. Así evitaremos las consecuencias del sedentarismo. Y nos sentiremos mucho mejor, tanto física como mentalmente.