Calzado terapéutico, alivia y previene dolencias en los pies

Calzado terapéutico, alivia y previene dolencias en los pies

El calzado terapéutico ofrece múltiples beneficios para aliviar enfermedades

Muchas personas deben usar calzado terapéutico para aliviar enfermedades y problemas en los pies. Y no solo en los pies, sino también en otras articulaciones como las rodillas o la columna vertebral.

Calzado terapéutico garantiza comodidad, protección y confort

El calzado terapéutico es beneficioso para prevenir y evitar que esos problemas se agraven. Por ello en Orliman hemos creado la línea Orliman Feetpad.

Se adapta a la morfología del pie y garantiza la comodidad, protección y confort, disminuyendo las molestias.

Pies anchos, dedos de martillo, dedos en garra, callos, hallus valgus o juanetes, edemas postoperatorios en los pies, metatarsalgia, pie diabético, pie reumático y/o artrítico, úlceras… son muchas las dolencias que afectan a los pies. Unas dolencias que, en muchas ocasiones, si no se tratan a tiempo pueden agravarse con la edad. Por eso el uso de calzado terapéutico está especialmente recomendado para personas mayores.

Estas personas deben prestar una mayor atención al cuidado de los pies. Tal y como señala el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, es esencial para su salud y para prevenir patologías que pueden llegar a afectar su movilidad.

¿Qué beneficios aporta el uso del calzado terapéutico?

  • Comodidad y confort. Este tipo de calzado permite andar sin notar las molestias. Eso se debe a que están confeccionados para ofrecer una mayor amortiguación.
  • Al estar diseñado con una caña un poco más alta, ofrece un buen soporte al pie y aporta una mayor estabilidad. Así se reduce la posibilidad de sufrir otras lesiones. Y mejora la capacidad de las personas para andar.
  • Las suelas de este calzado están diseñadas para ofrecer un agarre máximo a la superficie, evitando así peligrosos resbalones y caídas.
  • Mejoran la circulación sanguínea. Algo fundamental para personas con pie diabético o con edemas postoperatorios por ejemplo.
  • Mejoran la alineación de la columna vertebral. Así se alivian muchos dolores de pies, espalda o articulaciones.
  • El calzado terapéutico es amplio, para que los dedos puedan moverse y evitar roces y deformidades. Además, se reducen al máximo las presiones. Y eso permite incorporar una plantilla ortopédica si es necesario.
  • Se adaptan a la morfología del pie. Por ejemplo, los zapatos de Orliman Feetpad cuentan con un sistema de cierre ajustable con velcro, para facilitar su adaptación y su colocación.
  • El tejido absorbe la humedad y mantiene los pies a una temperatura confortable.

Orliman Feetpad es una línea de calzado terapéutico que destaca por su calidad y su confort

Orliman Feetpad te ofrece un calzado que se adapte a tus necesidades cuando aparecen problemas en los pies.  Pueden ser dolencias leves como pies anchos, hallus valgus o juanetes, dedos de martillo, metatarsalgia o más graves como el pie diabético.

En todos esos casos necesitamos un calzado que alivie el dolor, no nos haga más daño y nos resulte cómodo en nuestro día a día. La línea Orliman Feetpad se adapta a cualquier patología y son muy confortables y resistentes. Además están elaborados con materiales de calidad que evitan la aparición o proliferación de heridas y rozaduras, asegurando el bienestar de los pies.

Deja un comentario