Calzado postoperatorio, protege y cuida tus pies

Calzado postoperatorio, protege y cuida tus pies

Después de una cirugía en el pie, debido a un dedo de martillo, juanetes o enfermedades de la uña, lo principal es proteger la zona y dar confort a esa articulación. Por ello es conveniente el uso de un calzado postoperatorio. Este calzado ayuda a la recuperación y es un elemento fundamental del tratamiento de rehabilitación. Con estos productos ortopédicos se consigue proteger la zona de roces, mantener el pie en la posición adecuada durante la recuperación y permite desempeñar las actividades diarias.

El calzado postoperatorio debe ofrecer comodidad y confort

La comodidad y el confort son fundamentales después de una cirugía. Y más en el pie, donde usar un calzado adecuado puede ayudar a reincorporarte más rápidamente a tu día a día. Por ello, el uso de un calzado postoperatorio es clave ya que a la comodidad se unen otras ventajas como que con ellos se evitan rozaduras, son transpirables y ayudan a aliviar el dolor.

Además, el calzado postoperatorio o terapéutico es flexible y normalmente de ancho especial, para que no presionen las zonas tratadas, y está realizado con materiales de calidad para asegurar el bienestar de los pies. A ello se une que permiten la colocación de otros productos ortopédicos, como plantillas, para que el paciente pueda seguir el tratamiento adecuado.

El uso de un calzado terapéutico o postoperatorio también ayuda a reducir el tiempo de recuperación, ya que ayuda a asentar el pie más rápido y a estabilizarlo. Además permite iniciar el tratamiento de rehabilitación antes, ya que con el calzado postoperatorio es posible realizar movimientos y esfuerzos limitados con seguridad.

Calzado diseñado y fabricado para aliviar el dolor en los pies

Un ejemplo de estos productos ortopédicos es la línea Feetpad de Orliman. Su calzado postoperatorio está diseñado y fabricado para aliviar el dolor en los pies tras la cirugía en la zona. Además evita la aparición y proliferación de heridas o rozaduras, que pueden provocar lesiones y ralentizar la recuperación. También ayuda al tratamiento ya que permite reanudar la marcha y mejorar en el día a día.

Dentro de esa línea, el calzado terapéutico Franki es perfecto para pies operados. Es un calzado postoperatorio que ofrece gran confort a los pies sensibles. Y su sistema de cierre almohadillado se adapta a todos los anchos de los pies. Además su tejido exterior es ligeramente elástico para una mejor adaptación. Otra de las ventajas de Franki es que es repelente al agua. Y cuenta con un sistema de cierre con dos lengüetas que permiten una apertura completa. Y como son ergonómicas se adaptan perfectamente al empeine del pie.

El calzado terapéutico Franki está indicado especialmente para el tratamiento postquirúrgico de enfermedades de la uñadedos de martillo o en garra o juanetes. Además, es perfecto para pies muy anchos o empeines pronunciados. También si llevas vendajes gruesos o para pie reumático o artrítico.

La salud de tus pies es muy importante. Por eso hay que hacer bien la recuperación después de una intervención quirúrgica. Usar un calzado postoperatorio ayudará a que esa recuperación se haga bien y sea más rápida. Además aliviará el dolor y las molestias que puedas sufrir.

Deja un comentario