Aplastamiento vertebral ¿cómo se produce?

Aplastamiento vertebral ¿cómo se produce?

El aplastamiento vertebral suele aparecer por el efecto de una fuerza muy intensa (como una caída de altura o un accidente automovilístico). También pueden surgir por una pérdida de densidad ósea (osteoporosis) o porque se hayan debilitado por alguna otra enfermedad (tumores).

Este aplastamiento vertebral provoca que la parte anterior del cuerpo vertebral adquiera forma de cuña y el tejido óseo se comprima. En la mitad de los casos afecta a una de las últimas vértebras dorsales o las primeras lumbares.

Efectos de una fractura vertebral grave

El principal síntoma de una fractura vertebral grave es el dolor, que puede ser muy intenso y además empeora con el movimiento. Además, si la médula espinal resulta afectada también puede aparecer entumecimiento y debilidad, que puede extenderse a los brazos y piernas.

Dependiendo de la gravedad de la fractura pueden causar parálisis o reflejos anormales.

A causa de ese dolor, se limita la movilidad y se adoptan posturas defensivas, lo que puede provocar contracturas musculares. A ello se une que el estrés que genera en la columna puede provocar fracturas en las vertebras vecinas. Entonces sentimos que nos falta capacidad para respirar. Y complica poder realizar actividades diarias sencillas.

Fractura vertebral grave: tratamiento del aplastamiento vertebral

Aunque la mayoría de los casos de una fractura vertebral grave suelen ser debido a la osteoporosis, también pueden aparecer por un aplastamiento vertebral o por un tumor. En el caso de la osteoporosis, el reposo, los analgésicos y el uso de un corsé suelen ser suficientes. Además, los medicamentos para tratar la osteoporosis pueden ayudar a prevenir fracturas futuras. Cuando la causa es un tumor, hay que recurrir a la cirugía.

En el caso de una fractura por aplastamiento, el tratamiento debe comenzar con el alivio del dolor, reposo y la estabilización de la columna para evitar una lesión mayor.

La mayoría de los casos de una fractura vertebral grave se pueden tratar con productos ortopédicos durante unas semanas (entre 6 y 12 dependiendo de la gravedad). Así se consigue mantener la alineación de la columna, además de inmovilizarla y controlar el dolor. Gradualmente hay que ir aumentando la actividad física y cuando el especialista lo indique iniciar la rehabilitación. Si no se produce curación o mejora hay que plantearse la opción de la cirugía.

Productos ortopédicos para una fractura vertebral grave

En el caso de los productos ortopédicos que se pueden utilizar, en Orliman recomendamos el Marco de hiper-extensión Jewett con adaptación esternal tridimensional. En su versión normal o corto. Este producto ayuda en el tratamiento de la fractura vertebral grave estabilizando y restringiendo los movimientos de la columna vertebral. Además, gracias al sistema de tres puntos de apoyo (suprapúbico, dorsolumbar y esternal) permite la hiperextensión de la columna vertebral. A ello se une el alivio del dolor y la descarga mecánica de los cuerpos vertebrales de la zona torácica baja y lumbar alta.

El marco de hiper-extensión Jewett de Orliman se adapta al cuerpo del paciente, minimizando los impactos dolorosos que este tipo de productos ortopédicos suelen causar. Así se evita que el paciente no siga correctamente el tratamiento prescrito. Por ejemplo, para una sedestación más cómoda, el marco cuenta con un apoyo pélvico basculante. Todas las protecciones superiores están confeccionadas en un tejido foamizado y termoconformado para ofrecer un mayor confort. Y es fácil de utilizar y colocar, gracias a su sistema de cierres y fijación en microgancho.

Un diagnóstico temprano es el método más efectivo para tratar una fractura vertebral grave. Por ello, informa de inmediato a tu médico acerca de cualquier dolor de espalda nuevo o inusual.

Deja un comentario