tobillera elástica graduable

10 consejos para un esguince de tobillo mal curado

El esguince de tobillo es una de las lesiones más comunes. Y suele ser muy normal encontrar a personas con un problema crónico por no haber curado bien el primero que padecieron. Estas personas tienen un dolor residual bastante molesto. El mejor tratamiento de un esguince de tobillo crónico es sujetar la zona con una tobillera elástica graduable como las de Orliman. Además de realizar masajes en la zona y fortalecer los músculos.

Cómo curar un esguince de tobillo, ¿para qué sirve la tobillera elástica graduable?

Un esguince de tobillo viene provocado por un mal apoyo del pie o por un giro forzoso de la articulación. Esto provoca un desgarre parcial o total de los ligamentos, que son los que estabilizan la articulación. Los síntomas de un esguince de tobillo son la dificultad para caminar, hinchazón, moratones y el dolor acusado.

Es fundamental tratar el esguince y no esperar a que se cure solo. Llevar a cabo un buen y constante tratamiento de un esguince de tobillo puede evitar el riesgo de sufrir otro (ese riesgo es mayor en los doce meses siguientes al esguince inicial). Además, un esguince mal curado puede provocar un mal funcionamiento de la rodilla, lumbalgias o cervicalgias. Y puede ser necesaria una intervención quirúrgica para curarlo definitivamente.

¿Cómo se puede tratar un esguince mal curado?

  • Protege la zona. La tobillera elástica graduable de Orliman es una buena opción cuando estés en movimiento. Proporciona un ajuste personalizado gracias a su banda elástica graduable. Además, esta tobillera elástica graduable cuenta con diversas tallas, dependiendo del diámetro del tobillo, para poder ofrecer una mayor sujeción. La tobillera elástica graduable de Orliman está confeccionada con un material transpirable, ligero, resistente y suave. Otra opción es la Tobillera de neopreno con vendaje cruzado, pensada para ligeros esguinces y recidivas. Esta tobillera ofrece termocompresión, estabilización y una mayor sujeción, gracias a la banda elástica.
  • Acude al médico. Él podrá establecer el grado del esguince y con eso el mejor tratamiento de un esguince de tobillo.
  • Rehabilitación y fisioterapia. En función del grado se deberán hacer diferentes ejercicios de fortalecimiento de la zona.

Grados de esguince de tobillo, ¿cuándo usar la tobillera elástica graduable?

Grado I de esguince de tobillo

Conocer el grado del esguince es fundamental para saber el tratamiento de un esguince de tobillo a aplicar. Si es de grado 1 solo hay una pequeña distensión del ligamento sin desgarro. Es menos doloroso y con una tobillera elástica graduable y reposo se podrá curar rápidamente.

Grado II de esguince de tobillo

Si el esguince es de grado 2 es que ya hay desgarro y, en algunos casos, puede ir acompañado de una rotura ósea. Hay que inmovilizar la zona, guardar reposo y después comenzar la rehabilitación, aunque tardará más en recuperarse. En ambos casos hay que seguir las indicaciones del médico porque si no tendremos un esguince mal curado y aparecerán los problemas.

Grado III de esguince de tobillo

Para saber si se tiene un esguince de grado 3, uno de los síntomas de un esguince de tobillo es que se produce una intensa inflamación muy rápidamente. Para curarlo es necesario recurrir a la cirugía.

Y como en muchas otras lesiones, la mejor manera de prevenir un esguince de tobillo o una recidiva. Sobre todo si practica algún deporte. Fortalecer la zona, utilizar una tobillera elástica graduable al hacer ejercicio para sujetar el tobillo y realizar estiramientos es el mejor modo de proteger y prevenir estas lesiones.

Deja un comentario